Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


PERSONAJES QUE INTERVINIERON EN LA PASIÓN DE JESÚS DE NAZARET: SANTA MUJER VERÓNICA

BLOG DEDICADO A MIS QUERIDOS JARTIBLES

BIBLIOGRAFÍA: LA WIKIPEDIA Y UNA ENCICLOPEDIA DIGITAL

FOTOS: ORIGINALES DE MARTA MARIA TRIANA



Verónica, según la tradición cristiana, fue la mujer que, durante el Viacrucis, tendió a Cristo un velo para que enjugara el sudor y la sangre. En la tela, conocida como paño de la Verónica quedaron milagrosamente impresas las facciones del Redentor.

Se la suele rendir culto por su vinculación con la figura de Cristo, y es muy común su representación pictórica o escultórica portando el paño. En ocasiones, el personaje de Verónica se identifica con el de la Hemorroísa.

El paño de la Verónica sería una de las reliquias que se consideran vera icon o sea, verdaderas imágenes de Cristo, como el Mandylion de Edesa, la Sábana Santa de Turín o el Santo Sudario de Oviedo.

En cuatro lugares distintos se conservan reliquias conocidas como el paño de la Verónica:
· Basílica de San Pedro (Roma, Italia)
· Catedral de Nuestra Señora de la Asunción (Jaén, España)
· Basílica del Sacré Cœur (París, Francia)
· Monasterio de la Santa Faz (Alicante), España.

La paradoja de la multiplicidad de paños es justificada por los creyentes mediante la posibilidad de que Verónica doblara el pañuelo dos veces antes de que la sangre de Jesús se secara, con lo que serían cuatro las imágenes obtenidas.

La etimología del nombre Verónica ha sido interpretada popularmente como proveniente de vera icon, aunque es más probable que lo sea del griego Βερενίκη (Berenice), forma dialectal macedonia de Φερενίκη (Ferenice), "portadora de la victoria" .
Según diversas tradiciones y leyendas, la Santa Verónica es una de las piadosas mujeres que acompañaron al Señor por el camino del Calvario, y que, movida a compasión, le limpió el rostro con un lienzo, recibiendo en premio su imagen grabada en sus pliegues. Este gesto de amor y valentía es meditado en una de las «estaciones» del piadoso ejercicio del Vía Crucis.

Los autores que han estudiado los orígenes de esta tradición coinciden en que la leyenda aparece ya formada en el s. XIV, pero que a su vez se deriva de otras más antiguas y de características distintas. Las tradiciones, relatos y leyendas son tantas y tan diversas, que Leclercq habla de «un embrollo de leyendas» en el que unas desplazan a otras. Se piensa que el núcleo fundamental deriva de ciertos apócrifos neotestamentarios, en los que se habla de una mujer llamada Berenice, que recibió un retrato de manos de Jesús; la antigüedad de estos relatos es del s. IV. Leclercq remonta el origen de los relatos sobre la V. a la leyenda de Abgaro del s. III. La historicidad del personaje y del gesto que se le atribuye es prácticamente imposible de precisar; los Evangelios no hablan de ella, pero pudo ser muy bien un personaje histórico, cuyo recuerdo y el de su gesto se conservasen por tradición oral, y que más tarde pasasen a diversos escritos con distintas variantes.

Las leyendas y relatos que más se relacionan con la tradición de la V., recogida en el ejercicio del Vía Crucis, en el arte y otras manifestaciones de piedad popular son:
La Leyenda de Abgaro, que narra cómo Abgar, rey de Edesa, ruega a Jesús por carta que vaya a curarle, y Jesús le contesta que no puede dejar su misión; pero el enviado del rey sacó una copia del rostro de Jesús de preciosos colores. En el s. VI se decía en algún escrito que la copia fue hecha por el mismo Jesús y enviada por él al rey; otras veces se dice que no la envió al rey, sino a una princesa llamada Berenice.

La muerte de Pilatos, relato en el que Tiberio, enfermo, envía un mensajero a Judea a buscar a un médico que curaba todas las enfermedades (Jesús). Se le dice que ha muerto como malhechor, pero Berenice le informa que lo mataron por envidia; ella tiene un retrato de Jesús, grabado por el que le curará si le ve; se va con el mensajero, y Tiberio sana.) La venganza del Salvador, apócrifo en el que se identifica Berenice con la hemorroísa a quien el Señor curó de su enfermedad. Esta mujer sería la poseedora del cuadro o retrato de Cristo; no quiere entregarlo, pero tiene que hacerlo ante el tormento a que se la somete. Según la Anaphora, la hemorroísa era natural de Paneas, en territorio de Cesarea de Filipo, donde levantó un monumento en recuerdo de su curación.

A estas leyendas sobre los retratos del rostro de Jesús respondían una serie de iconos en diversos lugares, que eran muy venerados. En el s. VIII se conocen en Roma estos iconos con el nombre de Veracon, es decir, verda. dero icono o imagen (del Señor). La piedad popular creció en torno a ellos, enriquecida con indulgencias a partir del s. XIII. En este mismo siglo tales iconos son llamados «yerónica»; así, entre otros, O. de Tilbury (1210) escribe: «de figura Domini quae yerónica dicitur».

En el s. XVI se encuentra testimoniado un nuevo elemento en los relatos: V. es una de las mujeres que acompañaban a Jesús al Calvario, que le enjugó el rostro con un lienzo donde quedó la imagen de su Faz. Así tenemos dos tipos distintos de rostros del Salvador: el primero, en situación normal, con rasgos nobles y cabellos largos; el segundo, coronado de espinas con cabellos desordenados y gotas de sangre.


En general, muchos se resisten a admitir que la historia de la Verónica y de su audaz y piadoso gesto y la veneración popular como santa no tengan más fundamento que estas leyendas. De hecho, los Evangelios hablan de algunas mujeres que seguían a Jesús durante su predicación y le asistían con sus bienes y señalan repetidamente cómo estas y otras mujeres se condolían de el y le seguían camino del Calvario y en el Calvario. Aunque dan el nombre de algunas de ellas, no dan el de Verónica; pero ésta con toda probabilidad estuvo junto al Señor, y es muy posible y verosímil el gesto que se le atribuye. Lo arraigado de la tradición y piedad populares sobre la Verónica, así lo hacen suponer.

Visitas: 4169

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Feliciano Arregui en marzo 2, 2010 a 10:07pm
De verdad te felicito por lo bien que lo haces y lo facil que nos lo pones, no sabia en concreto esta imagen de donde salia y ahora entiendo porque no se habla de ella en las escrituras, aun asi se habla de ella de forma superficial y me has aclarado algunas dudas que tenia. GRACIAS UN SALUDO.
Comentado por TRIANA FOREVER en marzo 2, 2010 a 11:30am
LA VERDAD ES KE LAS FOTOS CONMUEVEN COMO LA HISTORIA MISMA DE ESTA SANTA MUJER.ME HA GUSTAO TELA ESTE BLOG MARTITA.UN BESOTE TRIANERO.-
Comentado por ESPERANZA TRIANA en marzo 2, 2010 a 9:34am
magnifica foto y estupendo blog. hay que ver lo q aprendemos contigo.
besos
Comentado por Nazareno de Pasión en marzo 2, 2010 a 9:31am
felicidades como siempre tus blogs fantasticos , informativos y ademas amenos a la hora de leerlos , ya queda menos para que la Reina de Triana esté en la calle Pureza escuchando su marcha Esperanza de Triana coronada
un abrazo hermana
Comentado por Miguel Ángel Martínez Álvarez en marzo 2, 2010 a 8:47am
Otro personaje secundario, entre la realidad y la piedad popular, que se ha convertido con el paso de los años, en un ser querido y admirado. Sea verdad o no, es otra historia que no hace al caso ni importa. Un abrazo.
Comentado por Dore Cruz en marzo 1, 2010 a 11:09pm
PRECIOSO BLOG SIEMPRE ME LLAMO LA ATENCION EL PAÑO DE LA VERONICA ES MAS AHORA ESTOY PINTANDO UN PAÑO DE VERONICA CON LA CARA DEL CRISTO DE LAS TRES CAIDAS CUANDO LO TERMINE OS LO ENSEÑARE YA REGALE ALGUNOS A HERMANDADES PUES PARA MI ES MUY ENTRAÑABLE RECORDAR QUE DIOS DEJO ESA IMAGEN PARA QUE SUPIERAMOS DE EL UN BESO Y PRECIOSO
Comentado por LA TABERNA DEL PEREGRINO en marzo 1, 2010 a 8:53pm
Si eran así en la realidad como las fotos, hay que reconocer que Jesús sabía rodearse de mujeres guapas. Broma aparte, bien expuesto y documentado este blog.
Comentado por concapaysombrero en marzo 1, 2010 a 7:09pm
meha gustado mucho la entrada porque la Verónica junto al Cirineo son dos personajes muy importantes en la pasión y nos dan ejemplo de asitencia. un saludo
Comentado por Arennal en marzo 1, 2010 a 6:04pm
Muy bueno y muy completa la explicación, la verdad es que es un gusto leerte. Y preciosa la foto. Un beso
Comentado por PODER MACARENO en marzo 1, 2010 a 4:59pm
Cuanto aprendemos de estos personajes....un paño te daba yo a ti para que te limpiaras la baba que se te cae siempre con tus blogs jejeej..con tus fotos y tus paseos eclesiásticos...en fin...enhorabuena que este tipo de blogs vienen muy bien...a ver quien es el proximo personaje. Un abrazo.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio