Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


PREGÓN DE NUESTRA SEÑORA DE LAS VEREDAS 2011. Alejandro Sigüenza Navarro. CAPÍTULO 3: AMOR DE LOS AMORES

CAPÍTULO 3: AMOR DE LOS AMORES

Jesús es sentenciado por el sanedrín después de haberse sometido al juicio de Herodes, Caifás y el gobernador Poncio Pilatos. El manifiesto es rotundo: REO ES DE MUERTE. Después de la lectura del escrito condenatorio, se ha procedido a practicar sobre el condenado una de las torturas más crueles del Imperio romano: La flagelación. Los azotes han provocado infinidad de hemorragias y heridas en el nazareno. Él permanece en silencio pero su rostro lleno de sangre, sudor y lágrimas lo expresan todo. El discípulo amado Pedro lo ha negado tres veces antes de que cantara el gallo. Sus apóstoles y seguidores lo han abandonado. Su expresión es de resignamiento y desolación, pero al mismo tiempo mantiene la calma y la entereza. 

Los romanos se llevan a Jesús. Lo visten con una clámide púrpura en señal de burla y le incrustan sobre las sienes una corona de espinas. El suplicio de aquel hombre era inenarrable y su entereza sobrehumana.

A la salida de palacio esperan los acusados para llevar el travesaño de la cruz por las calles de la ciudad. Visten a Jesús con una túnica blanca como si de un proscrito se tratara.

Jesús porta la cruz de madera. En el camino hacia el lugar destinado cae tres veces por el peso que sostiene. Los soldados, que no quieren que el nazareno muera antes de llegar al Calvario permiten que un hombre llamado Simón, natural de Cirene, le ayude a llevar el madero.

Llegan al monte calvario, y Jesús es despojado de sus vestiduras en cuestión de segundos. Amarran sus manos en la cruz arbórea y lo crucifican con clavos. La guardia romana eleva la cruz, que se sitúa en el centro del monte, entre dos ladrones. Uno de ellos le hace burlas y le insulta. El otro lo mira implorante. Se arrepiente ante Jesús de todos sus errores. Y Jesús le da su bendición. El nazareno cada vez tiene menos fuerzas.  En siete palabras encomienda su espíritu. Toma aire y expira. En ese último aliento de vida nos muestra el amor por su pueblo.

Es ese mismo amor que llenó a esta bendita tierra de Valdezorras hace casi dos años. El 19 de Septiembre de 2009 la Asociación de fieles de la Virgen de las Veredas recibía a un nuevo titular. La talla es realizada por Enrique Lobo Lozano para esta corporación sevillana. Durante la misa es bendecida la imagen, que había sido portada desde la casa hermandad a la Parroquia por miembros de la junta de gobierno. Al llegar al templo, madre e hijo se encontraron por primera vez bajo la atenta mirada de hermanos, vecinos y fieles.

Ese momento permanecerá por siempre grabado en el corazón de Valdezorras y en la historia de la virgen de las Veredas. Tras esa estela quedarán dos años de promesas, de oraciones, de ofrendas y sobre todo de cariño, de mucho cariño.

Pues en la zancada valiente

Que impulsa a este nazareno

Veo el gran poder y la fuerza

Que le da todo su pueblo.

Veo refugio en los desamparados

Y salud en los enfermos.

Veo consuelo en los afligidos

Y el agua de los sedientos.

Veo piedad en un camino

Que muchas veces es eterno.

¡Déjame llevar tu cruz!

Que quiero ser cirineo,

Que quiero calmar tus heridas

Y redimir tus lamentos.

Pues ha llegado la hora

De proclamar tu palabra

y de seguir tu sendero,

Que eres Dios en Valdezorras

 Y amor en el mundo entero.

 

Visitas: 139

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Jose M en mayo 12, 2011 a 12:29pm
Precioso fragmento de tu pregon acabando con un bello poema, felicidades, gracias por compartirlo, un abrazo
Comentado por Azahar y jazmín en mayo 11, 2011 a 8:16am

Muy bonita esta tercera parte de tu Pregón, preciosa las escenas que describes de la

Pasión de nuestro Señor Jesucristo, con la terminación de un hermoso y gran poema

que le dejas a los benditos tirulares de Valdezorras, Besos.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio