Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


La frontera de Granada o la Banda Morisca y el santiaguista Priorato de San Marcos de León conformaron y establecieron la antigua ruta jacobea del Camino de la Frontera. En época bajo-medieval entre las dos Andalucías existía un elemento de separación político y físico: la frontera. Ésta formaba parte del complicado esquema militar y diplomático establecido entre los reinos cristiano de Sevilla y nazarí de Granada, en este sentido, no hay razón para pensar en una situación bélica permanente. Instituciones típicas de la frontera eran los alhaqueques y los fieles del rastro, dedicados al rescate de los cautivos, los primeros, y a la persecución de forajidos, los segundos. Al parecer, ambas corporaciones bajo-medievales custodiaban los caminos entre fortalezas y protegían a los viajeros y caminantes. Al mismo tiempo las órdenes militares de Alcántara, Calatrava y Santiago defendieron estas vías de comunicación y baluartes en las actuales comarcas serranas de Morón, Osuna y Estepa, respectivamente. Las localidades sevillanas del camino jacobeo de la Frontera están vinculadas al mismo por su pertenencia a la antigua Banda Morisca y por la estrecha relación santiaguista de muchas de ellas, que se constata por la confluencia con el Priorato Leonés de Santiago en la encomienda jacobea de Estepa donde el camino de la Frontera se convertía también en camino de Santiago. Al parecer, según las crónicas y leyendas, el apóstol Santiago el Mayor estuvo predicando en Osuna y sus tierras colindantes con anterioridad al año 43.

El Camino de la Frontera confluye en Olvera (Cádiz) con la Vía Serrana y en Almendralejo (Badajoz) con la Vía de la Plata. Tras su paso por la provincia sevillana se adentra buscando la santiaguista Vía de la Plata.

Esta ruta se divide en las siguientes 15 etapas por la provincia de Sevilla:

Etapa 1: Pruna – Argámitas (13 kms)

Etapa 2: Argámitas-Villanueva de San Juan-El Saucejo (16 kms)

Etapa 3: El Saucejo-Los Corrales- Martín de la Jara (13 kms)

Etapa 4: Martín de la Jara – Pedrera (14 kms)

Etapa 5: Pedrera – Lora de Estepa - Estepa (16 kms)

Etapa 6: Estepa – El Rubio (13 kms)

Etapa 7: El Rubio – Écija (24 kms)

Etapa 8: Écija – Cañada Rosal (14 kms)

Etapa 9: Cañada Rosal – La Campana (24 kms)

Etapa 10: La Campana – Lora del Río (14 kms)

Etapa 11: Lora del Río – Alcalá del Río – Villanueva del Río y Minas (20 kms)

Etapa 12: Villanueva del Río y Minas – El Pedroso (26 kms)

Etapa 13: El Pedroso – Cazalla de la Sierra (15 kms)

Etapa 14: Cazalla de la Sierra – San Nicolás del Puerto (19 kms)

Etapa 15: San Nicolás del Puerto – Alanís –Guadalcanal (21 kms)

La Sierra Sur sevillana desde época bajo-medieval se definió como una frontera natural perfilada por su propia cadena montañosa y un confín militar de baluartes y torres de vanguardia diseminados por dicha serranía sureña. Los primeros tramos de esta ruta santiaguista son algo exigentes aunque dotados de una belleza paisajística extraordinaria.

El esforzado viajero llegará desde Olvera a Pruna, donde podrá visitar sus restos arqueológicos (neolíticos, íberos, fenicios, griegos y romanos) y sus edificaciones de interés histórico-artístico como la iglesia de San Antonio Abad, el Castillo de Hierro, la Fuente del Pilarillo y la ermita de la Pura y Limpia Concepción. El siguiente tramo le deparará las espectaculares vistas de El Peñón de Algámitas y desde allí a Villanueva de San Juan. En las proximidades del molino de Raya atravesaremos, por el puente de los Seis Ojos, el serpenteante río Corbones disfrutando de su arboleda rivereña. Aquí continuamos hacia El Saucejo, donde podrá visitar la iglesia de San Marcos, la Fuente del Moro y el yacimiento íbero-romano de los Baldíos.

 

Los abruptos montes iniciales de la serranía sureña dan paso ahora a lomas y sierras de mediano tamaño donde siguen predominando las especies naturales del bosque mediterráneo. El arroyo de la fuente del Esparto será el principal afluente que cruce Los Corrales, y la reserva natural de la laguna del Gosque será el principal recurso natural. Se podrá visitar los restos arqueológicos de las Ruinas de Repla y la Iglesia de Santiago Apóstol. Avanzamos hacia el valle donde se sitúa Martín de la Jara y desde allí a Pedrera. Dentro del término destacan espacios naturales de gran belleza como la Sierra de la Cruz, la Fuente de la Higuera o el Paraje Natural «El Búho».

 

Tomaremos el camino hacia Lora de Estepa y la aldea de La Salada para después llegar a Estepa. Esta villa vetusta y patrimonial es vigía, guarda y custodia de un mar de olivares cárdenos cuyo oro líquido enaltece una tierra milenaria. En Estepa se han encontrado restos arqueológicos de asentamientos anteriores a la dominación romana. Cuenta con varios monumentos de gran valor arquitectónico y excelentes miradores con vistas a la campiña, como la Torre del Homenaje, el Balcón de Andalucía o la Torre de la Victoria.

 

Dejamos atrás la sierra de Estepa y marcharemos de la mano del arroyo Andrade y el río Blanco hasta El Rubio y desde allí a Écija. La historia de Écija es tan amplia como su riqueza artística. Conocida como «la ciudad de las Torres», por los once campanarios que emergen sobre sus tejados de tejas grises y rosadas. De sus calles se adueñan las balconadas de palacios como Peñaflor, Valdehermoso, Benamejí… Partiremos hacia Cañada Rosal y La Campana. El recorrido fronterizo ira dejando la campiña cerealista y algodonera dando paso al verdor de la fértil vega bética. Nos adentramos así en las húmedas tierras de nuestro río grande, vergel y antigua huerta de la provincia. Llegamos a Lora del Río, puerto fluvial desde tiempos remotos y así lo muestran sus restos arqueológicos. Avanzamos siguiendo el río Guadalquivir hasta llegar a Alcolea del Río y Villanueva del Río. En los alrededores, la belleza de su paisaje de arroyos y veredas alivian el camino. En la población, entre cultivos de algodón, maíz y olivares, está el Castillo de Mulva, único en España por su forma trapezoidal.

Tras la vega ribereña y sus huertas hortícolas iremos adentrándonos en el parque natural de la Sierra Norte sevillana. Su característica montaña de cerros y colinas nos ofrecerá dehesas, bosques de encinas y alcornoques, quejigos y castaños, y bosques de galería (fresnos y sauces). Desde El Pedroso llegaremos a Cazalla de la Sierra, centro del parque de la Sierra Norte y conocida por sus anís y licores de guindas. Podremos visitar su casco antiguo, la iglesia de Consolación y el monasterio de la Cartuja de Cazalla. Seguiremos por la Vía Verde de la Sierra Norte hasta San Nicolás del Puerto, rodeado de un entorno natural privilegiado. Desde la villa avanzaremos hasta Alanís, donde nos espera su castillo de finales del siglo XIV, y de allí hasta la encomienda santiaguista de Guadalcanal.

La encomienda santiaguista de Guadalcanal pone el punto y seguido al camino jacobeo de la Frontera por tierras sevillanas al adentrarse en la vecina Campiña Sur pacense hasta Almendralejo conectando con la jacobea Vía de la Plata hacia Compostela.

Fuente:

-Caminos a Santiago por la provincia de Sevilla. Diputación de Sevilla.

Visitas: 953

Los comentarios están cerrados para este post

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio