Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


El día 3 de febrero se celebra en Estepa la festividad de San Blas, justo después de la celebración de la Candelaria del 2 de febrero. La tradición cuenta que el Santo protege la garganta a aquellos que lleven su medalla colgada al cuello en este día, por lo que tanto niños como mayores llevan la medalla del Santo en cintas de diversos colores para pedirle su protección.

Las panaderías del pueblo preparan también para este día las tradicionales roscas y hornazos, que se llevarán a las iglesias junto a las cintas y medallas para la bendición. Las roscas son un pan anudado y los hornazos son un pan que se mete al horno con un huevo en medio que se cuece al tiempo del pan y que sorprende por su extraordinario sabor.

Los centros escolares del municipio contemplan entre sus actividades seguir con esta tradición, de manera que aquellos escolares de Educación Infantil, de entre tres, cuatro o cinco años, cuyos padres lo deseen, van a la iglesia a bendecir sus roscas de pan, y después las desayunarán de vuelta al colegio.

La celebración de la bendición del día de San Blas se recuperó en el año 1991 cuando un grupo de amigos pequeños, monaguillos y trabajadores en la iglesia de San Sebastián decidieron acudir a la imagen de San Blas de la parroquia para la bendición del pan, las roscas y los hornazos, tal y como cuenta Floren Díaz en su blog, amparados por Rafael Portero, su esposa Cristina y Asunción Atero. En aquel año se decidió adecentar la capilla y la imagen del Santo y se preparó la convocatoria de la misa en honor a San Blas, sentando así la base para recuperar esta tradición tan popular hoy en día y acercar a los jóvenes del pueblo a la imagen del Santo.


 

La imagen de San Blas procede de la desaparecida iglesia de la Victoria del convento de padres mínimos donde se le había dedicado un retablo que fue trasladado a la iglesia de Ntra. Sra. del Rosario de la vecina localidad de El Rubio. La imagen tuvo que ser una de las más veneradas del templo ya que quedó esculpido junto a la Virgen de la Victoria, titular de la iglesia, y San Francisco de Paula, fundador de la orden, en la portada del templo, que casualmente se encuentra en la iglesia de San Sebastián donde se recibe culto actualmente la imagen de San Blas.


La imagen de San Blas realizada en madera policromada y estofada de 1’60 m x 0’70 m data del siglo XVIII de autor anónimo pero recientemente atribuida a Diego Márquez. San Blas se representa ataviado con la mitra, báculo y capa propia de su lugar como obispo dentro de la jerarquía de la Iglesia. La frontalidad de esta imagen está apenas rota por un ligero adelantamiento de la rodilla derecha, que produce en el atuendo una ligera torsión de los pliegues. Aunque el rostro es bastante inexpresivo, el tratamiento de los ropajes está bastante elaborado sobre todo en la policromía destacando, en este sentido, la capa pluvial minuciosamente decorada con representaciones de santos insertos en óvalos de fondo áureo. Relacionado con la imagen de San Blas, se conservaba en la iglesia “un pectoral de San Blas de plata”.


San Blas era conocido por su don de curación milagrosa, que aplicaba tanto a personas como a animales. Fue obispo de Sebaste (Armenia), en la segunda mitad del siglo III, e hizo vida eremítica en una cueva del monte Argeus, que convirtió en su sede episcopal. Fue torturado y ejecutado en la época del emperador romano Licinio, durante las persecuciones a los cristianos de principios del siglo IV. Se le considera protector contra las enfermedades de garganta y su festividad se celebra el 3 de febrero.

Son numerosos refranes los que giran en torno a la figura de San Blas y al 3 de febrero, siendo el más popular el que dice que “Por San Blas la cigüeña verás”, en referencia a la habitual vuelta de estas aves migratorias a España desde África, donde suelen pasar los meses más fríos. Aunque este tradicional dicho añade: "Si no las vieres, año de bienes" o "año de mieses”, en referencia a un largo invierno y a la acumulación de importantes volúmenes de agua en forma de nieve para el normal funcionamiento de la actividad agraria, lo que presagia buenas cosechas. Lejos de estos dichos y refranes populares, lo que queda claro es que en Estepa el 3 de febrero veremos a los niños y mayores acercarse a la iglesia de San Sebastián para bendecir sus medallas, roscas y hornazos.

Noticias relacionadas:
-Retablo de San Blas en la Iglesia de la Victoria
-San Blas, XX Aniversario. Cartujo con licencia propia
-Estepa cumple con la tradición de bendecir sus roscas por San Blas. El Digital de la Sierra Sur de Sevilla
-La festividad de San Blas es tradición en el Corazón de Andalucía. Periódico de los Pueblos.

Visitas: 542

Los comentarios están cerrados para este post

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio