Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Hay en la ciudad un barrio que, a pesar del éxodo de muchos de sus vecinos de siempre, mantiene, vigoroso, el pulso de la vida cotidiana. El trajín de sus gentes y comercios, el laberinto animoso de sus callejas pero, sobre todo, un poso de gracia singular trasmitida de generación en generación, hace de Triana un lugar diferente dentro de la ciudad, sin que por ello los trianeros dejemos de ser y de sentirnos orgullosamente sevillanos.

Como una pequeña urbe, acunada en la vieja matrona Híspalis, este barrio tiene Catedral, alcalde y también sus días grandes, o como gusta decir en aquella orilla del río, los días “señalaítos”.

Es entonces cuando los vecinos de hoy comparten con los de ayer devociones y vivencias en un torrente de emociones que se desborda inundando sus calles y plazuelas.

Son esos días mañana fresca de domingo de juncia y romero, de colchas en los balcones para recibir, con lo mejor de cada casa, a Jesús Sacramentado, el Amor de los amores. Es también mañanita transparente de miércoles cuando redoblan los cohetes sobre la tersa piel del cielo celeste de un Mayo de Pentecostés y gloria.

Pero sin duda, el día más grande de Triana es el Viernes Santo, con aquel amanecer rosa y celeste que quedó grabado, como un primer amor, en el corazón del pregonero. Memoria de aquella primera infancia feliz cuando, recién levantado, con la cara lavada y un repeluco de emoción en el estómago, aguardaba impaciente en el altozano, con mi familia, la llegada de la Cofradía de la Esperanza, con aquellos nazarenos exhaustos tras haber atravesado el ignoto territorio, para aquel niño, de la madrugada sevillana.

Y es que desde el amanecer, cuando el Cristo de las Tres Caídas cruza en la nave dorada de su paso la segunda aduana del barrio –pues ya pasó la primera en el Arco del Postigo- ubicada en la Capillita del Carmen hasta que la cascada de plata de los candelabros de cola del palio de la Virgen del Patrocinio, gloria bizantina para la Madre de Dios, bese el dintel de su Basílica bien entrada la madrugada del Sábado Santo, el barrio entero es un hervidero de fervor, de devoción sencilla, sincera y profunda, de reencuentros y también de celebración y fiesta.

Para algunos trianeros, la Semana Santa, su Semana Santa, se reducirá a este día, con sus tres Cofradías enmarcadas entre un alfa y omega verde y morado de Esperanza. Allí, en la calle Alfarería junto a la Cerca Hermosa, al abrigo de los viejos corrales tapizados de helechos, pilastras y geranios de las calles Castilla y Pagés del Corro o en aquel lugar donde un día se levantaron los tejares que marcaban la frontera del barrio con las estribaciones del Aljarafe sevillano, muchos volverán, por unas horas, a ser niños y a sentirse, más que nunca, en la propia casa.

Pero ¿Cómo se puede estar de celebración el día en el que toda la cristiandad conmemora la muerte del Señor?

A cualquiera que nos visite y no nos conozca pudiera parecer poco ortodoxo y hasta irreverente este ambiente de celebración y fiesta que se extiende igualmente a otras latitudes de la ciudad. Pero nada más lejos de la realidad. Como dijera el escritor y catedrático Luís Ortiz Muñoz, esa viva alegría con la que se vive en Sevilla la muerte del Señor no es sino cristianismo para el buen entendedor.

Y hoy, como si estuviera ante la gloria estremecida del palio de la Esperanza en el silencio expectante de la calle Adriano, antes de levar el ancla de su llamador para que aquel jardín de la gloria suba a los cielos de Sevilla y de Triana, el pregonero le ofrece a la Virgen trianera como piropo de amor una sencilla oración a modo de salve.


Dios te Salve María
Reina y Madre capitana
lucero en la noche oscura
  y Estrella de la mañana.
Dios te salve, marinera
por siempre llena de gracia.
El Señor está contigo
  y con quien busca tu cara
en los momentos de gozo
y en las penas más amargas.


¡Bendita por siempre seas
Bendita Madre del alma!
Santa María, Señora
Hija de Joaquín y Ana
ruega a Jesús por tus hijos

que ante la lucha diaria
te piden tu protección
piden tu amparo y tu calma
ante el mar embravecido
de las caídas humanas.


Junto a Ti, Virgen bendita
solo hay hoy, nunca hay mañana.
que bien lo sabe tu gente
que bien lo sabe Triana

cuando vienes por el puente
de regreso hasta tu casa
en aquella calle larga
de la pureza más casta.

Lo sabe el Guadalquivir
con el rumor de sus aguas
lo saben las azoteas
de cales y sol bañadas
y lo saben los geranios
y el vuelo de la espadaña
con su quejido de bronce
que es repique de campanas.


Y lo sabe el corazón
que te reza y que te canta
una plegaria de amor
una salva de alabanzas
y los piropos más bellos
hechos requiebros de plata
y una salve marinera
cuando se rinde a tus plantas.


Lo sabe bien quien te implora
lo sabe bien quien te ama
  y quien al verte no puede
evitar decirte ¡guapa!
y lo sabe quien te busca
seguro en la confianza
de encontrar en tu semblante,
el rostro de la ESPERANZA.


(Pregón de la Semana Santa de Sevilla 2012. D.Ignacio José Pérez Franco)

Visitas: 2555

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Estrella Conde Jimenez en marzo 30, 2012 a 7:08pm

Impresionante barrio de triana, me encanta, q bonita imagenes  de la calle pureza, ojala no llueva y se luzcan con todo su esplendor, gracias por hacernos llegar esto tan bonito y emocionante. saludos

Comentado por TACITA DE PLATA en marzo 29, 2012 a 4:28pm

si es que triana es mucha triana picha.

Comentado por trompeta-sangre en marzo 29, 2012 a 3:32pm

Precioso trocito de pregón el que nos traes, que ganas de volver a verla paseando por las calles luciendo toda su belleza, gracias por acercarmela un poco.

un besazo.

Comentado por MARTA MARIA TRIANA en marzo 29, 2012 a 1:48pm

Estupenda la entrada JJ. Esto no es más que el preámbulo de lo que se nos avecina que esperemos podamos disfrutar y no que lamentar...Magnífica la exaltación a nuestro querido barrio que como bien dice es como una ciudad mismamente.

 

Nosotros tenemos la enorme suerte y el orgullo de haber nacido aquí y como no, de vivir aún en él. También tenemos la enorme satisfacción de ser hermanos de la Esperanza que llena nuestras vidas...

 

Bueno no me enrollo más que hago yo otro pregón...ja ja ja

 

Un besote y esto ya está akiiiiii...Martita

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio