Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Allá por el siglo XV, en la misma Triana, existía una cofradía de Nuestra Señora de la Esperanza en la parroquia de Santa Ana que daba culto a una imagen muy primitiva de la Virgen. Posteriormente se le uniría la hermandad de San Juan Evangelista perteneciente al gremio de pescadores. A inicios del XVII se funda la hermandad del Santísimo Cristo de las Tres Caídas del gremio de mareantes fusionándose ambas y llegando de esta forma al estado en que la conocemos en la actualidad.

 

Cierto día, los rectores de la hermandad fusionada –allá por principios del XVII- tomaron la decisión, difícil por aquél entonces, de cambiar a la Dolorosa titular. Llamaron al maestro escultor, caracterizado por su pericia en el arte de la gubia, quien recibió la orden de “..realizar una imagen de una Virgen dolorosa, la más bella realizada hasta la fecha, que llamase a devoción y transmitiese esperanza..”. El artista aceptó el encargo con cierta inquietud pues, si por un lado le hacía mucha ilusión, por otra no se sentía seguro de poder cumplir con el deseo de los rectores de la cofradía.

 

Se marchó apesadumbrado a su taller y era tanto el nerviosismo interior que tenía por tanta responsabilidad que se puso a llorar desconsoladamente a pesar de la experiencia que poseía. Cuando pasado un rato se sosegó un poco, cogió carboncillo y papel e intentó en repetidas ocasiones pintar un boceto con la cara de la Virgen. Todo fue en vano y los papeles terminaron esparcidos por el suelo.

 

Nuestro protagonista, que era una persona religiosa y con mucha fe, ya calmado, encaminó sus pasos hacia la parroquia de Santa Ana donde se encontraba la patrona del barrio. Entró en la oscura iglesia, tan sólo iluminada por  velas, alzó la mirada tímidamente y dirigiéndose a la Señora Santa Ana, le rezó: “Querida Santa Ana: hoy me han hecho el encargo más difícil de mi vida. Sé que es el más difícil –repetía nervioso-. Tengo que tallar a tu Santísima Hija pero tiene que salir de mis manos una imagen que sea la más hermosa de las que se han hecho sobre la tierra y amante de todos los trianeros. Me pongo bajo tu protección y te suplico que me ayudes a conseguirlo. Sabes cuanto te quiero y creo que no te he fallado nunca o casi nunca. Por los siglos, de los siglos. Amén”.

 

Salió el artista confuso por la oración realizada al mismo tiempo con la mente en blanco; deambulando y pensando se dirigió de nuevo a su taller. Al llegar al mismo, rodeado de bocetos, pinturas, tallas a medio hacer, cogió la mejor madera que tenía, un grueso tronco, lo colocó sobre un pedestal y cuando iba a dar el primer golpe se encontraba tan cansado que se quedó dormido enseguida.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Visitas: 315

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Emi(Angel macareno) en julio 1, 2011 a 2:30am
Que bella leyenda, a ver cómo sigue. Me voy a la playita mañana, regreso el día 10. Hasta la vueltaaaaaa. Besos miles.
Comentado por sonia en junio 30, 2011 a 10:20am

Hola Javier, me encanta la frase del encargo al  artista: “..realizar una imagen de una Virgen dolorosa, la más bella realizada hasta la fecha, que llamase a devoción y transmitiese esperanza..”. Y comprendo su pesambre y la responsabilidad que se le vino encima!!! Menos mal que supo resolver bien el encargo!!! besotes!!!!

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio