Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


MEDITACION PARA DICIEMBRE.

Santa María, tú fuiste una de aquellas almas humildes que, como Simeón, esperabas "el consuelo de Israel". Tú cantas en el Magnificat las promesas hechas a Abrahán y a su descendencia. Tú aceptaste la promesa de Dios cuando te dijo por el ángel que darías a luz a Aquel que era la esperanza de Israel y del mundo. en ti se hizo carne la esperanza de la humanidad, en ti entró el amor de Dios hecho carne en el mundo y en la historia. Tú te has inclinado ante la grandeza de esta misión y has dicho "sí; aquí está la esclava del Señor".

Te sometiste libremente al plan de Dios sobre tu vida, aunque conocías las afirmaciones oscuras de los profetas sobre el sufrimiento del "siervo de Dios". En el establo de Belén se hizo palpable la pobreza de Dios en este mundo. El anciano Simeón te habló de la espada que atravesaría tu corazón. Fuiste testigo del rechazo y de la hostilidad creciente que fue creándose poco a poco hacia la figura de tu Hijo Jesús, hasta llegar a la cruz, en que le viste morir como un fracasado, crucificado entre delincuentes, el Salvador del mundo, el Hijo de Dios.

Desde la cruz recibiste una nueva misión: "Mujer ahí tienes a tu hijo". Desde entonces te convertiste en madre de una manera nueva: madre de todos los que quieren creer en tu hijo Jesús y seguirle. La espada de dolor traspasó tu corazón. Al morir Jesús, ¿había muerto la esperanza?. ¿Se había quedado el mundo sin luz para siempre?. Tal vez oirías en aquel momento una vez más la palabra del ángel: "No temas, María". ¡Cuántas veces el Señor, tu hijo, dijo lo mismo a sus discípulos!. "Tened valor; yo he vencido al mundo". "No tiemble vuestro corazón ni se acobarde". "No temas, María".

El ángel te dijo en la anunciación: "Su reino no tendrá fin". En la mañana de Pascua la alegría de la resurrección conmovió tu corazón y te unió de un modo nuevo a los discípulos del Señor, destinados a convertirse en familia de Jesús por medio de la fe. Estuviste con ellos en vigilia esperando la venida del Espíritu Santo. El reinado de Dios comenzó ese día y nunca ya tendrá fin. Tú permaneces con los discípulos como madre suya, como madre de los que esperan, Madre de la Esperanza.

Santa María, Madre de la esperanza, enséñanos a creer, esperar y amar contigo. Indicanos el camino que lleva al Reino de tu Hijo.

Estrella del mar, brilla sobre nosotros y enséñanos el camino. Amén.

Visitas: 260

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por CHE (Maria Jose Cejudo) en diciembre 17, 2009 a 8:49pm
Cuanto significa esa palabra para mi, Esperanza.
Comentado por Feliciano Arregui en diciembre 8, 2009 a 8:38pm
ESPERANZA... Un abrazo.
Comentado por concapaysombrero en diciembre 5, 2009 a 8:42pm
me he conmovido leyéndolo. muchas gracias y mucha esperanza
Comentado por Margarita Vidal Alvarez en diciembre 3, 2009 a 9:22pm
Que bella la palabra Esperanza y cuanta falta nos hace hoy.
María valiente al decir Fiat. María valiente al seguir a Jesús. María valiente al estar al pie de la Cruz y María nos da Esperanza en la Resurrección de su Hijo.
La verdad es que estas festividades, son entrañables.
Un fuerte abrazo, amiga.
Comentado por trompeta-sangre en diciembre 2, 2009 a 9:43am
Maravillosa forma de meditar, que Ella nos guíe en nuestros pasos.
Comentado por Moy en diciembre 2, 2009 a 1:51am
Preciosa oración esta que nos propones para meditar en el tiempo de
Adviento, en el que también se celebra la fiesta de Ntra Sra de la Esperanza.
Comentado por Felipe de Pablo Lorenzo en diciembre 2, 2009 a 1:30am
Una entrada muy bonita y oportuna para estas fechas tan vinculadas a La Señora, primero La Inmaculada, el 18 La Esperanza y el 25 La Natividad de Nuestro Señor, Día en que la Vírgen tiene especial importancia.
La foto es preciosa, con las dos Esperanzas, y la Giralda en medio.
Muchas gracias, y un fuerte abrazo desde Madrid.
Comentado por tianera en diciembre 1, 2009 a 11:54pm
Santa María, Madre de la esperanza, enséñanos a creer, esperar y amar contigo. Indicanos el camino que lleva al Reino de tu Hijo.

Estrella del mar, brilla sobre nosotros y enséñanos el camino. Amén. QUE NUNCA NOS FALTE LA ESPERANZA
Comentado por José Antonio en diciembre 1, 2009 a 10:26pm
He dicho sólo desde Triana, pero rectifico porque no había visto bien la foto jeje. La de San Gil simplemente enamora. Ya se lo dijo Rodríguez Buzón: "Pero como Tu, ninguna"
Comentado por José Antonio en diciembre 1, 2009 a 10:23pm
Muy buena meditación para realizar en tiempo de Adviento. Y mucho más cuando ya la intuímos cerca, porque el 18 está aquí mismo y como siempre bajará desde el cielo de Triana a recibirnos. Un beso Esperanza.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio