Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Virgen de los Dolores, de blanco. Estepa

El imaginero puede tallar su obra al completo, diseñando el conjunto de ropajes, mantos y objetos con los que se desea representar a la imagen en una posición determinada e inamovible. Antiguamente el pintor era el encargado de aplicar los diferentes colores, es decir, policromar a la talla con dibujos de flores, símbolos y estofados que realzan las vestimentas. O bien puede realizar la imagen de vestir o de candelero, que es como se denomina a la figura articulada para vestir con el cuerpo anatomizado o reduciendo su estructura interior a un bastidor de listones. El imaginero muestra su arte así en la mascarilla del rostro, manos y pies, completándose la talla al vestirla con un ajuar de túnicas, sayas y mantos bordados, potencias y coronas de oro. Los encargados de aplicar estos complementos son los “vestidores” y “camareras” de la imagen, que ofrecen una versión distinta de la obra cada vez que la preparan. Las diversas escuelas del barroco se decantaron principalmente por la primera opción, pero fue la escuela andaluza la que optó por desarrollar esta segunda expresión de la imaginería con la intención de mostrar la Pasión de Cristo y el Dolor y Gloria de María en un lenguaje claro, sencillo, comprensible y parecido a la realidad del creyente. Cabe destacar que muchas de las tallas realizadas al completo fueron revestidas en algún momento de su historia según el modelo andaluz.

Aunque el desarrollo de este arte vivió una primera época de oro en el siglo XVII y XVIII, ya en el siglo XVI se representaba a la Virgen María como una viuda de la época. Conocido es el caso de la Virgen de la Soledad del convento de los mínimos de Madrid y su relación con la reina Isabel de Valois y su camarera Doña María de la Cueva, condesa de Ureña, que cedió sus propias ropas de viuda para vestir a la imagen. En el siglo XVII y XVIII se mantuvo esta tendencia de vestir a la Virgen como viuda según la moda de la época, aunque en la pintura se optaba por una mayor veracidad al representarla como hebrea. En el siglo XX, los vestidores y bordadores sevillanos, como Juan Manuel Rodríguez Ojeda que recuperó la vestimenta de hebrea con la Virgen de la Hiniesta, empezaron a utilizar el negro para expresar el luto y vestir a las imágenes con diferentes colores según la época del año.

Virgen de la Soledad. Madrid

Virgen de la Victoria de luto. Estepa

Virgen de la Soledad de luto. Estepa

Virgen de la Esperanza de blanco. Estepa

La vestimenta de las imágenes depende de cada hermandad que marca una determinada estética e idiosincrasia que debe ser seguida por su vestidor. Las directrices no suelen estar determinadas, a no ser de tratarse de la función principal, onomástica, cultos o salida, pero mostrando mucha variabilidad. La vestimenta de las imágenes dolorosas y algunas de gloria suelen estar sujetas al calendario litúrgico. Los colores de año litúrgico presentan significados que se refleja en el color con el que se viste a la Virgen María.

Para la festividad de Todos los Santos, las hermandades visten a sus imágenes de negro, en señal de luto por los hermanos difuntos, permaneciendo así durante el mes de noviembre. Color con el que también se visten cuando fallece un hermano destacado de la corporación. Algunas hermandades expresan el luto también a través del morado, especialmente de glorias. En diciembre, para la festividad de la Inmaculada Concepción, se toman los colores inmaculistas, la saya blanca y el manto celeste. Para la cuaresma, la Virgen se viste de hebrea, aunque desde hace algunos años hay hermandades que visten a la Virgen así para la Navidad. Algunas hermandades de gloria optan por el morado en cuaresma según la liturgia. En la Pascua de Resurrección, después de Semana Santa, las imágenes portan una vestimenta más clara como el color corporativo en tonos claros, el rosa e incluso el blanco. Con la llegada del Corpus, muchas sacramentales optan por el rojo y en la época estival el color característico es el blanco y sus semejantes, marfil o crema. Las imágenes en sus onomásticas suelen vestir de sus colores representativos como la Esperanza con el verde, la Paz con el blanco, el ocre y blanco para el Carmen o el Rosario con el rojo durante el mes de Octubre. Y tras este mes vuelve de nuevo Noviembre.

Virgen de la Paz, de hebrea. Estepa

Virgen del Valle, de hebrea. Estepa

Virgen de los Dolores, festividad de la Inmaculada. Estepa

Virgen de la Amargura de blanco. Estepa

Artículos consultados:

-Los colores litúrgicos y su significado. Devociones de Estepa

-Tiempos del año litúrgico. Devociones de Estepa.

-Galería litúrgica de María. Hdad. Coronación de Espinas. Ciudad Real

-En verano, la Virgen de blanco. ABCandalucía

-El arte de vestir a María Santísima. A. J. Fernández González. Estepa Cofrade

Visitas: 134

Los comentarios están cerrados para este post

© 2017   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio