Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


ORAR EN ADVIENTO.-

El tiempo que llamamos adviento nació en la Iglesia como momento preparatorio a la celebración del nacimiento de Jesús. Esa preparación a la venida de Jesús entre nosotros no se vivió en las comunidades cristianas sino hasta pasado unos siglos. Pero, a pesar de no haberse celebrado el Adviento al comienzo del cristianismo, es el tiempo con que inauguramos el año litúrgico, o sea, el año de las celebraciones del actuar de Cristo entre nosotros.

Orar en Adviento significa experimentar el valor de la esperanza. Pero no de la esperanza que sólo engendra esperanza, sino de la esperanza que se abre a la realización, al cumplimiento de esclavitud, que fructifica en liberación; de camino, que encuentra la meta. El Adviento no puede ser entendido sin saber que existe Navidad – Epifanía, es decir, un final de etapa. Introducirnos en el Adviento a través de la oración es la experiencia de los que arriesgan dando todo de sí, porque saben que de este modo alcanzan lo esperado. Es un riego ventajoso, pues se ve ayudado por la voz de los profetas.

La figura del profeta adquiere una dimensión real y viva en el tiempo de Adviento. Profeta es quien responde generosamente a Dios, ofreciendo su persona, para ser pregonero de su mensaje. Orar en Adviento nos introduce en el gremio de los profetas, nos hace profetas; porque orar en Adviento es disponibilidad generosa a ser profeta, a ofrecer el propio ser para vocear el mensaje de un Dios que tanto amó al mundo que envió a su Hijo para acercar más este mundo a sí, un mundo que Él ha creado, pero que no ha sabido escuchar su voz.

Ésta es en definitiva, la oración de María, la Virgen. Ella se hace profeta por excelencia, no voceando el mensaje de Dios, sino – mucho más – engendrado y dando a luz el mismo mensaje, es decir, Jesús.

La oración en Adviento nos llama de modo particular a responder con la misma actitud de María. Por eso la esperanza no es vacía, sino seguridad absoluta, pues llevamos dentro la respuesta misma, es decir, Jesucristo.

 

EVAGELIO S. LUCAS (CAP. 3; 4 – 6)

Así se cumplía lo que está escritos en el libro de Isaías: Una voz grita en el desierto: Preparad el camino del Señor enderezad sus senderos.

Todo barranco será rellenado y toda montaña y colina, rebajados; los caminos con curvas serán enderezados y los ásperos suavizados.

Entonces llegará la salvación de Dios  y la contemplará todo mortal. (Is 40, 3 – 5)

Visitas: 1074

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por costalero76 en noviembre 30, 2011 a 6:51pm

gracias

Comentado por Manuel Sanchez de los Reyes en noviembre 26, 2011 a 5:50pm

¡¡ Amén !!

Comentado por Curro Cayuso Bueno en noviembre 26, 2011 a 11:35am

Me ha encantado mucho esta entrada. El hijo de Dios esta por llegar. El adviento comienza. Gracias Manuel. Saludos de tu amigo Curro.

Comentado por Azahar y jazmín en noviembre 26, 2011 a 1:16am

Gran entrada la que nos dejas Manuel, muy interesante, y creo que a muchos les vendrá muy bien para saber que es lo que significa el tiempo de adviento, el de esa dulce Esperanza en el nacimiento del Salvador, besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio