Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Dedicado a todos los buenos amigos que a través de estas páginas me felicitaron el pasado domingo. ¡Que la Virgen Santísima os ampare siempre a todos!

José Alonso Morgado en la publicación "Sevilla Mariana" escribió un artículo sobre la historia de la venerada Virgen del Amparo. Recoge muchos datos sobre la hermandad y la propia imagen, así como transcribe y da noticia de los numerosos milagros que se le atribuyen.
Uno de ellos es precisamente el que en forma de poema nuestra desconocida Hija de María nos narraba. Así lo cuenta el erudito Morgado:

Aprovechándose de la oscuridad de la noche, se quedó un hombre oculto en la primitiva iglesia de Sta. María Magdalena, con ánimo de robar cualquier objeto sagrado, de los que se custodiaban en el Templo. llegada la hora de hacerlo, se fijó en el altar de nuestra Señora de Gracia [así se denominaba esta imagen antes de este milagroso suceso], dispuesto a despojar de su corona a la bendita Imagen; más al poner las manos sobre ella, se quedó inmóvil, sin poder consumar el delito. En aquella actitud permaneció toda la noche, sin poder apartarse del altar, y al rayar el día fue sorprendido por los Ministros de la Iglesia, con sus manos fijas en la rica joya, sin fuerzas ni movimiento para nada, afligido, atónito y en la más completa inacción.
Dieron cuenta a los señores Párrocos, y llegados a la Iglesia, vieron al infeliz sumamente consternado, publicando a voz en grito su crimen, y suplicando lo separasen de la Imagen; pero todo fue inútil, porque una virtud oculta lo detenía allí, sin duda para ganar su corazón y salvar su alma.
Al punto se extendió la noticia por Sevilla, y la Iglesia se vio invadida de gente, que admirada del prodigio, contemplaba absorta al contristado criminal, lleno de rubor y confusión. Acudió el Juez secular para prenderlo como ladrón sacrílego, y tampoco le fue posible, pues parecía estar sujeto al altar, y sus manos adheridas a la Corona, por una fuerza invisible, superior a las humanas, que se empleaban en su separación.
Sabedro, ya el señor Arzobispo del atentado, y de todas las circunstancias extraordinarias, se presentó inmediatamente en la Iglesia, y apoderándose del desgraciado reo, le dijo lleno de compasión que se fuera con él; y asiéndolo de la ropa con la mayor facilidad lo apartó del altar, asegurándole que nada tendría que padecer, puesto que estaba arrepentido; y así como lo había amparado María Santísima de un modo maravilloso, él a su imitación lo ampararía también.


(Alonso Morgado, J.: Sevilla Mariana, 1881: tomado a su vez de un manuscrito autógrafo de Don Antonio González Cantero, cura párroco de Santa María Magdalena, 1770)

Visitas: 1697

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por esperanza jimenez vazquez en noviembre 11, 2009 a 2:19pm
Fabulosa la historia sobre este milagro de la Virgen que no conocía Gracias Amparo, da gusto de que haya amigos como tú, que nos enseñan cosas que no sabemos.

Un beso desde triana.
Comentado por ZAQUEITO en noviembre 11, 2009 a 11:22am
que cosa tan interesante no pones a dios por el amor
Comentado por Azahar y jazmín en noviembre 11, 2009 a 10:35am
Cuantas situaciones se resolverian si pasara como en aquella ocasión, esperemos que no haya más robos en Iglesias ni a imágenes. Perdona que no te felicitara, lo estoy haciendo desde el sábado pero no llega, pero como todos los santos tienen octava, todavía estoy dentro de ella, espero que pasaras un buen día, besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio