Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Sagrada y Venerada Titular de la Hermandad del Santo Entierro - México.

EL SANTO ENTIERRO DE TEPEJI DEL RÍO

Una de las devociones más fuertemente arraigadas en nuestro país, es la que se rinde a la imagen del Santo Entierro. Es la representación de Cristo muerto dentro de un ataúd de vidrio, mejor conocido como urna.

Existen muy pocas poblaciones a lo largo y ancho del México, que no tengan en los interiores de sus templos una imagen del Santo  Sepulcro. En torno a está imagen se han creado un sin fin de leyendas y mitos. Tepeji del Río no es la excepción.

  “ … En una  hermosa tarde del año de 1678,  las pocas personas que paseaban por las cercanías del convento, vieron que una mula  se internaba por las puertas del cementerio. Nadie prestó atención a este acontecimiento, aún cuando algunos de ellos comentaron sobre su procedencia, sobre la falta de arriero y sobre el lugar en el que el animal vagabundo buscaría refugio.

Al día siguiente, cuando el sacristán abrió la puerta de la iglesia, encontró una mula cargada con dos cajones, echada cerca de la puerta, lo que impedía la entrada de los fieles. Llamó al cura y entre ambos trataron de levantar  a la acémila sin lograrlo. Esta operación se repetía cada vez que llegaba algún hombre, pero parecía que el animal se había adherido al suelo.

Hasta que el final alguien sugirió que se le quitara la caga, cosa que realizaron inmediatamente y enseguida el animal  se levantó sin ningún esfuerzo.

Pasó el tiempo y al ver que no se presentaba el dueño de la bestia, se consultó el caso a las autoridades civiles y religiosas.

Ambas convinieron en abrir las cajas para ver su contenido. Se procedió a forzar las cerraduras y se encontraron con un Cristo de gozne dividido. Y este es el Cristo guardado en una urna que se venera bajo la advocación del Santo Entierro…” 1

Está es la misma leyenda que ha pasado de generación en generación en todos los lugares donde se venera está milagrosa imagen.

En Tepeji el Cristo del Santo Entierro es una escultura realizada en caña de maíz del tamaño natural y con un sándalo blanco estofado en oro. La cabeza tiene pelo natural.

   La hipótesis de su origen propone que fue realizada por indígenas de Ixmiquilpan o Actopan, por mandato de la Cofradía del Santo Entierro en los últimos años del siglo XVII; ya que los libros de inventarios de la Hermandad se anota ya como parte de sus activos en el año 1698 2

   Una característica notable de está talla es que cuenta con goznes en las piernas, brazos y cabeza. Estos goznes o articulaciones con movimiento permitían tenerlo en una Cruz. Era muy común en esas épocas utilizar una misma imagen para diferentes actos de la Semana Santa. La policromía de está bella pieza de la imaginaría mexicana y el realismo que permite la caña de maíz han inspirado un sin fin de mitos sobre el Santo Entierro, como la que narró en alguna ocasión el Sr. Lázaro Orozco.

 

“… un día que teníamos vigilia de la Adoración Nocturna, haya por 1940. Estábamos Carlos Rangel, el Avelino y yo. Eran como las 4 de la mañana. Cuando terminamos nuestro turno,  fuimos a verlo a su urna. Estábamos un ratito cuando de repente vimos clarito como se acomodo… “

   Otras personas han comentado que lo han visto respirar o abrir sus ojos. Hasta abril de 1953  la escultura estuvo en  su urna original y paso a una construida en cedro rojo; hecha en aquel entonces por el Sr. Fructoso Hernández.

La urna anterior es una verdadera joya del arte barroco mexicano. Construida en su totalidad de maderas de pino y de colorin (o teponzantli), está estofada en lámina de oro de 14 quilates. Tiene un peso aproximado de 350 kilos,  2.15 m de largo por 1.64 m de alto y 1.25 m de profundidad. Gariboleada con elementos fitomorfos es una muestra del último periodo del barroco en  nuestro país. Pudo haber sido construida por artesanos tepejanos a finales del siglo XVII, por mandato de la Hermandad del Santo Entierro. De igual forma en los libros de inventarios aparece en su relación de 1698 con la siguiente descripción:

   “Bienes, Memoria de los bienes que tiene la hermandad de Cristo Señor Nuestro y me entregó el teniente Juan de Robles como mayordomo que fue de dicha hermandad: Una hechura de talla de Cristo Señor Nuestro.

Unas andas que es la urna de madera dorada y jaspeada. Más dos colchones el uno de tafetán encarnado y el otro de raferan azul. Dos sabanas de bretaña con puntas de Flandes. Una colcha de lana de primavera aforrada en tafetán morado… “

Tanto la urna dorada, como la imagen del Santo Entierro son una muestra de la grandeza de los artistas indígenas, criollo y mestizos del antiguo Tepexic.

Visitas: 874

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Edgar en febrero 15, 2013 a 3:26am

Hola Marco Antonio y gracias por describirnos los detalles del Senor Sepultado.

curiosidad: ustedes lo llaman el Senor Yacente o del Santo Entierro?

Gracias

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio