Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


RICARDO DORADO Y SU OBRA (Dedicado a Jose Antonio Martín y a mis Amigos Cofrades)


Ricardo Dorado, es sin duda alguna uno de los grandes autores del género de la marcha de procesión, por más que algunas de sus múltiples composiciones sean poco interpretadas frente a la omnipresencia de la que sin duda es su marcha más conocida e importante: "Mater Mea".

Este músico gallego, nacido en La Coruña el 7 de febrero de 1907, formó parte del prestigioso Cuerpo de Directores Militares en unos años en que esto era suficiente garantía de una adecuada formación musical.

Sus estudios los inicia en su ciudad natal, para pasar posteriormente al Regimiento de Infantería "Zamora" nº8, con sede en Madrid. Ya instalado en esta ciudad, continúa en ella sus estudios, entre otros con músicos del prestigio de Joaquín Turina o Manuel de Falla. Su siguiente destino, también en Madrid, será el Regimiento de Infantería nº1, “Inmemorial del Rey”. Luego pasaría a ser Director de la Banda de Música Militar de Suboficiales, puesto que compaginaría con la enseñanza, en la que numerosos músicos y directores reconocen el papel desempeñado en su formación. Entre otros discípulos destacar por su vinculación con la música procesional al músico cartagenero Gregorio García Segura.

Como compositor, encontraremos en primer lugar las composiciones para el Ejército: Es autor del "Himno del Ejército del Aire", con letra de José María Pemán. De igual modo suyas son las marchas "San Marcial", "San Quintín", "Regimiento Inmemorial", "Proa a la Mar", "La Orgía Dorada" y "La Legión del Aire", más conocida como “Los Paracaidistas”.


En la Música Procesional, es autor, entre otras, de "Cordero de Dios", "Altare Dei", "Getsemaní", “Hossanna” o “Dominus Tecum” y se le atribuye la autoría de "Corpus Christi" , En "Mater Mea", crea un arquetipo admirable de marcha procesional fúnebre: La inspiración de sus temas, la maestría en la armonización y la economía de los elementos utilizados, sabiamente, eso sí, por su autor, hacen de “Mater Mea” una página imprescindible para el repertorio de cualquier banda de música que se precie.

Hablaba de economía de recursos, y no lo hago gratuitamente. Según Mateo Olaya, nos habla de un artículo del compositor Juan Antonio Barros Jódar para la web "Patrimonio Musical" en el que se afirma y corroboro: "... Todas poseen una estructura canónica, constando de « ... una pequeña introducción y un tema principal ampliamente desarrollado que con posterioridad desembocará en un delicado trío final de bella instrumentación"».” De hecho, el "leit-motiv" que vertebra toda la composición desde el primer compás hasta el final, es de una simplicidad asombrosa: Un motivo construido sobre tres notas (los grados 5º, 6º y 4º de la tonalidad en modo menor), que giran en intervalos conjuntos sobre el eje de la dominante (5º grado). Lograr con tan elementales recursos un tema de tal carga emocional sólo puede hacerlo un consumado maestro de la composición como es Dorado.

La introducción, como digo, está articulada en torno a ese elemental leit-motiv, y crea desde el primer compás una atmósfera cargada de tensión dramática. La alternancia entre planos de diferentes dinámicas sonoras no hace sino subrayar la tensión emocional, resuelta por una cadencia magistral que conduce al tema A.

Dicho tema A no es más que un desarrollo lógico del motivo inicial enunciado en la introducción. Merece la pena destacar la elegancia con que las llamadas de trombones y trompetas plantean su contrapunto a la melodía, y que le otorgan una cierta dimensión “épica”. (Algo parecido se puede observar en la llamada introductoria de “Mektub”.)

El tema B, en mayor, contrasta marcadamente con el tema anterior. Las tinieblas son deshechas por la irrupción de un cálido haz de luz. El oído encuentra el sosiego de una melodía acariciadora que seduce con su encanto y hace olvidar por un momento la conciencia del dolor. Pero el autor abisma de nuevo en el paisaje conmovedor del Gólgota, que es una metáfora de la desolación humana: el tema A reaparece violentamente en “fortissimo” y arrastra con su poderoso magnetismo. Una posterior reexposición en "piano", con las llamadas de trompetas y trombones, concluye inopinadamente en un brillante acorde en mayor.

El tema C, también en menor, conmueve por su hondo patetismo. En él parece flotar un sentimiento de amarga desesperanza. La transición final del mismo es sencillamente abrumadora. La obra, en una estructuración cíclica casi obsesiva, retorna una vez más al comienzo, en un generoso "da capo" en el que son reexpuestos completamente la introducción y los temas A y B, incluyendo la repetición subsiguiente del tema A, en "fortissimo" primero y luego en "piano".

La obra finaliza, en una circularidad perfecta, en la inesperada modulación a mayor que antes señalaba al final del tema C, y que actúa como un eje de simetría que sustenta la arquitectura asombrosa de esta obra."

mater-mea.mp3

Pero, tal vez, las Marchas “desconocidas” y –bajo mi humilde opinión- MAESTRAS sean “OREMOS” y “Getsemaní”.

Oremos-Concierto Julián Cerdán.mp3

getsemani-La Oliva.mp3


A diferencia de otros autores que tenían la costumbre de dedicar sus marchas a una imagen o cofradía concretas, Dorado las compuso todas con carácter general, con la única excepción conocida de ‘Getsemaní’, que dedicó al fallecimiento de su esposa.

Como no podía ser menos, instrumentó alguna marcha de otros autores. Es el caso de "Soledad Moreno", de Antonio García del Río Segura. También tiene en su haber dos composiciones nacidas a partir de piezas clásicas: la "Marcha Fúnebre de Sors" que es adaptación de la marcha que compusiera Fernando Sors en 1825 a la muerte del Zar Alejandro I; y la "Marcha Fúnebre de Thalberg" adaptación de la que compusiera Sigismond Thalberg.

En otros géneros también se adentró con éxito a nivel compositivo. Buena muestra de ello serían sus pasodobles, como "Lucerito de Triana" y "Fiesta en Sevilla", etc.

A los ochenta y un años, Ricardo Dorado Janeiro fallece en Madrid el 28 de octubre de 1988.


FUENTES:

Patrimonio Musical
Banda de Música Julián Cerdán de Sanlúcar de Barrameda
Sociedad Filarmónica "Ntra. Sra. de la Oliva" de Salteras
Archivo Particular

Visitas: 2887

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Pedro Recio en mayo 23, 2013 a 11:28pm

Es de mis compositores favoritos, Mater Mea -Getsemani-Santos Lugares y otros

Comentado por OLGA PEREZ PEREZ en mayo 15, 2010 a 10:05pm
INTERESANTES APORTACIONES LAS QUE HACES PAISANO Y TE FELICITO POR ELLO. GRACIAS POR COMPARTIRLAS.
Comentado por momentoscofrades en mayo 14, 2010 a 7:28pm
bonito articulo y me gustaria oedirte un favor. Me gustaria toda la informacion que uvieras sobre la marcha "La Piedad", creo que la compuso cuando estuvo de director en la Academia Militar de Zaragoza.
posiblemente este dedicada a una cofradia de Zaragoza.
Muchas gracias y te paso mi correo

oscarpuigdevall@hotmail.com
Comentado por esperanza jimenez vazquez en mayo 12, 2010 a 10:46pm
Te felicito, por la fabulosa información que nos aportas con esta entrada, sobre el compositor Ricardo Dorado, autor la magnífica marcha "Mater Mea". Un abrazo desde Triana.
Comentado por Marybel en mayo 12, 2010 a 10:14pm
Interesante blog,me he encantado,gracias por blog como estos nos hace conocer mas este mundo,besos desde triana.
Comentado por Mateo Olaya Marín en mayo 12, 2010 a 8:34am
Agradezco la mención a mi persona para el artículo. Pero la mayoría del mismo, es una copia literal del que hay publicado por Juan Antonio Barros Jódar en Patrimonio Musical. Una cosa son las "fuentes" y otras las copias literales, además en un texto sobresaliente que este compositor nos dedicó a la web hace tiempo. No sé si por sus apellidos José Manuel Jódar es pariente de Juan Antonio, pero ni eso es motivo para hacer esto. Gracias.
Comentado por Pepe Liébana en mayo 11, 2010 a 10:40pm
Gran entrada y gracias amigo aunque algunos seamos duros de oidos. Un fuerte abrazo tosiriano.
Comentado por Conchita D. -Triana- en mayo 11, 2010 a 9:45pm
Muchas gracias, José Manuel, por esta entrada tan instructiva y completa, ya que nos pones incluso los enlaces para oirlas. Efectivamente es desconocida su obra salvo, dos o tres composiciones.
Un saludo desde Triana.
Comentado por Jose M en mayo 11, 2010 a 3:30pm
Muchas gracias por tus aportaciones a la historia de la musica procesional, en este caso a un autor para mi poco conocido, enhorabuena, un abrazo
Comentado por Pedro J. Torres en mayo 11, 2010 a 12:56pm
Haces bien en propagar la obra musical de Ricardo Dorado, uno de los "grandes" y que salvo "Mater Mea" el resto de su obra es muy poco conocida.
Por cierto, ya nadie atribuye la marcha "El Corpus" ni a Beigbeder ni a Dorado, puesto que la compuso Braulio Uralde.
Un saludo.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio