Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


SALVE MADRE
… y allá va, calle adelante, sobre pedestal de nubes y flores rodeada por angelitos humanos, acompañada por sus hijos (a la cabeza los sacerdotes) 

aclamada por sus devotos, bendecida por todos. En torno de ella se había congregado todo Huelva; la Huelva que siente y quiere y admira y reza y aplaude; la Huelva que ve con simpatía el acto noble caballeresco de llevan en triunfo de la Madre de Dios y Madre nuestra con el título más significativo, más apropiado a la Reina de cielos y tierra al consuelo de afligidos y menesterosos, a la que ofrece al hombre, como cable salvador en los mares tormentosos de la vida, la sagrada correa, el cinturón sagrado que ciñe el talle de Soberana, el seno fecundo de la más bella de las criaturas,.

¡Oh! Qué hermosa iba; serena, como la conciencia sin nubes; dulce como el afecto maternal; sobre un escabel de flores, como reina de las flores humanas; en un trono formado y arrastrado por la potentes energías de la civilización moderna , como santificadora del pensamiento humano, puesto al servicio del Creador; cantada por la multitud vibrante como la más hermosa y más

bella de las mujeres, arrullada en sus brazos ostenta misericordioso, dulcísimo, sonriente, eterno armonizado r de los divino y humano, estrofa viviente y sublime que esculpió el cielo en las entrañas de una Virgen para alegrar los senderos espinosos de la vida; ypor último, envuelta por la luz del día, única propia para tornasolar a la que fue aurora de la redención de los pobres caídos e iluminada por el sol, por esa antorcha de los cielos la única digan también de alumbrar el camino de una Reina inmortal e inefable

¡Paso a la Madre excelsa de la Consolación! Ella, al recorrer gloriosa por primera vez las calles y plazas de Huelva, ha querido tomar definitivamente posesión de lo que es suyo por derecho de conquista, posesión de las almas, trofeo alcanzado por el llanto y los dolores y perenne objetivo de las llamas inextinguibles de su consuelo. ¡Salve, Madre!

Fray Gilberto Blanco Álvarez.
Agustino
5 de septiembre 1922

EL PADRE GILBERTO BLANCO, fundador de la Hermandad del Cristo de la Buena Muerte y de la Virgen de Consolación y Correa en sus Dolores, escribió este texto, meses después de la PRIMERA ESTACIÓN DE PENITENCIA. 
El mejor comentario a sus extraordinarias y sensibles palabras es el que cada uno hagamos tras su lectura. 
Es este uno de los ejemplos de los preciosos documentos que he encontrado en el interesante proceso de indagación para construir la Historia de la Hermandad. Mientras, iré compartiendo algunos de ellos.
El Padre Gilberto no conoció los actuales Titulares. Falleció el mismo año en que se le hizo el encargo de la Virgen al escultor Gómez del Castillo. 



Marita Valdivieso Muñoz.
Hermana de la Cofradía.
Abogada e Historiadora.

Visitas: 23

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2018   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio