Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


PONTIFICIA Y REAL COFRADÍA DEL ESPÍRITU SANTO SANTÍSIMO CRISTO DEL HUMILLADERO Y SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA CORREDENTRORA

PONTIFICIA Y REAL COFRADÍA DEL ESPÍRITU SANTO SANTÍSIMO CRISTO DEL HUMILLADERO Y SANTÍSIMA VIRGEN MARÍA CORREDENTRORA

HISTORIA

El 25 de marzo de 1493 se funda en Cáceres la Cofradía del Espíritu Santo “a lohor y homra del Espiritu Santo”, cuyas Ordenanzas (texto hoy desaparecido pero referenciado en la documentación conservada) fueron aprobadas poco después, según consta en el “Libro de la hermita y confradia del Espiritu Santo y sus hordenanças”, custodiado en el Archivo Histórico Diocesano de Coria-Cáceres.

Como otras Hermandades de los siglos XV y XVI, la Cofradía del Espíritu Santo nace como un colectivo religioso de caridad y misericordia, encargándose del enterramiento de sus cofrades fallecidos y haciendo obras de caridad. Su fiesta principal era la de Pentecostés, y celebraban solemne Eucaristía en el Templo homónimo.

Desde sus comienzos ha estado ubicada en la Ermita del Espíritu Santo, situada en el Cáceres extramuros y dependiente de la Parroquia de San Mateo. Al igual que otras Cofradías de la ciudad, la del Espíritu Santo también se ocupaba de su ermita, y prueba de ello son las importantes reformas que se realizaron en la Ermita del Espíritu Santo en 1513, siendo Mayordomo Don Fernando Ponce Racero, de lo que queda expresa constancia con una inscripción en el presbiterio del Templo, hoy oculta bajo pintura, pero pudiéndose todavía advertirse. En 1590, siendo Mayordomo Don Francisco Lorenzo, la Cofradía del Espíritu Santo recibe de Su Santidad una Bula de indulgencias, perdones y jubileos que celebró cuasi anualmente hasta la década de 1610. Antes de 1635 recibió otra Bula Pontificia. Aunque no se han conservado los originales de estos privilegios papales, sí preservamos referencias y diversos datos (como el precio exacto de su expedición y el nombre del Secretario del Obispo de Coria que los recogió) relativos a ellos.

Durante los siglos XVII y XVIII la Cofradía fomentó el culto al Espíritu Santo, cuidaba de los enfermos y se ocupaba del enterramiento de los pobres, sobre todo de los que fallecían en el masculino Hospital de Santa María de los Caballeros. Las Ordenanzas fundacionales se modificaron por vez primera en 1685. En 1694 y 1753 se restaura el Santísimo Cristo del Humilladero, Titular de la Cofradía, que se trasladó al Espíritu Santo a mediados del siglo XVI desde la desaparecida Ermita del Humilladero. Pero con la llegada de los primeros Borbones en el siglo XVIII y su exaltado anticlericalismo, esta Cofradía, como todas, sufrió desamortizaciones de sus propiedades y expolios de sus pertenencias, quedando maltrecha, y de la que solamente se conservan la primitiva galleta de la Vara de Mayordomo (de comienzos del siglo XVII según consta en los libros de la Cofradía depositados en el Archivo Histórico Diocesano de Coria-Cáceres), varios libros de cuentas y de actas (Libro de Acuerdos, Inventarios, Cuentas y Hermanos 1493-1644, Libro de Acuerdos, Inventarios, Cuentas y Hermanos 1644-1798, Libro de Actas y Hermanos 1833-1865, Libro de Actas 1887-1903, etcétera) y multitud documentos que quizás nos den claves históricas desconocidas.

Con el paso del tiempo la Cofradía continuaba su andadura hasta que, a consecuencia de la Guerra de la Independencia, la Ermita del Espíritu Santo y sus imágenes fueron destruidas, cesando la actividad de la Hermandad en 1808, cuando el Templo se convierte en improvisado hospital de guerra, aunque la última documentación conservada es de 1798.

En 1833 se refunda la Cofradía, esta vez como Sacramental, siendo muy del agrado del entonces Obispo de Coria Don Ramón Montero, que aprueba sus Reglas, las cuales aprobó también Su Majestad la Reina Doña Isabel II en 1846, ostentando desde entonces la Cofradía el título de “Real”, aunque dejó de utilizarlo motu proprio en 1959. Es elegido Mayordomo Don Eleuterio Álvarez. En este siglo la Cofradía se dedicaba al culto al Santísimo Sacramento, a la realización de las procesiones mensuales de Minerva y al ejercicio del Viático, entre otros. Los principales proyectos de la Cofradía en el período decimonónico fueron el fomento del culto al Santísimo Sacramento (fue la primera Hermandad Sacramental de Cáceres, y la única –se la conocía como “la Sacramental”– hasta la fundación de la Cofradía de la Sagrada Cena en 1996), la restauración de la Ermita (destruida por las guerras) y la recuperación de sus bienes, lo cual se extendió hasta 1927, con Don Faustino Criado Valcárcel como Mayordomo, sucesor en ese cargo del que fuera Alcalde de Cáceres y Senador de España, Excelentísimo Señor Don Pedro García-Becerra y García-Carrasco.

Nada más se vuelve a saber de este colectivo hasta que, en 1950, Don Santiago Gaspar Gil, Párroco de San Mateo y ferviente amante de la Semana Santa, reorganiza la Cofradía bajo el nombre de Cofradía del Santísimo Cristo de la Buena Muerte del Espíritu Santo, pero como ya existía esa advocación en la ciudad (Cofradía de los Ramos), se tornó el nombre a Cristo del Humilladero, recuperando la denominación de la Imagen Titular. Se alza como nuevo Mayordomo y heredero de una dilatada tradición secular Don Narciso Sánchez Morales. Refundada, la Cofradía adquiere un cariz penitencial, por lo que ahora sí que organiza una procesión de este tipo, que ha sufrido muchos cambios en apenas medio siglo. En 1958 la Ermita es declarada Parroquia y reclama para sí la ubicación de la Cofradía.

En 1972 el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Obispo de Coria-Cáceres, Don Manuel Llopis Ivorra, aprueba los primeros Estatutos de la era penitencial de nuestra Cofradía, los cuales fueron reformados en 2001, siendo éstos los actuales.

En cuanto a la incorporación de más Imágenes, en 1960 lo hace la Santísima Virgen María Corredentora, obra de Don Venancio Rubio Criado, hermano de la Cofradía y nombrado honorífico por la ejecución de tal empresa, cuya advocación se incluye en la denominación de la Cofradía; en 1970 llega un nuevo Cristo del Humilladero por deterioro del antiguo y primitivo (hoy Santísimo Cristo de la Preciosa Sangre) y en 1995 el Señor de la Columna, tallado por José de Arce en 1655, que pertenece a la Cofradía de la Vera Cruz de Cáceres.

La Cofradía del Humilladero es una de las más humildes de la ciudad, y pionera en cuanto a su ubicación en un barrio de la localidad en concreto. En los últimos años está experimentando un crecimiento notorio: con hechos como la adopción del título “Antigua Cofradía del Espíritu Santo” en 2004, la revitalización de la Banda de Cornetas y Tambores de la Cofradía (fundada en 1986), restauraciones de andas e imágenes y, sobre todo, la inauguración de su Casa de Hermandad, que tuvo lugar el 14 de septiembre de 2007 en una conocida calle, como no, del barrio de Llopis Ivorra.

En la Semana Santa de 2008 mostró una restauración de las andas del Señor de la Columna y de María Corredentora, aunque en septiembre presentó un nuevo paso de plata y oro para la Virgen, obra del hispalense Don Jesús Domínguez Vázquez, el cual se enmarca en una serie de actos que la Hermandad prepara para conmemorar en 2010 el 50º Aniversario de la talla de María Corredentora.

El 4 de febrero de 2009, y tras ser examinada la documentación pertinente, el Excelentísimo y Reverendísimo Señor Don Francisco Cerro Chaves, Obispo de la Diócesis de Coria-Cáceres, decretó que esta Hermandad tenía derecho legítimo a usar el título de “Real”, cambiándose el nombre de la entidad a “Real Cofradía del Espíritu Santo y del Santísimo Cristo del Humilladero y Santísima Virgen María Corredentora”. El día 13 del mismo mes y año, el historiador del arte y conservador del patrimonio artístico, Don José Luis Romero Torres, ofreció una conferencia en la Parroquia del Espíritu Santo donde se dio a conocer la autoría de la imagen del Señor de la Columna. Este investigador encontró en el Archivo Histórico Provincial de Sevilla el contrato de compra de la Imagen, fechado el 22 de junio de 1655, en el que se explicita que el autor es José de Arce.
PASOS

Cristo de la Preciosa Sangre: es una imagen adquirida por la cofradía en 1970 para sustituir a su imagen titular, debido al mal estado en que ésta se encontraba. Procesiona bajo esta advocación desde 1970 hasta 1990 en que, por fin, la imagen titular es restaurada y vuelve a procesionar. Desde 1999 procesiona bajo la nueva advocación de ''Cristo de la Preciosa Sangre'' en la noche del Miércoles Santo.
Señor de la Columna: es una imagen tallada por el escultor flamenco José de Arce. Fue adquirida en Sevilla por el alférez cacereño Francisco Carrasco en 1655. Es el primer Jesús atado a la columna barroco realizado en la capital hispalense.
Cristo del Humilladero: el Cristo del Humilladero es una bella talla gótica, de autor anónimo, realizada en el siglo XVI.
María Santísima Corredentora: y ahí, en cada noche de Jueves Santo, clama al cielo María Santísima Corredentora. La imagen es una preciosa talla de candelero realizada por el artista cacereño Venancio Rubio en 1960. Esta Virgen sigue los cánones de las doloras se Francisco Salzillo.
DATOS


- Fundación: 1493

- Iglesia: Espíritu Santo y Templo del Buen Pastor

- Número de pasos: 4

- Número de hermanos:

- Mayordomo: D. Manuel Pérez Fuentes

- Días de procesión: Miércoles Santo y Jueves Santo.

- Hábito nazareno: En la noche del Miércoles Santo los hermanos procesionan con una túnica roja, antifaz de color púrpura, cíngulo y guantes de color blanco, zapatos negros y la medalla de la cofradía. Mientras tanto, en la noche del Jueves Santo lucen una túnica y un capuchón rojos, capa y guantes blancos y medalla de la cofradía en cuanto a los hermanos de escolta, mientras que sus homólogos de carga sustituyen el capuchón y la capa por una capelina de color blanco.

Visitas: 323

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio