Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Nuestra Señora del Carmen del Santuario del Cerro, Guatemala


NUESTRA SEÑORA DEL CARMEN DEL SANTUARIO DE CERRO, NUEVA GUATEMALA DE LA ASUNCIÓN


Cuenta la historia, que antes de morir Santa Teresa de Ávila, encargó a las hermanas de la orden Carmelita que enviaran a América una pequeña imagen de la Virgen del Carmen que le pertenecía y de la cual ella era muy devota.


Las hermanas, siguiendo sus indicaciones, se enteraron que un ermitaño llamado Juan Corz, viajaría a estas tierras y le encomendaron la imagen, con el encargo de traerla y erigirle un lugar para su veneración, porque, afirmaba Santa Teresa: “…donde se venerara la imagen se levantaría una gran ciudad.”

El ermitaño Corz se estableció en el Valle de las Vacas a principios del Siglo XVI . Al enterarse de la presencia de la pequeña imagen, tanto los habitantes del Valle, como los viajeros que transitaban por ese camino que conducía al Golfo Dulce, empezaron a visitarla y a venerarla con profundo fervor. Conforme esta devoción fue creciendo, los vecinos del lugar edificaron, en el año 1620 en honor de la Virgen,, una ermita que coronaba lo alto de un cerro, que recordaba al Monte Carmelo.


El Cerrito del Carmen
A raíz de la destrucción de la Antigua Guatemala por los terremotos de Santa Marta en 1773, se tomó la decisión de trasladar la ciudad a esta pequeña colina, a cuyos pies nació “La Nueva Guatemala de la Asunción”.

El Cerrito del Carmen es una fantástica referencia histórica, para comprender con precisión y poder visualizar con mayor claridad, ¿cómo era el lugar que actualmente ocupa la ciudad de Guatemala?

Para lograr esto se analiza la historia de este bello lugar, que por excelencia es uno de los más antiguos y se encuentra entre los monumentos coloniales de Guatemala, es uno de los más interesantes y posee una atracción excepcional. Principalmente no es admirado por su magnitud como otros monumentos religiosos de la época, sino por la sobriedad, la sencillez, la armonía de todo el conjunto arquitectónico y sobre todo la historia que encierra.

Este santuario tiene un valor adicional, porque fue el punto de inicio desde donde se trazó la ciudad, cuando se trasladó del Valle de Panchoy al Valle de la Ermita, hoy 1ª Calle y 12 Avenida de la zona 1. En la cumbre del Cerro se levanta la Santa Ermita dedicada a Nuestra Señora del Carmen, a sus pies se encuentra la ciudad de Guatemala, que ocupa una extensa llanura llamada actualmente Valle de la Ermita o de la Virgen, pero que anteriormente se le conocía como Valle de las Vacas.


Un singular personaje fue Juan Corz: durante el siglo XVII llegaron a Guatemala numerosos misioneros religiosos de las Órdenes de franciscanos, dominicos, mercedarios, agustinos, jesuitas y algunos laicos (fieles bautizados que no han recibido las Órdenes Sagradas y no pertenecen a un estado religioso aprobado por la Iglesia) y entre ellos llega un miembro de la Tercera Orden del Pobrecillo de Asís, llamado Juan Corz, quien había nacido en Juirán, un pueblo de la señoría de Génova, Italia, era un hombre bien dispuesto de corpulencia, hermoso de rostro, confiable, humilde y comedido.


A principios del siglo XVII, Juan Corz había visitado como peregrino los Santos Lugares de Jerusalén, y ahí fue donde decidió entregar su vida al Señor viviendo en estado de “ermitaño”. Cuando terminó su peregrinación en Jerusalén, su primer propósito fue trasladarse a Las Américas, que eran para ese entonces la novedad, en su viaje, paso por la ciudad de Ávila en España, en donde las Carmelitas de Ávila o Descalzas, al enterarse que Corz venia a las nuevas tierras para vivir como ermitaño, le pidieron que trajera una pequeña y preciosa imagen de Nuestra Señora del Carmen, ya que fue el deseo de Santa Teresa cuando murió. Corz acepto el encargo y al preguntarles a las religiosas, ¿Cuál sería el sitio donde debía colocar la imagen? Ellas le respondieron que la misma Virgen sería la que determinaría el sitio donde iba a ser venerada, agregaron que Santa Teresa les había dicho que donde fuera venerada la imagen surgiría una gran ciudad. Fue así como Juan Corz se embarca a América en la nave “María Fortaleza” trayendo consigo la bella imagen, que estaba guardada en una caja la cual vigilo en todo su recorrido.

Tenia unos 35 años, cuando llega a Guatemala y se establece en el Valle de Las Vacas a orillas del río homónimo, y entre unos peñascos acomodó en dos cuevas: la Imagen al que luego llamó el “Nicho de la Virgen” y en la otra su habitación de ermitaño, se sabe que solo salía dos veces al año de su cueva a pedir limosna a los vecinos, limosna que le servía como sustento. Esto dio lugar a que los vecinos del Valle se dieran cuenta de la presencia del extraño personaje y de la imagen que luego empezaron a visitar. Al verla tan preciosa, pensaron que no era justo que la imagen estuviera en un lugar tan pobre y acordaron construirle una capilla en el Valle de la Leonera, claro sin antes contar con el consentimiento del ermitaño. Llegó el día, y en solemne procesión trasladaron la imagen de la cueva a la capilla. Concluido el traslado los vecinos a su casa y el ermitaño de regreso a su cueva.

Al día siguiente muy temprano se escuchó una noticia que estremeció a todo el vecindario, ¡La imagen había desaparecido! No estaba en la capilla, en eso estaban cuando llegó Juan Corz a visitar a la Virgen cuando se enteró de la noticia, por su mente paso que él era el culpable por haber dejado que sacaran la imagen de la cueva, ya que más de alguno decía la imagen había sido robado. Juntos empezaron a buscarla por todos lados y fue un asombro total cuando la encontraron de regreso en la cueva de donde había sido sacada.

Entonces los vecinos comprendieron que la capilla que había construido no era lo que la Divina voluntad quería y le pidieron a Corz que en sus oraciones pidiera que la Virgen le mostrara el lugar en donde ella quería estar, días después el ermitaño junto a los vecinos subieron al Cerro que se encuentra en el corazón del Valle, que para entonces estaba muy llena de vegetación. Corz había encontrado una cierta semejanza entre el Cerro y el Monte Carmelo que había conocido en su viaje a la Tierra Santa de Jerusalén, y fue así como el ermitaño con orientación divina, escogió el cerro para que se edificara un nuevo Carmelo en honor de la Virgen del Carmen. Sin pensarlo dos veces los vecinos desmontaron una parte del cerro y construyeron una pequeña ermita con su campanario y cerca levantaron una pequeña habitación para que el Ermitaño viviera en ella y cuidara de la imagen y la Capilla.

En esta condición vivió Corz por un tiempo, hasta que un día hubo un incendio de origen desconocido, que arrasó todo debido a que los pajonales del cerro y sus alrededores estaban muy crecidos, el fuego destruyo totalmente la ermita, únicamente se pudo salvar la imagen de la Virgen que fue colocada en una enramada, donde permaneció hasta que finalmente en 1620 se termina de construir el nuevo templo cuya fecha aparece en la sacristía de la iglesia. Esta iglesia tenía paredes de cal y canto, un techo de madera y cubierto con tejas y al igual que el anterior frente al nuevo templo se construyó una choza para la habitación de Corz, quien entonces empezó a cultivar hortalizas y legumbres que usaba para su sustento pero que también compartía especialmente con los pobres que visitaban en cantidad la Ermita a pesar de que la subida al Cerro se dificultaba en época invernal por la lluvias y el lodo que se creaban.

La Ermita
Según los expertos en la materia la iglesia no se puede ubicar dentro de un estilo particular, debido a que es una iglesia muy propia, casi única en su estilo. Posee unos elementos barrocos, típicos de las construcciones de esa época, pero mantiene su identidad con unas líneas esenciales que la distinguen de otros edificios, la sobriedad es su nota dominante característica. Mide 25 m de largo y 9 m de ancho, Tiene una sola puerta de entrada.

Fachada
Posee elementos barrocos, se compone de tres cuerpos o pisos, semejantes a los del retablo del altar mayor ubicado en el interior de la iglesia. a) El primer de los cuerpos de abajo para arriba, ocupa la puerta de ingreso y tiene dos nichos con las imágenes de Santa Teresa de Jesús y el Profeta Elías. b) El segundo cuerpo se compone de un ventanal rectangular con dos nichos y las imágenes de San Juan de la Cruz y de Santa Maria Magdalena de Pazzi. c) El tercer de los cuerpos tiene al centro una ventana abierta y alargada con una campana de tamaño regular, para los dobles, a sus lados no hay nichos con santos por quedar reducido el espacio.

Torres
Los lados de la fachada están engalanados por dos torres enigmáticas ya que en el edificio no llevan una función estructural sino de adorno. En el extremo superior las torres presentan almenas, minaretes y bocas de cañón simuladas: esto da al templo una cierta apariencia de construcción feudal y militar, a los lados externos de la iglesia tiene 5 contrafuertes posiblemente añadidos a la estructura original de 1730 después de los terremotos de 1917-18, para dar mayor soporte y estabilidad a toda la construcción.

Retablo Mayor
En el interior del templo lo más impresionante lo constituye el retablo mayor que es uno de los mejores trabajos barrocos que existen en Guatemala, posee competentes de orfebrería religiosa del siglo XVIII. Se compone de tres niveles o cuerpos bien dispuestos, todos convergentes hacia el nicho de la Patrona que en ocupa el lugar central. El retablo tiene varios cuadros con buenas pinturas de autores desconocidos colocados entre vistos marcos finamente tallados.

a) Los cuadros del primer cuerpo a la derecha e izquierda de la Patrona, representan a San Joaquín y a Santa Ana, los padres de la Virgen Maria. b) En el segundo cuerpo, en tamaño menor, encontramos a dos mujeres carmelitas que corresponden a Santa Joana y a Santa Cirila. c) En el cuadro de arriba, en el centro del tercer cuerpo, corresponde a San José con el Niño Dios en los Brazos, a sus lados están otras dos carmelitas, Santa Ángela y Santa Teresa del Niño Jesús

La Patrona la Santisima Virgen del Carmen


La Patrona es colocada en un nicho que ocupa el lugar central, se encuentra dentro de un camarín de madera dorada, la imagen mide 44 cm de alto, en su forma original es de madera, incluyendo el ropaje y el manto, está revestida de placas de plata trabajada a cincel y a buril que le cubren el hábito y el manto, esta de pie sobre un pedestal de plata, muestra en su pecho el escudo carmelita incrustado de rubíes y brillantes, de sus oídos cuelgan dos aretes de oro y perlas finas, en su cabeza resplandece una corona de piedras preciosas, un tocada y una capa la cubren, mientras que de las manos ligeramente extendidas penden dos escapularios.


Debajo de sus brazos y del manto, junto a ella están de pie cuatro pequeñas imágenes de carmelitas, dos hombres a la derecha y dos mujeres a la izquierda, las cuatro pequeñas imágenes tienen las manos juntas en una actitud estática expresan sentirse amparados por la Madre del Santo Carmelo, una gloria de plata sobredorada con rayos, chispas, querubines y cruces otorga esplendo a la imagen, bajo sus pies tiene una peana revestida de chapas de plata con la luna al centro, en dicha peana aparece grabado el nombre de Simón Vásquez, el platero que realizó el trabajo de la peana a mediados del siglo XIX. En el pedestal, un cajón cuadrado de madera, que está forrado con láminas de plata, En conclusión es una obra finísima de estilo manierista de la platería española de la segunda mitad del siglo XVI.


El 19 de abril de 2001, la imagen fue robada de la iglesia y fue recuperada en febrero de 2003. Durante el tiempo que estuvo desaparecida permaneció en una aldea de Tecpán, Chimaltenango, en casa de una familia que la encontró tirada en una cuneta de la carretera Panamericana.

Tuvo que estar un año en los talleres de restauración del Ministerio de Cultura y Deportes, ya que le faltaba parte de los dedos y de la nariz, además, tenía grietas y fisuras que hicieron que perdiera su policromía, también estaba deteriorado el vestido de plata y oro, y habían desaparecido algunas piezas, como la corona, la mantilla y uno de los escapularios, que fueron reemplazadas.

El Campanario

Está ubicado al costado derecho de la iglesia. Se trata de una torre cuadrada y chata, con paredes gruesas y bien asentadas para resistir las sacudidas de los terremotos. Del campanario cuelgan 4 campanas que llevan las siguientes fechas de fundición: 1748, 1872, 1921, 1925. La campana de 1748 es la más antigua y se le conoce como, “La Encarnación” ya que dicho nombre aparece grabado en la inscripción que lleva. La campana de 1872 es la más pequeña, se llama “La Volteadora”, porque no es inmóvil y puede dar vuelta sobre sí misma, fue fundida por Juan Klee.

La campana de 1921, fue fundida por Timoteo Gómez Siena y se le conoce como “La Libertad”, ya que conmemora el primer centenario de la Independencia y alrededor de la campana lleva grabados los bustos en alto relieve de los trece ciudadanos que intervinieron en la redacción del Acta de Independencia.

La campana de 1925, al igual que la precedente fue fundida por Timoteo Gómez, y se le llama “La Carmela”, ya que fue dedicada a la Virgen del Cerrito del Carmen.
[editar] El Torreón o La Redonda

Está situado frente a la fachada de la iglesia y en el centro de su atrio. Se trata de una construcción redonda no muy elevada, pero bien proporcionada y en armonía con su entorno. Tiene parecido con un Atalaya, a un fortín o a un establecimiento militar, sin embargo con la milicia y la defensa el torreón no tiene nada que ver.

Fue construido junto a la Ermita con dos finalidades: Una es práctica y la otra religiosa. Práctica se dice porque el torreón se compone de dos cuerpos, en el cuerpo inferior hay una puerta angosta que lleva a una pequeña habitación, en donde vivió por más de medio siglo el mayordomo Juan José Morales, “El Reconstructor” Finalidad religiosa, porque en la parte alta del torreón, justamente el lado que mira a la iglesia se encuentra una preciosa hornacina donde está representada la Santa Trinidad rodeada de querubines y además en la cúspide del torreón originalmente se levantaba una cruz de madera, tan grande que podía ser vista desde muy lejos.

Además de esta bendita imagen, se procesionan otras las cuales recorren distintos puntos de la ciudad.


Otras imagenes de la Virgen del Carmen en la Ciudad de Guatemala

Bellisima imagen de Nuestra Señora del Carmen que sale de la Iglesia de Santa Teresa, lamentablemente no se encuentra en veneración pública permanente únicamente en los primeros dias de julio y el primer domingo de julio que corresponde a su salida procesional. No se tienen datos de su escultor, algunos investigadores la situan a mediados del siglo XIX , otros en el siglo XVII inclusive, lo cierto es que la belleza incomparable de la Flor del Carmelo cautiva a cientos de devotos.

La Virgen del Carmen de Santa Teresa, en su procesión del 2009, ataviada con su magnifico ajuar francés.


Santisima Virgen del Carmen de la Iglesia del Carmen

Imagen anónima del siglo XVII, su ráfaga en estilo dieciochesco la hace única, una gran desconocida dentro de las virgenes antiguas de Guatemala, sin embargo goza de devoción en su templo ubicado en el centro histórico de la ciudad, no procesiona regularmente, por no decir que casi no ha procesionado. Su ultima salida la realizó hace algunos años conmemorando el 750 aniversario de la entrega del escapulario a San Simón Stock.



Es así estimad@s amig@s cofrades como los guatemaltecos celebramos a la Estrella del Mar, la nubecilla que anuncia las lluvias de gracias, la flor del monte Carmelo, ya en la vispera a la espera que la pequeña y gran imagen bendita de Nuestra Señora del Cerro salga a bendecir como todos los años la Ciudad Capital de Guatemala, rememorando ese amor especial que desde el siglo XVI se le tiene en este Valle de la Virgen.

Visitas: 1776

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por OLGA PEREZ PEREZ en julio 15, 2010 a 11:30pm
MUY INTERESANTE ENTRADA Y PRECIOSAS IMAGENES.
UN SALUDO.
OLGA.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio