Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


RESTAURACIÓN DE LA FACHADA DE LA CASA-PALACIO DEL MARQUÉS DE CERVERALES

 

Ubicada en el centro de Estepa, el edificio es emblemático y referenciado en cualquier guía turística, calle Castillejos, 18 (antigua calle Mesones).

Este edificio sigue conservando la función de vivienda, siendo una casa palacio cuya tipología es propia de los edificios señoriales del siglo XVIII en la provincia de Sevilla.
 



La fachada tiene unas dimensiones de 23 metros de largo y una altura hasta la parte superior de la cornisa que oscila entre los 8,5 a 9,0 metros, con un total de superficie de 201 metros cuadrados aproximadamente.

La mayor parte de los elementos ornamentales se encuentran en un avanzado estado de deterioro, todos están afectados por el paso del tiempo y los agentes externos que han ido degradando su estado.

Los trabajos se iniciaron el día 8 de mayo del 2012

Todos los procedimientos empleados en la fachada intentarán mantener la piedra en su aspecto original, no introduciendo variables que puedan distorsionar el mensaje artístico y estético que sus autores pretendieron transmitir.




La intervención pretende frenar este deterioro y también dar soluciones de conservación capaces de soportar las agresiones ambientales durante un periodo de tiempo razonable y que además sean compatibles con el uso del espacio en el que se encuentran.

En el proceso de limpieza, se han encontrado distintas capas de sellado de juntas, calzos de madera, algunos de ellos descompuestos con el paso del tiempo y otros en buen estado y lo más llamativo podrían ser las marcas de cantero que existen repartidas en algunas piedras de los elementos ornamentales situados en las cornisas más elevadas.






Ejemplo del deterioro que han sufrido los elementos ornamentales de la fachada, realizando un comparativo entre el estado previo a la intervención y el estado en el que se encuentran en la fase de limpieza (previo al sellado de juntas y reconstrucción de las piezas que se han deteriorado.

Como criterio general, debe considerarse válido el que en primer lugar atiende a las causas directas del deterioro, interviniendo en ellas para detenerlas o minimizarlas. En este sentido habría que considerar los materiales con los que estos elementos se encuentran en contacto como relleno de muros, morteros inadecuados, elementos metálicos, etc. Estas relaciones entre materiales, pueden incidir determinantemente en el deterioro y conservación de la piedra.

A medida que transcurren los días, se observan nuevos detalles, nuevos elementos que requieren intervención de manera puntualizada, al mismo tiempo que la piedra muestra su aspecto más agradecido después de la limpieza.


También es preciso eliminar el cableado de fachada: alumbrado público y telefonía, que será preciso desviarlo por la cornisa del edificio. Con este proceso además se suprimen las garras de fijación y se conseguirá una mayor limpieza de los resquicios que el cableado genera sobre las superficies donde se encuentran.









Una manera de hacer comprobaciones del resultado de la intervención, es hacer pequeñas muestras de limpieza en puntos concretos. Esto ayudará a definir mejor la técnica de intervención y posibles medidas adicionales que sea necesario adoptar.



 




De manera general se ha usado el chorro de agua para limpiar, se han aplicado productos fungicidas con la intención de eliminar plantas, líquenes y musgos y de manera muy puntual, se ha tenido que hacer uso del chorro de arena para la limpieza de determinados elementos escultóricos que tenían capas depositadas de difícil extracción.


La restauración afecta también a los pequeños elementos metálicos de las figuras de fachada (espadas y cruces).



Se han limpiado y tratado y en el caso de una de las figuras que portaba una balanza, ha sido necesario reconstruirla ya que con el paso del tiempo, se perdió parte de ella.




También se han realizado otro tipo de intervenciones de reconstrucción de volúmenes, siendo necesario para ello introducir una varilla metálica en la piedra y que sirva de armadura, siendo un elemento consistente que evitará desprendimientos de los recrecidos que sea necesario realizar.








Toda la fachada fue necesaria tenerla cubierta por andamios, con el fin de tener acceso a todos los elementos de la misma y proteger la seguridad de los operarios, así como de las personas que tengan que pasar cerca de la obra.

Acostumbrados a tener una vista a nivel de peatón, la apreciación de una de las calles principales del centro del pueblo cambia bastante desde lo alto.



Finalmente, tras algo más de dos meses de intervención, se hacen las últimas comprobaciones, se procede a aplicar el último tratamiento de limpieza de fachada y a aplicar un producto hidrófugo que ayude a conservar el estado de la misma durante un tiempo, evitando la entrada de agua en la piedra y filtraciones de suciedad.

Justo después, se procede al desmontaje de andamios, sellando todos los puntos de fijación para que no quede ningún rastro del andamio que se ha montado para su restauración.


Finalmente, el contrafuerte que marca la separación de la casa palacio con la iglesia de la Asunción, que antes quedaba disimulado por un color muy similar al conjunto, ahora resulta más significativo, pero queda perfectamente integrado en el conjunto.






Con esta intervención, la ciudad de Estepa vuelve a lucir una fachada catalogada como Bien de Interés Cultural, importante simbolo del patrimonio Español.


 

Texto e imágenes del blog Creación de espacios y diseño de Antonio J. Robles

Visitas: 473

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio