Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


San Jacinto es una de las parroquias con más solera de Triana; la misma es regentada por los frailes dominicos.

En tiempos, San Jacinto también fue de las parroquias más cofrades de Sevilla; de hecho, bajo su techo se cobijaban hermandades como la Esperanza de Triana, las Aguas, la Estrella y la hermandad del Rocío de Triana. Una a una fueron saliendo de allí por desavenencias con los frailes, siendo la última la Estrella, en el año 1.976 – dicho sea de paso, $la Virgen de la Estrella es una de las más hermosas de Sevilla -.

Esta Semana Santa por desgracia ha sido una Semana Santa pasada por agua, lo que dio lugar a que el Domingo de Ramos, algunas hermandades – entre ellas la mía -, no pudieran procesionar: la Estrella, gracias a Dios, si pudo salir.

La capilla que actualmente ocupa esta hermandad se encuentra, precisamente, enfrente de la parroquia de San Jacinto. Es de dimensiones reducidas y la gran cantidad de nazarenos con los que cuenta esta corporación les impide formar correctamente en las dependencias de la hermandad. Este año, además, como ya he dicho, la lluvia ha sido otro inconveniente más.

Según cuenta en su blog, la periodista Laura Contreras, este año se intentó que los frailes acogieran en sus dependencias a los hermanos de la Estrella para que pudiesen organizar la cofradía, cosa a la que se negaron, como era de esperar, ya que los dominicos de San Jacinto no quieren ver a una cofradía ni en pintura. Mi padre, que durante muchos años vivió en la calle San Juan, me contaba que lo que pasaba era que los frailes eran comunistas – entiéndase en sentido castizo, no literal, es decir, que se oponían a lo mandado por la Iglesia. Yo, desde luego, no soy nadie para quitarle la razón a mi padre -.

El párroco de San Jacinto, Jesús Duque, se ha desahogado en el blog de la susodicha periodista, justificando las razones por las que no quiere tener cuentas con las cofradías, especialmente con la Estrella. El sacerdote dice lo siguiente:

“Esta comunidad, para bien o para mal, es dueña legítima de la parroquia y desea celebrar su Fe a su estilo, con su comunidad cristiana”, explica Jesús Duque, párroco de San Jacinto. Este fraile de 65 años me recibe con un ligero caminar en el salón parroquial de su casa, donde toda la comunidad de frailes y los grupos parroquiales (Cáritas, catequesis, grupos matrimoniales) tomaron la decisión democráticamente. “Si no me hubieran apoyado, yo automáticamente lo dejo todo y me voy a otro sitio”, asegura.

(…)

“De San Jacinto salían las cofradías de la Esperanza de Triana, La Estrella, Las Aguas y la hermandad de gloria de El Rocío”, recuerda el párroco. “Y a finales de los 70 se produjo el conflicto cuando comenzamos a ser consecuentes con la nueva orientación de la Iglesia”, continúa. Los frailes dominicos como Duque no aprueban la razón de ser de las hermandades como “asociaciones de creyentes para dar culto a una imagen”. “¡Pero si nuestro culto es la Eucaristía!”, exclama. Las cuatro cofradías tuvieron entonces que buscarse otro sitio.

“No estoy en contra de la celebración, porque soy consciente de lo importante que es para el turismo de Sevilla esta fiesta. Pero me escandaliza lo que hay detrás de todo esto que llaman ‘religiosidad popular’ ”. El párroco se refiere a, por ejemplo, la “fortuna que se gastan en poner un paso en la calle, cuando hay personas que no tienen cubiertas las necesidades básicas”, desaprueba las referencias militares en las cofradías o el “anacronismo teológico” latente en la estética de las procesiones en pleno siglo XXI. “Mi Jesús de Nazaret, camino del Calvario, de bordados llevaba poco”.

El conflicto no surgió sólo por diferencias teológicas, sino también por el espacio y tiempo que las hermandades acaparaban. Esto afectaba al desarrollo normal de la actividad de la parroquia, sobre todo en esta semana de mayor afluencia de fieles a la iglesia. “Entiendo que formas para celebrar la Fe como lo hacen en La Estrella hay un montón de sitios en Sevilla, pero como lo hace San Jacinto a lo mejor no hay tantos”, dice el dominico. “Y puedo rezar porque la hermandad de La Estrella sea la más, pero también voy a rezar porque la parroquia de San Jacinto siga siendo fiel a sí misma”.

Como se puede comprobar, el desprecio de los frailes a las hermandades no es más que una consecuencia. El problema no es ese. Ni siquiera ese concepto depauperado de Iglesia en la que las decisiones se toman democráticamente. No. Ni siquiera la manipulación que hace en la entrevista de la Eucaristía, usándola de coartada como culto supremo, cuando la foto nos muestra que el cáliz donde consagra el Sanguis está hecho de material cerámico. La raíz profunda del problema es la apelación que hace a la nueva orientación que la Iglesia estaba tomando en los años setenta y la necesidad que tuvieron de ser consecuentes.

¿Tantos y tantos estuvieron equivocados, interpretando incorrectamente los textos conciliares?

Que sobre los mismos se ha hecho una interpretación interesada es innegable, ahora bien, que todo haya sido ideología, hay que demostrarlo. Quizás también en los propios textos se encuentre una explicación de lo que ocurrió después y todavía sufrimos.

Los dominicos de San Jacinto son otro producto más de los terribles años postconciliares.

Que la Virgen de la Estrella nos ampare.

Visitas: 1898

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Araceli Luque en abril 24, 2012 a 2:48pm

Bueno este Sr. tiene todo el derecho de expresar su opinion, pero yo tambien, y me gustaria recordarle que el resto del año, hay 51 semanas en las que las hermandades llevan a cabo una labor callada, donde las imagenes reciben culto en la iglesia, donde la Eucaristia es celebrada cada dia en completo orden y donde se lleva a cabo una labor de ayuda al que lo necesita.  Que la Semana Santa se usa como reclamo !pues si! y le recuerdo que a ello dio pie el Concilio de Trento, que autorizo la fiesta barroca y las imagenes como contrapartida ante los protestantes.  Pues claro que Jesus no llevaba oros ni bordados, pero le recuerdo que los grandes padres de la Iglesia asocian lo divino con la LUZ y el BRILLO dorado.  en fin Sr. parroco le deseo lo mejor, pero negarle a alguien el asilo para que no se moje esta fuera de toda CARIDAD CRISTIANA.  que Dios le bendiga.

Comentado por Conchita D. -Triana- en abril 23, 2012 a 11:22pm

“Entiendo que formas para celebrar la Fe como lo hacen en La Estrella hay un montón de sitios en Sevilla, pero como lo hace San Jacinto a lo mejor no hay tantos”, dice el dominico.

Después de leer este párrafo se me ocurre que quizás este Dominico debería cerciorarse antes de hablar si en las Hermandades solo se tiene como fin sacar los pasos a la calle en Semana Santa. Debería saber (al menos por cercanía) que también se celebra la Eucaristía como culto principal, que con el dinero que se pone un paso en la calle, comen diversas ramas laborales, que existe la bolsa de caridad y durante todo el año se atienden necesidades, en definitiva que se va de ligero al hablar de hermandades.

Sigue diciendo que "El conflicto no surgió sólo por diferencias teológicas, sino también por el espacio y tiempo que las hermandades acaparaban."  Pero se le olvida decir que de lo que recaudaban las hermandades la Comunidad de Dominicos se llevaban el 50%, con lo cual éstas se las veían y deseaban con el tema económico. Me acuerdo perfectamente cuando, precisamente, la Hermandad de la Estrella pedía que el Domingo de Ramos por la mañana lleváramos cada persona que pudiera un clavel rojo para el paso del Cristo de las Penas. Creo que más claro que no se puede hablar.

Comentado por Isaac García Expósito en abril 23, 2012 a 10:53pm

Carlos José Romero Mensaque: su comentario no se ha publicado porque, sencillamente, tengo activada la opción de moderación de los comentarios. Como comprenderá, no estoy todo el día pegado al ordenador y hasta que no los veo, no salen publicados. No hay más.

Por otro lado, las declaraciones del dominico son estremecedoras y son un muestrario de la crisis que atraviesa la Iglesia. Ni más ni menos. 

Lo que es irritante es cómo se olvida el desarrollo de la doctrina de católica y se vuelven a caer una y otra vez en los errores. El Papa Pío XII en la Encíclica Mediator Dei dice:

"45. Si la piedad privada e interna de los in­dividuos descuidase el augusto sacrificio del altar, y se sustrajese al influjo salvador que ema­na de la Cabeza a los miembros, esto sería, sin duda, reprochable y estéril; pero cuándo todos los consejos y actos de piedad que no son es­trictamente litúrgicos fijan la mirada del alma en los actos humanos, únicamente para dirigir­los a nuestro Padre, que está en los cielos; para estimular, saludablemente a los hombres á la penitencia y al temor de Dios y para; una vez arrancados de los atractivos del mundo y, de los vicios, conducirlas felizmente por el arduo camino a la cima de la santidad, entonces son no solamente loables, sino necesarios, porque des­cubren los peligros de la vida espiritual,  nos mueven a la adquisición de la virtud y aumentan el fervor con que todos debemos, dedicarnos al servicio de Jesucristo." (MD 45)

Señalando previamente lo siguiente:

"41. A este propósito, Venerables Hermanos, deseamos que dediquéis vuestra atención a las nuevas teorías sobre" la piedad «objetiva», las cuales, al esforzarse en poner de manifiesto el misterio del Cuerpo místico, la realidad efectiva de la gracia santificante y la acción divina de los sacramentos y del sacrificio eucarístico, tratan de posponer o hacer desaparecer la piedad «subjetiva» o personal.

 

42. En las celebraciones litúrgicas, y en particular en el augusto sacrificio del altar, se continúa sin duda la obra de nuestra redención y se aplican sus frutos. Cristo obra nuestra salvación cada día en los sacramentos y en su sacrificio, y por medio de ellos continuamente purifica y consagra a Dios el género humano. Por tanto, esos sacramentos y ese sacrificio tienen una virtud «objetiva», con la cual hacen partícipes a nuestras almas de la vida divina de Jesucristo. Tienen, pues, no por nuestra virtud, sino por virtud divina, la eficacia de unir la piedad de los miembros con la piedad de la Cabeza, y de hacerla en cierto modo acción de toda la comunidad.

 

43. De estos profundos argumentos concluyen algunos, que toda la piedad cristiana debe consistir en el misterio del Cuerpo Místico de Cristo, sin ninguna consideración del elemento <personal> o <subjetivo>; y por esto creen que se deben abandonar todas las prácticas religiosas que no sean estrictamente litúrgicas y se realicen fuera del culto público.

Todos, sin embargo, podrán darse cuenta de que estas conclusiones acerca de las dos especies de piedad, aunque los principios arriba expuestos sean óptimos, son completamente falsas, insidiosas y dañosísimas" (MD 41 - 43).

Creo que está bastante claro.

Comentado por Conchita D. -Triana- en abril 23, 2012 a 10:38pm

¿Que no están en contra de las Hermandades los Dominicos de San Jacinto? Pues solo me remito al tiempo en que estuvieron las hermandades que se cita en el post, y que una a una salieron de allí en cuanto pudieron. Por poner un ejemplo, los últimos momentos de la Estrella en San Jacinto: Tenian que montar los pasos el sábado antes del Domingo de Ramos para que no estorbaran. Y no estamos hablando de un templo de  reducidas dimensiones.

Comentado por César en abril 23, 2012 a 10:06pm

Está claro que no todos son partidarios de las cofradías. Me suena haber oído de algun párroco de alguna barriada nueva que ponía como condición ante la obra de la nueva parroquia, que no cupiese un paso de Semana Santa por la puerta.

(A lo mejor eso pensaron cuando se hizo San Esteban, y mira...)

Comentado por Joan Luque Cabecerans en abril 23, 2012 a 5:39pm

Pues yo creo que razón al Padre no le falta, si bien podria ser más tolerante

Comentado por TACITA DE PLATA en abril 23, 2012 a 5:09pm

y porque cambiasteis de orientacion a finales de los 70 picha y no antes? ademas ese no es motivo para no dar cobijo al necesitado cuando hace falta.lo de este domingo ramos ha sio lamentable y no tiene perdon de dios.precisamente.

Comentado por Carlos José Romero Mensaque en abril 23, 2012 a 2:52pm

Lamento mucho que no se haya publicado mi comentario. Me imagino que no interesa un punto de vista diferente, pero en conciencia debo decir que se han sacado de contexto las palabras de Fray Jesús, como se puede apreciar si se va a las fuentes. Los Dominicos de San Jacinto hacen una gran labor en la parroquia y asisten a muy diversas causas en favor de los más desfavorecidos. Me consta que no están en contra de ninguna realidad eclesial y menos de las hermandades, aunque en su plan pastoral no han podido contar con las que pertenecen a la parroquia porque existen unos prejuicios a los que los cofrades prefieren acogerse en vez de integrarse en la comunidad parroquial. El caso de que sean los representantes del distrito municipal y no la Hermandad la que se dirija al párroco es bien significativo.

Espero que acabe esta campaña mediática que sólo consigue quebrantar nuestra unidad eclesial y se respete a una Orden tan importante como la de Predicadores que ha realizado y realiza innumerables servicios a la Iglesia.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio