Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Hoy quiero compartir con vosotros aquellos recuerdos de niño, que a pesar de la lejanía en el tiempo, perduran en la memoria de la nostalgia para toda la vida.
Comencé a desfilar en la cofradía de Nuestra Señora la Virgen de la Soledad a la edad de siete años. Recuerdo los días previos a Semana Santa, y cuando cierro los ojos, aún veo aquella espera de aquel día en que se nos citaba a la rama infantil a la reunión en la concatedral de la Redonda, ansiosos de que nos contaran como íba a transcurrir aquella Semana Mayor. Para mi cofradía, la Semana Santa comenzaba, en lo referente a procesiones el Viernes de Dolor, en la cual desfilaban dos pasos, el de María Magdalena, que es una talla mas pequeña que la que desfila el día de Viernes Santo y muy parecida a la original, y el paso de la Virgen de Los Dolores, que portaba mi cofradía. Esta procesión sale de la iglesia de Santiago el Real, y en la actualidad, tan solo sale la Virgen de los Dolores, portada por la cofradía de Jesús Nazareno y nuestra Señora de los Dolores.
Al día siguiente de esta procesión, tenía lugar en la finca de un cofrade la merienda infantil, en la que organizabamos partidos de futbol contra algunos cofrades mayores que valientemente se atrevían a jugar con nosotros. En esta merienda, antes de proceder a degustar las viandas, celebrabamos una eucaristía, en la cual en alguna ocasión e ejercido de monaguillo. Tras la misma, merendabamos, jugabamos un rato despues de merendar y por orden de lista, nos íban llamando para entregarnos unas bolsas con tebeos, galletas y otras sorpresas. Tambien se nos entregaba la palma para la procesión de Ramos del día siguiente.
La procesión de la entrada de Jesús en Jerusalen, en la que sale el paso popularmente llamado de la "Burrita", la recuerdo con la pesada palma que nos daban y que yo por lo menos, la tenía que llevar con las dos manos. Y ya no teníamos mas procesiones hasta el día de Miercoles Santo.
Ese día, se celebra la procesión del Encuentro, y la recuerdo con aquellos farolitos que portabamos los niños, y que nos dejaban los guantes blancos mas negros que el carbón. Con total respeto, desfilabamos hasta el lugar donde se habrían de encontrar la Virgen Dolorosa con su Hijo Jesús Nazareno.
Ya, el Jueves Santo, a mediodía, íbamos a la Redonda a ver el paso montado de la Virgen de la Soledad, a la que acompañaríamos en la procesión del Santo Entierro del Viernes Santo.
Son multiples los recuerdos y anécdotas de esta procesión, pero quiero reseñar, que cuando se desfilaba por el casco antiguo, al llegar al hospital provincial, nos sacaban de las filas de la procesión para ir al baño, mientras en el exterior, bailaban el paso y le cantaban saetas.

Y aquí terminaba para los niños la Semana Santa, ya que tras el Santo Entierro, a los mayores les quedaba desmontar el paso, y a esto, dadas las horas que nos daban, no nos podíamos quedar los peques hasta ser un poco mas mayores.

Estos son, a grandes rasgos mis recuerdos de niño en mi cofradía. Se han quedado muchos mas en el tintero, ya que mi memoria en ocasiones falla un poco. A pesar de ello, hoy en día, cierro los ojos, y me veo en aquellos años en los que celebrabamos actos, que hoy en día, han dejado de perdurar.


Miguel Gonzalo Nájera.

Un saludo.

Visitas: 164

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio