Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



No puedes imaginar Javier cuanto te echamos en falta. La vida en general y en particular en esta Cuaresma se nos está haciendo muy cuesta arriba. Todos sabíamos que nuestro camino resultaría muy difícil tras tu ausencia, pero créeme amigo, que nunca llegamos a pensar que tanto. Tu marcha supuso una auténtica bofetada a nuestras ilusiones. A duras penas hemos podido levantarnos del duro golpe que sufrimos tras tu repentino fallecimiento. El peso de la cruz de tu adiós sería realmente insoportable sin la cirinea ayuda de tu recuerdo.

Dios ha sacrificado una gran amistad, en cambio nos ha regalado la protección de un ángel en el Cielo. La tristeza de aquella jornada, que tratamos de olvidar de nuestras memorias, ha quedado marcada con letras de fuego en nuestros corazones, como aquellas desgarradoras notas que sonaron el, para nosotros inolvidable, Lunes Santo del año del Señor de 2008. Ese mismo año que arriaste la parihuela de tu vida para iniciar la más hermosa chicotá que te llevó a abrazar para siempre la manigueta de la Virgen del Dolor inconsolable. Como Ella, que cada noche de Lunes Santo mira al Cielo buscando el consuelo ante tanto dolor y pena, nosotros no paramos de mirar hacia arriba, para al final del firmamento descubrir tu más tierna sonrisa.

Tu recuerdo, cada día más presente en el rincón más justo de nuestras memorias, nos fortalece, nos contagia de tu entusiasmo y de tu lucha sin desfallecer para llevar al mejor término posible cada uno de tus muchos proyectos.

Recuerdo, como muy presente, nuestra última conversación. Me hablabas de la larga y penosa enfermedad que habías dejado atrás. Pude comprobar que te encontrabas con las fuerzas intactas, y con la ilusión del niño que viste por primera vez la túnica de nazareno acompañando al Señor de la Sagrada Entrada en Jerusalén un Domingo de Ramos, para retomar tu lugar al frente del Despacho de la Plaza Nueva.

Precisamente este último año pudimos compartir las últimas notas de la marcha Réquiem ante el Misterio de la Borriquita, que volvía a asomar por las puertas del Divino Salvador, Templo de templos y corazón neurálgico de la Sevilla cofrade, que recobraba su máximo esplendor gracias a la generosidad de muchos sevillanos como tú. Te despediste apresurado para acompañar a un gran amigo enfermo al Arco del Postigo del Aceite, un amigo que compartió contigo miles de vivencias. José Luis, hijo acogido por los hermanos de la Santa Caridad, pudo contemplar la tierna expresión de Jesús Despojado de sus Vestiduras bajo un baño de Sol que iluminaba un envejecido rostro surcado en ambas mejillas por profundos canales inundados de lágrimas. Esas lágrimas dibujadas en su cara sonaban a despedida, que bien sabía que miraba por última vez en vida a los ojos del Señor. Pocos días después fue llamado al banquete de Dios. Como bien me comentaste querido Javier, con la muerte de tu amigo, se acababa una etapa de tu vida e iniciabas otra, que tristemente acabó separándote de tu hija, hermanos y amigos.

Por estas fechas empezaban a sonar marchas cofrades por los pasillos del Despacho. Un jueves, tal como éste, tenía lugar nuestro anual encuentro con las cofradías de Sevilla. Celosamente preparábamos nuestro particular acto de exaltación a la Semana Santa. Incienso, pescado frito, música minuciosamente seleccionada y sobre todo las brillantes diapositivas de nuestro amigo Rafa. Era una noche, para dejar mínimamente de lado la ardua tarea del Despacho y dar rienda suelta a nuestras vivencias cofrades, a la imperecedera ilusión que nos unía en el más profundo sentimiento y sobre todo para fortalecer la gran amistad que reinaba entre todos los compañeros.

Amigo Javier, muy pronto volveremos a ver la Plaza de España y por extensión el Barrio del Porvenir, inundados de túnicas blancas de nazarenos de la Paz y con esta hermosa estampa de Sevilla llegará el primer pellizco.

En la jornada del Lunes Santo, ese día que vivías a ritmo acelerado y que sin dejar de lado tu profesión, te entregabas en cuerpo y alma a tu Hermandad de las Penas, nuestros corazones sentirán un escalofrío que como tímpano de hielo nos congelará el alma. Con leve tacto acariciabas la manigueta delantera izquierda del palio de la Virgen de los Dolores y podías ver a través de los ojos del corazón todo lo que ocurría en tu inmediato alrededor.

Esa noche los sueños tomaban vida a lo largo de un itinerario diseñado por los últimos románticos de Sevilla; cada calle, plaza o rincón recorrido suponía un canto a la sevillanía, al recogimiento y a la espiritualidad. Cada nota interpretada por los músicos de Tejera era gustosamente paladeada por los más refinados entendidos del brillantísimo repertorio musical cofrade sevillano.

Llegará la Virgen de los Dolores de vuelta a San Vicente adormecida por las notas rotas de Tejera, cerraremos los ojos a su paso y nuestras memorias sentirán la llamada de Manolo Santiago al martillo, la voz de Pepín Tejera solicitando a sus músicos la marcha “Tus Dolores son mis Penas” y los pasos cansados de nuestro querido amigo Javier recostado sobre la manigueta de su Virgen.

Querido Javier: ¿Cómo podías pensar que te habíamos olvidado, cuando a penas hemos podido hacernos a la idea de tu marcha?

Seguro que este próximo Lunes Santo por la noche volverás a pedirle al maestro Pantión “Don Antonio toque Jesús de las Penas”. El maestro volverá a emocionarse y con sus manos de seda y arrugadas acariciará de nuevo las teclas de un viejo piano, mientras sus ojos llorosos mirarán hacia las partituras del alma y sonará querido Javier, “Jesús de las Penas” como sonó tantas tardes en San Vicente.

Visitas: 226

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por ZAQUEITO en marzo 16, 2009 a 9:48am
cada ves que escribe me dejas con corazon
Comentado por ZAQUEITO en marzo 16, 2009 a 9:48am
cada ves que escribe me dejas con corazon
Comentado por Álex Sigüenza en marzo 15, 2009 a 3:08pm
Que bonito Jordi ... sencillamente genial , seguro que Javier te llenará de fuerzas este lunes Santo desde ese balcón azul donde seguro se encuentra junto al Señor de las Penas y la Virgen de los Dolores . Un abrazo
Comentado por Azahar de San Gonzalo en marzo 15, 2009 a 1:26pm
Enorme querido amigo. Seguro que allá arriba tenemos a todos esos ángeles que se nos han ido para protegernos. Un abrazo.
Comentado por Manuel en marzo 15, 2009 a 1:22pm
Te ofrezco mi amistad en el recuerdo del amigo.
Comentado por Jordi de Triana -FUNDACEC- en marzo 15, 2009 a 12:08pm
Gracias amigo.
Un gran sevillista, mejor cofrade y como persona grande, muy grande.
Jose, seguro que no le faltaré ningún Lunes Santo, como hasta ahora. Las personas mueren con el olvido y no con su marcha.
Comentado por Manuel en marzo 15, 2009 a 11:50am
Muy bien amigo en el recuerdo a Javier. Buen amigo, gran sevillista. Saludos.
Comentado por jose er cani en marzo 15, 2009 a 10:25am
Amigo JOrdi tu amigo se ha ido pero te ha dejado un mensaje que nunca le faltes el Lunes Santo acompañando su hermandad un ratito por lo menos y con eso estareis juntos por lo menos en el recuerdo .Un abrazo amigo
Comentado por Jordi de Triana -FUNDACEC- en marzo 15, 2009 a 10:16am
Luis Manuel este texto va por tu amigo costalero. Mis oraciones no olvidan a ninguno de los cofrades que se marcharon al Cielo para iniciar la estación de penitencia definitiva de sus vidas.
Víctor, no sé hablar de otra manera, que entregando el corazón en cada palabra. Hago extensible mi homenaje a tu amigo. Esas lágrimas serán recibidas con alegría por quien desde el Cielo percibirá el calor de una amistad que ni la muerte pudo terminar.
Comentado por Jordi de Triana -FUNDACEC- en marzo 15, 2009 a 10:11am
Gracias a todos por vuestra ilimitada generosidad.
Maite, nuestra Semana Santa no sería nada sin la memoria agradecida hacia quienes, únicamente se nos adelantaron en la última etapa de nuestras vidas que nos llevará a Dios.
Carlos, la amistad perdura anclada en el corazón, el recuerdo de los que realmente compartieron verdadera amistad con nosotros nos acompañará hasta el momento que volvamos a reencontrarnos con ellos.
Amigo utrerano seguro que en el Cielo sonará Jesús de las Penas y sus amigos estaremos atentos a cada nota. Este Lunes Santo estará muy cerca de todos nosotros.
Gracias Manuel, no existen palabras más hermosas que las que salen del alma, del corazón y de la memoria. Nuestros amigos escribieron páginas de amor a Sevilla y su Semana Santa, en nosotros está que nunca mueran.
Gracias Joakim por tus palabras, soy humilde simplemente porque nada he hecho en esta vida para merecer otra condición. Realmente amigos como tú me invitan a esparcir sentimientos sobre el papel y a veces de los renglones torcidos aparecen hermosas líneas, hermosas por su sinceridad, que no, por el buen uso del lenguaje.
Tasia, no olvides a tu amigo, no trates de ocultar tu tristeza. Con tu recuerdo y la emoción del momento le devuelves la vida.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio