Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Monumentos, procesiones, y liturgia, esencia de la Semana Santa

El próximo Domingo de Ramos, se inicia la Semana Santa toledana, probablemente única en el mundo por tres aspectos: el litúrgico, el procesional y el de los monumentos que se instalan en los templos de los conventos de clausura e iglesias mozárabes, mudéjares y latinas de la ciudad desde la tarde del Jueves Santo a la del Viernes Santo.

En el litúrgico, el más importante y transcendental, destaca la majestuosidad, esplendor y solemnidad de los ritos que se ofician en la catedral primada, que se corresponden con la grandiosidad de esa sucesión de maravillas arquitectónicas y escultóricas y pictóricas que atesora el templo. Los cultos, presididos por el prelado primado, son de una riqueza litúrgica en los que se utilizan preciosos ornamentos, algunos confeccionados en los talleres toledanos de la casa Molero, y vasos sagrados trabajados y adornados primorosamente por los mejores orfebres de la ciudad en otros tiempos, cuidadosamente guardados en la sacristía catedralicia, auténtico museo de arte, presidido por «El Expolio», uno de los cuadros más importante del Greco.

En lo procesional, destaca en el paso de los cortejos procesionales, en las madrugadas de estos días por las calles retorcidas y angostas, con cobertizos y muros conventuales, cuando al parpadear de los cirios los viejos Cristos agónicos, sahumados de tradiciones y leyendas, parece que se estremecen y gimen por el tremendo dolor sobrehumano, reviviendo los siglos de pasada grandeza y vibrando en ellos de fe y esperanza el alma de Toledo. Mientras, los espectadores curiosos muestran un respetuoso silencio.

Las procesiones responden al carácter tradicional de la primada de España, y aunque desde hace años al paso de Vírgenes y Cristos se cantan saetas -forma de expresar la devoción y fervor- este no es el fuerte de las procesiones de Toledo, sino su gravedad, su orden penitencial, severidad, silencio, austeridad, bisbiseo de las oraciones del Vía Crucis y canto del Miserere.

Los monumentos de conventos e iglesias muestran una honda emoción mística que no tienen nota más inquieta que el parpadeo de las llamas de velas, que se mueven con sutil unción religiosa ante la policromía discreta de flores votivas y platas de floreros. En los templos conventuales, a través de las rejas de los coros, se atisba a las monjas, en un fondo penumbroso, de rodillas, rezando y velando al santísimo.

Cumpliendo una tradición ancestral que nos transmitió la fe viva de nuestros antepasados, los toledanos visitamos siete monumentos para orar ante el Cuerpo de Cristo guardado en preciosos sagrarios. Los turistas, unos rezan devotamente y otros, en silencio expectante, admiran el museo de la Pasión, Muerte y Resurrección de Cristo que constituyen las innumerables obras que nos legaron arquitectos, escultores y pintores que se conservan desde hace siglos en los conventos e iglesias toledanas.

Visitas: 159

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

febrero 2020
DLMXJVS
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
       

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio