Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Los pasos e imágenes desaparecidos en Sevilla capitulo IV

Los pasos e imágenes desaparecidos en Sevilla capitulo IV.

En este cuarto capitulo de pasos e imágenes desaparecidos en Sevilla me gustaría comenzar con la querida hermandad de Jesús Despojado.

Hermandad de Jesús despojado.


Aunque existió una iniciativa de varios cofrades en el seno de una hermandad de Gloria, la de la Santa Cruz y Nuestra Señora del Rosario, de la Resolana (hoy fusionada con la cofradía penitencial del Cristo de las Aguas) en el año 1927, lo cierto es que no cabe referirse documentalmente a la fundación de esta Hermandad hasta diez años después y en un marco y circunstancias totalmente distintos.


Uno de aquellos promotores era el presbítero Francisco Terrones, que en 1935 pasa a ser coadjutor de San Marcos, donde se veneraba una imagen de Nuestra Señora de los Dolores, antigua y de valor artístico, que fue destruida en el incendio del templo en julio de 1936. En torno a ella, se reunía un grupo de jóvenes devotos con el apoyo del citado Terrones, que trataban de organizar una cofradía con el Misterio del Despojo de las Vestiduras de Cristo.

Estos jóvenes eran aunados por José Laborde González, que concibió la iniciativa de revitalizar el culto a aquella advocación con la hechura de una nueva imagen, costeada por suscripción popular, que encargó a un joven artista, vecino de la collación, Antonio Perea Sánchez, que fue bendecida el 12 de diciembre de este mismo año en la capilla de los Siervos de María, que iba a constituirse en la sede canónica de la corporación.

La iniciativa adquiere notable resonancia en la feligresía y se procede a convocar una reunión general donde se nombra una Junta Organizadora presidida por José Laborde Foyo, padre del fundador, desempeñando su hijo las funciones de Mayordomo.

Es el 3 de abril de 1937. Se inician al mismo tiempo los primeros pasos para la redacción y presentación de las Reglas ante la Autoridad Eclesiástica, que serán aprobadas al año siguiente. Mientras tanto ya se había encargado al citado Perea Sánchez la imagen del Señor Despojado, la que, por motivos derivados de la Guerra Civil, hubo de realizar en la cárcel, donde se habilitó un pequeño taller, concluyéndose en 1939.


Salió por vez primera en estación de penitencia el Domingo de Ramos de 1941 del vecino templo de los Terceros, aunque en el siguiente hubo de realizarla el Lunes Santo, las andas en los años 1941 y 1942 eran de caoba con aplicaciones de plata repujadas y plateadas, con seis candelabros de guardabrisas que fueron realizadas en los talleres de Manuel Casana Gómez.


Precisamente en este año se aplicaron a diversas cofradías fuertes sanciones por ciertos comportamientos inadecuados de sus cofrades, nombrándose sendas juntas rectoras.

Una de ellas fue la que nos ocupa, que cayó en decadencia de tal manera que se extinguió en la práctica, retirándose a las imágenes titulares del culto y situándolas en la iglesia de San Hermenegildo.

Allí continuaron en el más profundo olvido hasta que entre 1955 y 1958 se sucedieron dos iniciativas de restauración, siendo decisiva en este sentido la figura del cofrade Antonio Fernández Rodríguez que consiguió restablecer el culto de las imágenes titulares en la parroquia de San Julián, bendiciéndose en 1962 la actual imagen de la Virgen, obra original del escultor Antonio Eslava Rubio.

En 1971 se establece canónicamente en la parroquia de San Bartolomé, autorizándose oficialmente su reorganización con el nombramiento de una Gestora presidida por el párroco Salvador Díaz Luque, aprobándose igualmente nuevas Reglas.


En 1975 se autoriza su salida procesional en la tarde del Sábado Santo hasta que en 1978 la lleva a efecto el Domingo de Ramos. Un año después es elegida la primera junta de gobierno, con Antonio Fernández como Hermano Mayor.

El Paso de Misterio, de estilo barroco, fue diseñado y tallado en madera de caoba africana y pino de Flandes por Antonio Martín Fernández en 1975, siendo la ebanistería de Francisco Bailac, con medallones dorados en frontal y esquinas por Luís Sánchez Jiménez (1984). Los candelabros de guardabrisas fueron ejecutados por Manuel Romero Palomo (1984).


Entre 1989 y 1990 el imaginero Juan Antonio Navarro Arteaga labró las tallas policromadas de los santos que figuran en capillas y ménsulas y que representan a los cuatro titulares de los templos que han sido sede canónica de la Hermandad, es decir, San Antonio María Claret - fundador de los Misioneros Claretianos- (esquina trasera izquierda), San Julián (esquina trasera derecha), San Bartolomé (esquina delantera izquierda) y San Marcos - parroquia a la que pertenecía la capilla de los Siervos de María- (esquina delantera derecha). En los respiraderos aparecen cuatro capillas, donde se sitúan las imágenes -barnizadas en su color- de Santiago (frontal), San Gil (trasera), San Judas Tadeo (lateral izquierdo) y San Juan de Dios (lateral derecho).


En 1982 el Cabildo General de Hermanos acuerda el cambio de sede canónica a la Capilla del Mayor Dolor, sita en el antiguo Compás de la Laguna, merced a un acuerdo con la Comunidad de los Claretianos, que la cede en usufructo a la Hermandad hasta que recientemente ésta ha conseguido los derechos de propiedad junto con la casa anexa.


En 1998 se estrenan las nuevas figuras del paso de Misterio, talladas por Manuel Ramos Corona.

 

En el segundo paso procesiona María Santísima de lo Dolores y Misericordia, obra de Antonio Eslava realizada en 1961.

 

La Virgen va acompañada por San Juan en el lado derecho, es el único palio de la Semana Santa Sevillana que lleva a San Juan situado a la derecha de la Virgen, la razón es porque la hermandad quería sacar bajo palio a la virgen acompañada de San Juan y la Magdalena, lo que iconográficamente representa la sacra conversación. La Hermandad pidió permiso al Consejo de Cofradías para recuperar esta iconografía (la hermandad de la Esperanza de Triana le había cedido una imagen de la Magdalena) pero el Consejo le negó el permiso en 1979, y la hermandad siguió conservando a San Juan en el lado derecho hasta hoy.

 

En la imagen inferior vemos el palio como salía hasta la Semana Santa de 2006 ya que en 2007 ha estrenado nuevos bordados en el exterior de las bambalinas, bordadas por José Antonio Grande de León, reutilizando los bordados antiguos que son obra de las hermanas Ana y Josefa Antúnez y datan de 1886 para el interior de las mismas. En esta renovación se han pasado todos los bordados a nuevo terciopelo azul.


El palio original de las hermanas Antúnez, que era de terciopelo negro con bordados en oro, fue comprado a la Hermandad de la Carretería, dichos bordados eran los antiguos bordados interiores del palio de la citada hermandad.

 

 

El techo de palio fue realizado por las hermanas Ana y Josefa Antúnez en 1886, y también perteneció a la hermandad de la Carretería. En la Gloria se representa la Exaltación de la Cruz.

 

Los respiraderos fueron realizados por Cayetano González Gómez en 1930 y pertenecieron anteriormente a la Hermandad del Amor.

 

Los varales fueron realizados en los talleres Hijos de Juan Fernández, 1973. Con basamentos en forma de jarras, con macollas y asas con forma de dragón. Estos varales fueron restaurados en el 2006 por Orfebrería Marmolejo.

 

La peana es una obra de los Talleres Hijos de Juan Fernández, 1973. La candelería es de  Antonio Santos Campanario realizada en 1997 en metal plateado. La anterior candelería era de los Talleres Hijos de Juan Fernández, 1981.

 

Este paso posee varias miniaturas, una sobre la peana de plata obra de Viuda de Villareal, 1977, que representa a Nuestra Señora de Escardiel, de la localidad sevillana de Castilblanco de los Arroyos. Una miniatura ejecutada en 1994 por Fernando Marmolejo que es un relicario que representa el Arco del Postigo con una imágen de la Pura y Limpia en medio, esta miniatura fue donada por María del Valle Vicedo Mensaque.

 

El llamador representa a un ángel sentado sobre un roleo realizado por Ramón León Peñuelas en 1987.

 

 

Los faroles de Cola son obra de Emilio Landa de 1952, restaurados en 1997 por Antonio Santos y los faroles entrevarales de Manuel de los Rios Navarro, 1980-85, también restaurados en 1997 por Antonio Santos.

 

El juego de jarras fue ejecutado por Zabala, y las ocho jarritas en Orfebrería Santos, 1985. Las Jarras fueron restaurados en el 2006 por Orfebrería Marmolejo.

 

La diadema procesional de la Virgen es de plata sobredorada, obra de Ramón León, 1987.


Hermandad del Calvario.


La formalización y reorganización de la Hermandad la llevó a cabo el Cardenal Ceferino González el 9 de Marzo de 1886. Tras la aprobación de las reglas, la junta creyó conveniente que fuera la escena del Calvario la que procesionaria en la estación de Penitencia.

El simulacro pasionario del único paso de la Corporación, por aquellos años, estuvo constituido por el Cristo del Calvario, la Virgen de la Presentación y San Juan Evangelista, que fueron la herencia recibida en la citada reorganización.

Para completar el misterio se encargaron, en 1.888, las imágenes de María Magdalena, María de Cleofás y María de Salomé, al escultor Ángel Álvarez. El conjunto procesionó, por primera vez, el Miércoles Santo del referido año, ocupando el último lugar en la Carrera Oficial.


El paso presentaba unas pequeñas dimensiones, que oscilaban entre los 2,5 metros de ancho y los 3,30 metros de largo aproximadamente. Las proporciones casi cuadradas del canasto permitían la distribución de los personajes en torno a la figura del Crucificado, cuya imagen sobresalía de forma considerable sobre el conjunto con el objeto de dar a la escena un marcado carácter cristológico.


Las imágenes de la Virgen y San Juan estaban distribuidas a derecha e izquierda del madero, para reparar en el evangelio de San Juan (Jn.19,26), en el cual Jesús le entrega su madre al discípulo amado. La Magdalena, de forma inusual, aparecía separada de los pies del Maestro. Y las marías restantes, también de manera excepcional, mantenían una altura similar a las imágenes de la dolorosa y el Evangelista.

Simbólicamente se apartaba del modelo pasionario barroco, que recogía la angustia que vivieron los personajes que presenciaron la Crucifixión. Este misterio se concibió a modo de "Sacra Conversación", donde las figuras aparecen dialogando. La escena se sitúa en el paso previo a la tetralogía fúnebre: Descendimiento de la Cruz, Jesús en brazos de María, la lamentación y el Santo Entierro. Se trata de una composición de progenie neoclásica y tintes románticos.

Este carácter romántico se reflejaba, en los variados y simbólicos colores de las indumentarias. Dichos tonos se alejaban de las prendas enlutadas que lucía gran parte de los misterios pasionales por aquellos años. Nos mostraba, pues, el gusto burgués que había tomado la Corporación tras la reorganización de 1886. El contenido simbólico de ese cromatismo textil no fue entendido por el pueblo, lo que le valió al paso el sobrenombre de "El cromo".

El canasto que sustentaba el misterio medía unos 80 centímetros de altura. Fue concebido en estilo neoclásico, siguiendo el gusto estético de la época de la Restauración Borbónica en torno a 1875. Se trataba de un paso pequeño para albergar un misterio de seis figuras. Su decoración estaba formada por un friso y una cornisa.

El friso presentaba en su parte frontal tres ménsulas. La central estaba compuesta por unas guirnaldas coronadas por un sol que irrumpía en la cornisa, y las laterales se exhibían en forma de triglifos. Los espacios existentes entre las pilastras estaban formados por paños rectangulares configurados por hojas de acanto. Este paso procesionó por última vez el Miércoles Santo de 1892.

Tres años más tarde la cofradía no realizó estación de Penitencia a la Catedral. En 1895 estrenó dos pasos y suprimió definitivamente el misterio. En el primero figuraba el Cristo del Calvario en un paso de estilo neogótico. La Virgen bajo palio iba en el segundo acompañada, a veces, por San Juan.


El canasto del paso del Cristo era de dimensiones reducidas. La ornamentación se realizaba a base de elementos geométricos entrelazados, pilastras y cresterías. En las cuatro esquinas se rompía el rectángulo, con facetados ensanchamientos de los cuales surgían sendas columnas salomónicas terminadas en unos faroles de grandes proporciones.

El estilo neogótico es una forma de interpretar el romanticismo imperante en nuestra ciudad por estos años, al cual, como hemos reseñados, nuestra hermandad no fue insensible. Se trata de un revival que pretende acentuar la nota de espiritualidad y el ritmo ascendente de la composición artística. Con él el arte de la ebanistería cofradiera se introduce plenamente en uno de los estilos dominantes, por aquellos años, en el viejo continente.


En el segundo paso iba la Virgen bajo palio liso de color negro, acompañada algunos años por San Juan. Los rectos perfiles superiores del dosel contrastaban con las figuras ondeadas de las líneas inferiores. El delgado varal liso y la abundante candelería proporcionaban a las humildes andas un encanto añejo a pesar de la ausencia de tejidos bordados.

Los respiraderos presentaban forma cuadrangular y se caracterizaban por sus estrechas dimensiones. El anagrama de María centraba la decoración del delantero, del cual surgían simétricas hojas de acanto, flores y cuernos de la abundancia, que se repartían por toda la superficie.

Muy poco tiempo duraron los tejidos lisos pues, en 1898, Rodríguez Ojeda bordó en oro una saya para la Virgen. Un año después entregó a la hermandad un palio y un manto en terciopelo azul. La saya es la conocida con el nombre de "Los Cardos". El palio conservó los mismos perfiles del negro estrenado en 1895, con los bordados característicos de la etapa inicial de Juan Manuel.

En 1902 fue sustituido el manto por otro diseñado por Guillermo Muñiz y bordado por Ana y Josefa Antúnez. Este espléndido manto posee unos irregulares dibujos vegetales bordados en oro. Mezcla una decoración de tallos, hojas de acanto y flores de mayor grosor con otra ornamentación intercalada más menuda. La prenda estuvo en poder de la hermandad hasta 1915. Tras un incendio ocurrido en la iglesia de San Gregorio, fue vendido junto al palio de Rodríguez Ojeda, los varales y la primitiva peana a la cofradía de Jesús Nazareno de Lora del Río. Posteriormente, en 1924, esta corporación se la vendió a la hermandad de la Columna de Carmona para que la luciese su titular la Virgen de la Paciencia. Los primitivos varales se encuentran actualmente en poder de la hermandad de la Borriquita del Viso del Alcor.

Volviendo al paso cristo en 1909 estrenó el Cristo del Calvario su actual paso, realizado en madera de caoba. Su coste ascendió a 9.975 pesetas. Fue diseñado por Francisco Farfán Ramos. La carpintería y la talla corrió a cargo del maestro Salvador Domínguez Gordillo. Y la orfebrería fue cincelada y repujada por el platero cordobés Ángel Cabanes Vázquez. Se remató la obra con unas bombonas de cristal situada sobre la mesa de las andas, ejecutadas por Manuel de las Heras.

Posteriormente, en 1913, Antonio Amián incorporó las maniguetas y el resto de los medallones del paso. Dos años más tarde se completó el conjunto con dos ángeles ceriferarios del siglo XVIII reformados por Emilio Pizarro de la Cruz (ver foto). Hemos de reseñar que este paso fue el primero que se realizó en madera de caoba encerada sin dorar.


En 1922 los ángeles, antes reseñados, fueron sustituidos por dos jarras repujadas realizadas por el orfebre Manuel Seco Imber, en la actualidad lucen en el paso de la Virgen.
Al ser estrenado dicho paso en 1909, el paso neogótico antiguo fue adquirido por la hermandad de la Estrella.


En el año 1929 San Esteban realiza su primera estación de penitencia para la cual se le cede dicho paso.


La hermandad de la Estrella estaría usando este paso hasta el año 1940, en el que la hermandad estrena su paso nuevo y lo pone en venta, San Esteba ya había adquirido el antiguo paso del Cachorro entonces este se vende a la hermandad de la Vera Cruz de la Algaba el cual fue vendido años mas tarde a la hermandad del Santo Entierro de Alcalá de Guadaira y sobre el que procesiona "La Canina" en la actualidad aunque con algunas modificaciones sobre el diseño original.


Volviendo al Calvario en 1928 Jorge Ferrer labró los faroles que actualmente van situados en la planta de las parihuelas, y que sustituyeron a las bombonas de cristal de 1909. Por estos años fueron modificados los hachones, y en 1930 se renovaron las águilas que conforman las esquinas del paso incorporándoles las garras y picos de plata, obras igualmente de Jorge Ferrer.



El orfebre Cayetano González diseño y labró, en 1960, las actuales jarras de plata repujada. Y diez años más tarde, en 1970, el mismo autor trazó el diseño de las potencias de oro del Crucificado.



La Virgen de la Presentación, atribuida al imaginero Astorga, luce en el segundo «paso», de singular belleza, con manto azul-negro bordado en oro por Rodríguez Ojeda. Candelería y jarras, de sumo gusto, realzan aún más el conjunto. La corona de la Virgen, estrenada en 1935, es de estilo barroco, y a la que se le agregaron piedras preciosas en 1941.



Hermandad de San Gonzalo.

Esta Hermandad fue fundada por un Grupo de jóvenes cofrades, en edad comprendida entre los 12 y 17 años; celebrándose primer Cabildo constitución el 16 de julio de 1942, por los Sres. Don Antonio Gámiz Santiago, Don Alfredo Martínez Real, Don Antonio Espejil Buil, Don Juan Blanco Castillejo, Don Rafael Cobas, Don Alonso Millán Llamas, Don Eladio Mejías Gordillo, Don Federico Ávila Cores, Don Federico y Don Joaquín Gómez Rodríguez y Don Ángel Vázquez Martinelli, y regentada en aquellas fechas por el muy ilustre Sr. Canónigo Don Antonio Lorán, entonces Párroco del Sagrario de la Catedral. Quedó establecida canónicamente en la Parroquia de San Gonzalo, donde continúa actualmente.

Se esculpió la Imagen de la Virgen de la Salud en el año 1943, por el artista Don Rafael Lafarque y en el año 1945 el escultor portugués José Luís Pire, realizó una Imagen del Cristo y las figuras de paso. Más adelante se sustituiría la imagen de Nuestra Señora de la Salud por una de Luís Ortega Bru


Hizo su primera estación de penitencia en el año 1948, sólo el «paso» del Cristo y seis años más tarde con el de la Stma. Virgen de la Salud.


El misterio de esta hermandad representa el momento cumbre de la vida pública de Jesucristo, de donde arranca toda su Pasión y Muerte, al declarar ante el Pontífice Caifás su condición divina de Hijo de Dios, es decir la Encarnación del Mesías cuya venida estaba prometida al pueblo de Israel.


Este misterio, que no estuvo representado en la Semana Santa de Sevilla hasta el año 1948.

En el año 1953 Luis Ortega Bru realiza una nueva imagen del El Cristo y Caifás, el resto del misterio es del escultor sevillano Antonio Castillo Lastrucci, la anterior imagen de cristo fue vendida a la hermandad de la Macarena de Jerez de los Caballeros la cual procesiona acualmente bajo la advocación de Ntro. Padre Jesús del Gran Amor en la madrugada del Viernes Santo.



En el año 1969 el imaginero Antonio Eslava Rubio restaura la imagen de la Virgen de la Salud, y en 1977 un incendio en la Parroquia de San Gonzalo afecta a numerosos enseres de la Hermandad y a las Imágenes Titulares, que tuvieron que ser restauradas o, como en el caso de la Virgen, completamente rehecha la mascarilla.


En esta foto vemos el paso de misterio que procesionaba hasta el Lunes Santo 17 de Abril del año 2000, ya que la gran novedad fue el nuevo paso de Cristo. Este salió por primera vez sin terminar. Se pudo contemplar la parihuela de madera y la talla completa de los respiraderos, así como la canastilla en carpintería y el juego completo de candelabros realizados por D. Manuel Guzmán Bejarano. También se pudo apreciar las novedades en bordado que constaba de la malla de oro de los respiraderos y el bordado de las piezas frontales de los mismos y los faldones obra de los Talleres de Fernández y Enríquez. También se estrenaron las cuatro magníficas tallas de arcángeles centrales de la canastilla, obra de D. José Antonio Navarro Arteaga. Todo en madera y sin terminar.


Los arcángeles tienen una altura de 65 cm. y están tallados en madera de cedro. Estos arcángeles que llevan casco y coraza. Con el paso de los años se termino y doro el paso siendo uno de los más grandes de la Semana Santa de Sevilla.



El antiguo paso fue vendido a la ciudad de León donde sale actualmente con el Nazareno de la Hermandad del Dulce Nombre aunque convertido en trono.



Esta es una obra de arte más de la cual no hemos desprendido en Sevilla.

 

 

 

En el segundo paso procesiona bajo palio Nuestra Señora de la Salud obra de Luis Ortega Bru realizada en el año 1977.

 

 

Esta imagen es encargada a Luis Ortega Bru en 1977 para sustituir a la anterior, de Rafael Lafarque, el artista de San Roque (Cádiz) culmina su labor de imaginero en la Hermandad con esta Dolorosa, bellísima y sevillana, de rostro fino y delicado.

 

En la imagen superior vemos la antigua imagen.

 

Este paso tiene orfebrería plateada y se cubre con un palio de malla con ángeles en marfil. La Virgen lleva corona de plata dorada, realizada en 1967 y manto de tisú de plata en color blanco.

 


Me gustaría terminar con una foto de mi Hermandad, espero que os haya gustado este capitulo y no os perdáis el siguiente.

Visitas: 5781

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Azahar y jazmín en agosto 27, 2010 a 5:22pm
No si duda no tenía ninguna al respecto, a las pocas de horas del incendio, fuí de las
primeras personas que pudimos entrar en la Parroquía, en aquella época mi madre
trabajaba en la misma, y pudé ver donde y de que manera estaban los pasos, en
este instante parece que estoy viendo las imágenes, y lo que no estoy segura, es si
la restauración a la que te refieres es como dices de Lafarque, o de Castillo, no lo he
mirado en la página de la Hermandad.
Comentado por JorgeValle en agosto 27, 2010 a 5:07pm
Azahar y jazmín es muy sencillo la virgen actual es de Ortega Bru del año 1977. En el año 1969 el imaginero Antonio Eslava Rubio restaura la imagen de la Virgen de la Salud (la Imagen de la Virgen de la Salud realizada en el año 1943, por el artista Don Rafael Lafarque), y en 1977 un incendio en la Parroquia de San Gonzalo afecta a numerosos enseres de la Hermandad y a las Imágenes Titulares, que tuvieron que ser restauradas o, como en el caso de la Virgen, completamente rehecha por problemas en la mascarilla. Por este motivo se hizo una imagen nueva que la tallo Luis Ortega Bru, seguramente en el blog lo he expresado de manera liosa, lo siento, espero haberte resuelto la duda.
Comentado por Azahar y jazmín en agosto 27, 2010 a 2:59pm
Aunque esta entrada es antigua y no la habia visto, quiero hacer dos "comentarios digamos" en uno, el primero se refiere a la Hermandad del Calvario, no he visto, igual
se me ha pasado, que los angeles que lleva el Stmo. Cristo del Calvario en los laterales,
son los que actualmente lleva el Stmo. Cristo de la Vera Cruz, de nuestra ciudad. Y con
referencia a la Virgen de la Salud de San Gonzalo, veo que pone en un sitio que Ortega Bru, le hizo una mascarilla nueva y despues en otro lugar de la misma entrada, que fue
una imágen nueva hecha por dicho imaginero, que es lo que efectivamente ocurrió, ya que mi vinculación, sobre todo la de mi familia, es practicamente desde la fundación
de la Hermandad.
Comentado por Cruz de Carey en septiembre 3, 2009 a 4:25am
Magnífico artículo!!!! Así da gusto documentarse y conocer los entresijos de nuestra S.santa.Enhorabuena
Comentado por JorgeValle en marzo 12, 2009 a 2:08pm
Manuel decirte que conozco bastante bien la historia de este palio, en Julio de 2008 el Instituto Andaluz de Patrimonio Histórico lo restauró y ahora se puede contemplar en el Castillo de Aracena en exposición permanente. Aunque no lo he visto en persona por lo que se es bastante bueno, en el blog que he publicado de "Los pasos e imágenes desaparecidos en Sevilla capitulo III" dedicado a la Macarena puedes ver fotos y la historia de dicho palio, echarle un vistazo si puedes, es bastante bueno te lo aconsejo. Un saludo.
Comentado por javier en marzo 12, 2009 a 1:20am
muy bien documentado. te felicito
Comentado por JorgeValle en marzo 12, 2009 a 1:01am
Me alegro que te guste Nazareno de Sevilla.
Comentado por Guillermo-El Nazareno de Sevilla en marzo 12, 2009 a 12:43am
Muy bueno amigo, gran labor la que haces. Un saludo.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio