Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


El Jueves Santo también faltó un nazareno a su cita con el ruán y el esparto, y el escudo mercedario de su antifaz no sintió el calor de la mano que lo lleva hacia su corazón. Tampoco su túnica recogió ninguna lágrima de luz, ni su cordón ni su medalla fueron música para su palio. No hubo incienso, ni órgano, ni cantos litúrgicos, ni "rampla", ni monumento al Santísimo, ni bencejos, ni calle Cuna, ni saetas, ni ese guiño a la familia cuando pasas a su lado por las sillas de Sierpes.

Echaba de menos el olor a cera, y el ver como se va quedando vacío el Salvador y el se siente aún más cerca de Ella. Imaginaba la estampa de las primeras nazarenas que harían estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral y las envidiaba doblemente. No habría abrazos de reencuentro con los viejos amigos, ni sentiría siglos de tradición en sus pies delscalzos cuando avanzara por la nave central buscando la gloria de pasearse por Sevilla mientras las personas que esperaban decían "¡me encanta Pasión!".

Una tarde de recuerdos plateados sin izquierdos por delante, ni costeros, ni "mecías". Una tarde soñando con mirar de reojo justo al subir la rampa de la puerta de San Miguel intentando ver lo guapa que va la Virgen con esas rosas achampanadas en los jarrones. Una tarde escuchando el sonido del martillo, de los varales y de las bambalinas en cada "levantá", con nubes de incienso y y silencios sevillanos. Y ya de noche, el recuerdo del callejero resonando en la memoria una y otra vez Placentines, Argote de Molina, Alemanes, Francos, con esa nueva vuelta en la que perdimos Álvarez Quintero para llegar a casa bajando por la cuesta del Rosario.

Y sin embargo la melancolía no ganaba a esa nueva situación de ser un nazareno de paisano. Porque ya falta menos para la Semana Santa del 2.010 y hasta que llegué Dios dirá cuántas cosas tendrán que pasarnos aún. Pero lo que es innegable es que he vuelto a vivir de la mano de Silvia y de Rod Mondy una nueva Semana Santa, absolutamente diferente a cualquier otra que hubiese imaginado años antes. El recuerdo de las carreras por esas calles "por las que sólo pasas en Semana Santa" al lado de mi amigo Paco Toledo comparte ahora lugar en mi memoria con el inventario que cada tarde repasaba mientras metía cosas en la mochila antes de echarnos a la calle.




La foto que abre este post es el resumen de mi Semana Santa 2.009. Acababa de sonar "Mater Mea" tras la Virgen de la Soledad de los Servitas, interpretada por la Banda Municipal de Coria del Río. Detrás venían ya los nazarenos de la Trinidad a los que Rod Mondy tendrá siempre un especial cariño por como la llenaron de caramelos y estampitas, e incluso una medallita. El colofón a nuestros andares cofradieros fue "Rocío" mientras la Virgen de la Esperanza daba la vuelta de Laraña a Orfila. Así sea.

Visitas: 155

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Antiguo, real e ilustre club de en abril 15, 2009 a 10:44pm
Para mí, que soy padre de niños pequeños, esos dibujos son los mejores carteles de Semana Santa.
Muy hermoso.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio