Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


La devoción a la Santísima Virgen de la Cabeza se remonta a la aparición de la Virgen en el Cerro del Cabezo, cerca de la localidad de Andújar, en Jaén, en 1227. Desde su aparición, se fundó una Cofradía, donde entraron casi todos los vecinos de Andújar, que se encargó de la administración del Santuario que se levantó en su honor y de la organización de las fiestas anuales. Durante los siglos XIV y XV, debido a la fama de milagrosa que tenía la Imagen, el número de cofrades y peregrinos que asistían a la Romería fue aumentando. En los siglos XVI y XVII la Romería alcanzó su máximo esplendor. La devoción a la Virgen de la Cabeza hizo que los peregrinos fundaran cofradías en sus lugares de residencia organizando cultos y fiestas a la Virgen. En el siglo XVII se tiene constancia de 69 cofradías, llegando posteriormente al centenar.

En la villa de Estepa del siglo XVI se conoce la existencia de una Hermandad de Ntra. Sra. de la Cabeza en la antigua Ermita de San Sebastián. La Hermandad ocupaba una capilla o retablo cercano al altar mayor y poseía imagen de la Virgen de la Cabeza. Se conocen varias referencias a la Hermandad estepeña, datando la más antigua de 1591.

 

En el Archivo General del Arzobispado de Sevilla (AGAS), sección III, serie de justicia y hermandades,  se encuentran referencias documentadas a cofradías estepeñas radicadas en el templo renacentista de San Sebastián como un libro de la hermandad de Nuestra Señora de la Cabeza que abarca de 1591 a 1637. En la iglesia de San Sebastián se conserva un libro de la Hermandad de la Cabeza (alto 33, ancho 25, fondo 4) que tiene realizadas sus hojas en pergamino y las pastas en piel de cordero. El manuscrito se fecha en 1744.


En los inventarios de la iglesia parroquial de San Sebastián también aparecen referencias a esta hermandad. En 1628 este templo parroquial poseía entre sus bienes patrimoniales “un frontal de damasco azul que dio la biuda de Francisco Páez para la capilla de la Cabeza, frontal de raso negro con franjas de terciopelo negro que es para en el altar de la Cabeza que dio la biuda de Antón de Almagro Mendoza.” En 1929 se encuentra otra referencia a esta hermandad. En un inventario de 1694 aparece “una hechura de Nuestra Señora de la Cabeza y otra de San Sebastián en el altar mayor.” En 1784 Laureano Díaz Urbano “sienta unas medallas en la sillería de San Sebastián y les echa unas piezas” además “compone el velo (del altar o retablo) de San José y el velo de Nuestra Señora de la Cabeza.”

Ntra. Sra. de la Cabeza fue la principal devoción mariana, de gloria, de la Iglesia de San Sebastián en los siglos XVI, XVII y XVIII, contando con una hermandad que rinde cultos a la imagen y con retablo (o capilla) propio. Las referencias a este retablo nos hacen pensar que el lugar que la Virgen ocupaba en la iglesia estaba cercano al altar mayor del templo, cercano por tanto al lienzo de San Sebastián que presidía la iglesia hasta el siglo XVII. A finales de este siglo el lienzo es desplazado a un altar colateral mientras que el altar mayor se situaba una talla de San Sebastián y un Cristo Crucificado, y de nuevo se menciona un altar dedicado a Nuestra Señora de la Cabeza, posiblemente también colateral.

 

En la década de 1760 se levanta el retablo mayor y los retablos laterales, atribuidos a Francisco Primo y dorados por Salvador de Jódar. El retablo mayor se dedicó al titular del templo, San Sebastián, acompañado por San Pedro y San Pablo y un Cristo Crucificado en el ático. El retablo lateral izquierdo se dedicó a San José, acompañado de San Francisco de Padua y San Francisco de Asís (o San Bernardino de Siena), con San Miguel Arcángel en el ático. En el retablo lateral derecho se situaba en las calles laterales Santa Lucía y Santa Bárbara, y una pequeña imagen del la Virgen con el niño en el ático. La imagen central del retablo no se conserva y se desconoce. En el siglo XIX tras desaparecer la Ermita de San Juan Bautista, el titular de la ermita ocupa el retablo de San José mientras que San José es trasladado al otro retablo lateral y ya a comienzos del siglo XX la imagen de San José desaparece. Posiblemente el retablo lateral derecho se dedicó a la titular de la Hermandad de la Cabeza, pero tras extinguirse su hermandad también perdimos su imagen. La dedicación de este retablo se deduce de la intervención de Laureano Díaz en 1784 en los retablos de San José y de Nuestra Señora de la Cabeza. En los años recientes este retablo ha estado presidido por la Virgen Milagrosa, un Crucificado y Santa Ángela de la Cruz.

La Hermandad de la Virgen de la Cabeza de Estepa se extinguió en los avatares de los siglos posteriores, teniendo sólo conocimiento de su existencia a través de los documentos que así lo atestiguan. 

 

 

Bibliografía:

-Iglesia de San Sebastián. El renacer de un templo. Iltmo. Ayto. de Estepa. 2006.

-Memorial Ostippense. Aguilar y Cano. 1888.

Visitas: 1303

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Azahar y jazmín en mayo 1, 2012 a 11:41pm

Preciosa esta entrada dedicada a la Morenita, y a la hermandad que teneis en esa bella población, llevo años siguiendo la Misa que se dice antes de su salida, así como la citada salida, por el Cerro.

Comentado por Pedro en abril 29, 2012 a 7:52pm

Hoy a sido su romeria y gracias a canal sur la he podido ver como todos los años por tv.

 

Comentado por Francisco A. Mazuecos. en abril 29, 2012 a 5:29pm

MUY BUENO ESTE ELACE, SALUDOS...

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio