Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


No me despiertes... Te lo suplico, no me obligues. Déjame que sueñe, permíteme el lujo de seguir allí, de no irme nunca. Que nunca levante el paso, que se quede quieto hasta que logre asimilarlo, por favor. No te vayas, no todavía.

Sé que esto no ha pasado nunca... Se que nunca pasaste el río, se que jamás te espere para verte, se que no es verdad. Lo sé y no me intentes convencer. Te mire a los ojos, te mire mil veces, te hable con el rezo y el alma, te sentí como nunca te he sentido, te bese con la mente, te abrace con el corazón... Y de repente me doy cuenta, de que todo era un sueño... De que esto jamás pasó...

Y tu sigues en mi cabeza todos los días, intentando convencerme... ¡Para ya! No vas a conseguir engañarme, ya lo hiciste una vez y no voy a caer dos veces. Me da igual el olor a incienso, me da igual los sones, me da igual el gentío, el cariño de tu tierra bendita, me da igual... Porque se que nada es cierto. Y los dos lo sabemos bien...

Te repito que no. Que no sirve de nada... Que se que es mentira. ¿En un estadio? ¿Pensabas que me lo iba a creer? Sin palio, a las cuatro de la mañana, en septiembre... No soy tan rudo no... No me vas a convencer, se muy bien lo que he vivido, y tengo la memoria perfectamente...

Ya me lo hiciste una vez, dos no... He aprendido, Madre... He aprendido bien, se que no me puedo creer nada tuyo, porque después es todo mentira... Porque te miro emocionado, se me acelera el pulso, brotan de mi alma lagrimas de alegría que no hacen mas que gritarte guapa, se me ponen los bellos de punta... Y después despierto, y todo sigue igual... ¡Que no hombre, que no! ¡Que no me insistas mas!

Pero vamos a ver, ¿por qué no lo dejas? En serio, pero si es que es inútil... Te he dicho ya hace tiempo lo que sentía por ti... Te lo dije todo, no se me olvido nada... Madre, por favor... Yo se quien eres tu... Se que por ti llora Sevilla, por ti siente Sevilla, por ti ama Sevilla, por ti Madre... Se bien que tu, y solo tu, Reina y Madre del Cielo, enciende mecha de esa bomba de relojería que son los sentimientos de tu pueblo... Si lo has hecho conmigo miles de veces, y yo soy como soy... ¿Me vas a decir que no nos conocemos?

Es cierto, no voy mucho por allí... Tu bien sabes, Madre, que para quedar y vernos me gusta mas San Juan de la Palma... Lo sabes... Pero sabes también que allí por San Gil hay algo... Hay algo que hace que escriba esto entre lagrimas, con miedo, con mucho miedo... Contigo en mente...

¿No querías hablar? Pues venga, ¿por qué lo has hecho? ¡No sigas por ahí! Se que no es verdad... No me lo vuelvas a decir, porque no te voy a creer... ¿Me lo puedes explicar? No entiendo nada, en serio... No llego a entenderte...

¿Por qué me mirabas así? ¿Por qué estas todo el día detrás mía, aunque yo no te lo pida? ¿Por qué tenemos siempre que vernos entre suspiros del alma? ¿Por qué no puedo hablar después de estar contigo? ¿Por qué me cuesta tanto olvidarte? ¿Por qué Señora, por que es tan difícil?

Mira, Madre mía... Yo no se como decírtelo ya... Te lo he dicho en español, te lo he dicho con el alma... Lo has entendido... Pero no quieres... Me insistes todos los días... ¿Se puede saber que buscas? ¿Qué quieres de mi?

¡Que no! No, no y no... Mentiras y mas mentiras... ¿Quieres que hablemos claro? ¿En serio quieres que te vuelque todos mis sentimientos? ¿Quieres que desarme mi alma otra vez? ¿Eso quieres? Pues bien tu lo has querido...

No es que no te crea, no es que no quiera creerte... Es que se que lo me dices es imposible, Macarena... Se sinceramente, y no necesito que me lo expliques, que todo ha sido un sueño...

El sueño mas bonito de mi vida, lo se... Y no se por que intentas hacerme creer que no es así... Pero si los dos lo sabemos... ¿A quien vamos a engañar? Contéstame tu ahora, a ver que pasa...

¿No era un sueño tu carita? ¿No era un sueño todo lo que me dijiste? Me vas a decir que no... ¿Tampoco era un sueño verte sobre las aguas? Me dirás también que no era una Madruga, me dirás que era en septiembre... Digas lo que digas, era un sueño... No me vas a convencer...

A pesar de tu insistencia... De mi boca y de mi alma solo puede salir una cosa... Gracias... Gracias por estos sueños que me has regalado, gracias por tus andares, por tus miradas, por avisarme de que ya venias, gracias por la espera, gracias por ser como eres... Porque tu y solo tu eres por los siglos de los siglos, la Bendita Madre del que vive en San Lorenzo... Porque como tu lloras, jamás lloro nadie, porque como tu hablas jamás hablo nadie... Y porque el cariño que te tiene la ciudad mas bonita del mundo es inalcanzable, en todos los sentidos de la palabra...

Y así te me fuiste, Macarena, como un sueño de verano... Como un aroma suave, como un sin fin de canciones, como la puesta de sol mas hermosa... Como ese bendito milagro, del que tanto hemos hablado...

Esperanza Macarena, sabes que nunca fui macareno... Y ambos sabemos, que muy difícilmente lo seré... No porque no quiera, sino porque no he nacido así, no me has metido dentro esa virtud... Aun así, Madre, te querré siempre como lo que eres... La Madre de Dios, la Reina de Sevilla y, sobre todo, aquella mujer que un día me hizo ver la grandeza del Señor... Y eso, Macarena, no te lo voy a poder pagar en la vida...

Te lo pido por favor, deja ya de intentar convencerme... Déjame dormir, deja que sueñe... Por favor, déjame soñar... No me obligues a despertarme nunca de ese sueño, ven cada noche para vivirlo conmigo... Vive en mi alma, Madre... No me dejes nunca solo, no dejes nunca de hacerme soñar...

No me despiertes, Macarena... No lo hagas, que quiero soñar contigo, que quiero verte en el Arco, que quiero mirarte de nuevo, que quiero sentirte en el alma como un niño, que quiero sentir tu perfume en el corazón...

Merece la pena soñarte, claro que merece la pena... Simplemente por sentir tu mirada, que es la Gloria, Macarena... Gracias por dejarme soñar, por bailar con mis sentimientos, por hacerme sentir por unos momentos, el hombre mas feliz del mundo...

Por eso Macarena, te lo suplico de rodillas...
A ti, Madre de Dios...No me despiertes nunca...





José Antonio Montero Fernández.

Visitas: 499

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio