Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Momentos Cofrades XVII. Dame un abrazo, amigo

-¿Y por dónde empezamos?

-Por la mía, ¿os parece bien?

-No - contestan Paco y Fede al unísono

-¿Qué pasa, que no os gusta?

-Es que te conocemos, Juan.  Como empecemos por la tuya, entras en campaña y no salimos en todo el día.

-Eso, la tuya podemos dejarla para el final, y así tú te quedas ya allí.

-Bueeeno, venga.

-Pero antes de empezar quiero que me expliquéis un poco, ¿qué es esto de los besamanos? ¿se besa la mano de verdad o simbólicamente?

-Jajajajaja.  Simbólicamente dice el murciano, simbólicamente.  Pues claro, no creerás que te dan una estampita para besarla, ¿no?. 

-No sé, ya sabéis que es mi primera vez, ¿pero no os da asco besar en el mismo sitio que besan todos? Yo creo que no podré, soy muy escrupuloso. Explicadme cómo va esto.

-Jajajajaja qué va, hombre.

-Pues yo creo que no te explicamos nada, ¿verdad Paco?

-Pues no, que vea y aprenda, es lo mejor.

-Empezamos por la más cercana.  ¡Vamos!

Se dirigen al primer besamanos.  Se trata de una de las dolorosas de primer nivel devocional.  Se encuentran con un altar sencillo, con  flor, algo de cera y en primer lugar la Virgen. Espectacular, Ella está espectacular. No hay mucha gente, con lo que directamente pasan a besar la mano.

-¿Qué tal, Fede?- dice Paco susurrando.

-Ufff, me ha dejado noqueado.  No me esperaba esto.  Nunca estuve tan cerca de una Virgen, y encima le besé la mano.

-¿Y qué? ¿te dio asco? -pregunta con cierta ironía-

-No, no pensaba en eso cuando estaba delante.  Se me olvidó. Ha sido una experiencia muy fuerte. Vaya pellizco!  Mira!, tienen un puesto de estampitas.  Voy a comprar una.

-Buenas tardes, señora.

-Hola, hijo.

-¿Me da una de la Macarena?

La señora, atónita, mira a su compañera de mesa y sin saber qué decir le contesta a Fede:

-No, hijo, de la Macarena no tenemos. 

-Pues deme, entonces, una de El Gran Poder, que mi madre siempre quiso tener una estampa suya.

La señora ya no sabía qué hacer, pero con la paciencia habitual que suelen tener le contesta:

-Sólo de nuestra Virgen y de nuestro Cristo, pero toma te regalo ésta para que la lleves contigo.  Verás como te ayuda.

-Muchas gracias, señora.

Paco y Juan, que presenciaban la conversación no sabían si reír, si llorar, si quitar a Fede de enmedio o si dejarlo que de caídas se rompiera los dientes.

-Disculpe usted, señora, es que mi amigo es de fuera y no sabe cómo va esto.

-Nada, hijo, nada.

-¿Qué he hecho de malo?

-Nada Fede, nada.  Anda y tira p´alante, que no he pasado más vergüenza en todos los días de mi vida. Jajajjajajaja.  Sólo tienen fotos de sus Imágenes, y son para recaudar dinero para la hermandad.  Mira que pedir aquí una foto de la Macarena!

-Jajajajaja, pues sí que he hecho el ridículo.

 

Salen a la calle y nada más pisarla, el primer tropezón:

 

-Hombreeee!  Dame un abrazo, amigo!

-¿Qué pasa, Juanillo?

-Ya ves, de besamanos, sabes que soy muy cofrade.  Por cierto, tú sigues siendo hermano de la hermandad?

-Sí, claro.  Soy el número 252

-Ah, muy bien. Pues quiero contarte algo en secreto, pero no lo digas a nadie.  Mañana creo que pasaré a ser tu nuevo hermano mayor.

-¿Y eso?

-Me he enterado que el hermano mayor deja el cargo pro problemas familiares y ha pensado en mí para sucederle hasta las elecciones.

-Pues no sabía nada

-Pero no cuentes nada, que no lo sabe nadie.  Te lo cuento porque eres muy buen amigo mío.

-Tranquilo Juan, tranquilo.  Que tienes más peligro...

-Juan, deja ya la candidatura, anda.  Vamos o te quedas.

-Voy, voy. ¿Ahora dónde?

-Ahora toca un besapié. 

-Ah, pero también se besan los pies?

-Claro, Fede.  A los cristos se les besa normalmene el pie.

-Claro, a las Vírgenes es imposible.

-Bueno, hay una Virgen a la que se le besa el pie, pero para eso falta todavía mucho.

-Venga, entra, y por favor no vayas a pedir una estampa de El Gran Poder.

-Tranquilos que no meto ya la pata.

-Pues venga, sigamos

Se dirigen ahora a otro besamanos.  En este caso se trata de un besapie de un Cristo de segunda línea devocional.  Todo en penumbra, muchísima cera, pocas flores, muy poca luz.  Entran los tres amigos, esta vez sin meteduras de pata, y al salir empiezan los comentarios.

-¿Qué te pareció, Fede?

-Qué impresión, Paco.  Me ha recordado una fiesta de Halloween que celebraron en el colegio de mi hija hace un par de años.  No sé, lo he notado como esos actores que están sobreactuados en la escena.

-Es que suele pasar, Fede, en las hermandades de menos tirón, hacen montajes de este tipo para atraer, para destacar. El servicio de priostía cubre otras carencias de la hermandad.

-Yo no estoy de acuerdo contigo, Paco.  Esto lo puede hacer cualquier hermandad.

-¿El Gran Poder? ¿El Cachorro? ¿El Cautivo?  Tú ves al Sentencia. al Tres Caídas en un montaje de este tipo?

Juan mira para otra parte

-Daba miedo, si no fuera por el grupito que iba delante mía...

-Sí, esos eran de fuera.

-¿Y por qué lo sabes?

-Porque iban vestidos de sevillanos.

-No entiendo.

-Todo a su tiempo, Fede.

-Hombreeee!  Un abrazo, amigo!

-¡Otra vez no!

-Qué pasa, Juan?

-Tú sigues perteneciendo a la hermandad?

-No, ya me borré, estaba cansado.

-Ah, ya.  Bueno, te dejo que voy con unos amigos y vamos para allá al besamanos. Un beso para tu mujer.

-Adios, Juan. Adios.

-No te cabe na, Juan...

-Calla Paco, anda y calla.

Llegan a la iglesia donde radica la hermandad de Juan, y éste llega como la reina de las fiestas.  Saludando a todo el mundo, con la sonrisa perenne en la boca.

-Pero qué le pasa a Juan, Paco?

-Jajajajaj, nada que está en su hermandad.  Mira, mira.  El pecho parece un palomo, hinchao hinchao. Jajjajajaaj. Mira qué tieso va.

-Me he quedado asustado, cómo ha cambiado

-Cosas de la vida.  Vamos al besamano y dejemos estar a Juan.

Terminan el besamano y se marchan a tomar una cervecita.  Juan se queda en la iglesia.  Al día siguiente, en el cabildo, el hermano mayor expone su deseo de dejar la junta y propone que se vote quién le suceda durante el tiempo que tardan las elecciones.  En la votación gana por mayoría el tesorero.

 

Paco, por la noche, en casa recibe un SMS inquietante:

 djado hdad. dimito y solicitdo baja de rmano. ablmos

Visitas: 154

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Moy en febrero 23, 2011 a 10:31pm
¡Lo que aprendo contigo Juan Vajo!
Comentado por Puentiferario en febrero 23, 2011 a 7:01pm

¡Qué decepción! Al Juan le pasa como a los malos de las películas que nunca son lo bastante malos. Pensaba que tendría más arrestos... que no se apearía del caballo al primer envite. En fin, ya no hay malos como los de antes o tal vez será que en las cofradías no hay realmente malos. Con el potencial que tenía para hacer fechorías...

Comentado por Conchita D. -Triana- en febrero 23, 2011 a 2:53pm
¡Anda que vaya chasco! Tanto pregonarlo y le salió el tiro por la culata, ya lo dice el refrán: el que mucho abarca poco aprieta.
Comentado por irene en febrero 23, 2011 a 2:22pm

!!!Ay pobre Juanillo!!! eso le pasa por tener la boca grande y las orejas pequeñas, aunque siempre hay quien tiene buenos apendices auriculares y sigue sin escuchar. Habra que darle de baja y seguir al tesorero ¿no?. A sus pies siempre, a los de Ella. Mil besos.

Comentado por Siervo_de_Maria en febrero 23, 2011 a 1:34pm

Pobre Juan... tiene lo que se merece!!!

viva la "revolusión helmano"!!

Comentado por Miguel en febrero 23, 2011 a 12:49pm
Debías haber seguido el consejo este:
Desear poco y lo deseado desearlo poco
Comentado por Miguel en febrero 23, 2011 a 12:48pm
Se veía venir Juan, se veía venir, el hombre pone y los dioses disponen.
Comentado por MAITE en febrero 23, 2011 a 12:44pm
Gracias por seguir escribiendo. Anda que no te cabe ná Juan. Besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio