Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


SAN PABLO ERMITAÑO, UNA OBRA DE BENITO DE HITA Y CASTILLO

Estepa cuenta con una talla realizada por Benito de Hita y Castillo que se encuentra actualmente en la Iglesia Mayor y Matriz de Santa María. Se trata de la imagen de San Pablo Ermitaño procedente de la desaparecida Ermita de San Antonio Abad.

En 1886 Aguilar y Cano en su Memorial Ostipense describe la historia de las iglesias estepeñas a finales del s. XIX y menciona la referida talla en la Iglesia parroquial de Santa María, indicando que fue encargada para la Ermita de San Antonio Abad y realizada por Benito de Hita y Castillo. Aguilar y Cano se basa en un manuscrito de 1788 que encuentra en la Parroquia de Santa María con el título ‘Libro del Origen y prinzipio que tubo la fundación de la hermita de el G. S. Antonio Abad de la Villa de Estepa. Costeado por el hermano Antonio Sacarías de San Felipe de Neri, hermano actual de este Santuario. Año de 1788’.

La fundación de la Ermita de San Antonio Abad data de 1730 y se debe a don Antonio Miguel Fernández, presbítero, y don Miguel de Santalbáez, contando con licencia del marqués de Estepa, don Manuel Centurión, y sitio en el lugar llamado La Zarzuela para la edificación de la ermita. El 25 de abril de 1730 el maestro alarife Nicolás Morales y su oficial Jerónimo Díaz inician las obras, pero se suspenden poco después por ser nombrado Antonio M. Fernández cura de Miragenil. Mientras tanto, Santalbáez encarga en Antequera a José de Medina la imagen de San Antonio Abad, depositándose temporalmente en la parroquia de San Sebastián. En 1746 se les une don Pablo de Traba y reúnen dinero suficiente de limosnas para continuar con la obra, terminándose poco después la sacristía. El 26 de mayo de 1747 se traslada la imagen de San Antonio Abad desde la parroquia de San Sebastián en solemne procesión y se coloca provisionalmente en la sacristía.

Continuando las obras se le hace venir al hermano Juan del desierto de San Pablo para que cuidase del culto y del aseo del santuario en hábito de ermitaño, y en 1748 comienzan a agregarse más hermanos ermitaños. Ante esta llegada de hermanos ermitaños, los fundadores temen que los padres conocidos como de la religión de San Antón reclamen la ermita y sus bienes para su orden por estar dedicada a San Antonio Abad. Por eso, mandan hacer una imagen de la Virgen a José de Medina dándole la advocación de Ntra. Sra. del Valle y nombrándola la titular del santuario. Al mismo tiempo, Pablo de Traba le encarga a don Benito de Hita y Castillo, de Sevilla, una imagen de San Pablo Ermitaño para colocarla en un altar frontero a San Antonio Abad. En 1752 se concluyen las obras en la ermita y se colocan las imágenes en sus altares llevándolas en procesión desde la Iglesia de la Asunción. Será en 1766 cuando don Antonio Fernández, fundador de la ermita, hace entrega de ella a los hermanos que entonces habitaban en ella.

La ermita y su fundación prosperan en las siguientes décadas, ampliándose en 1766 e inaugurando un Via Crucis hasta la entrada del pueblo en 1780, pero comienzan pronto a arruinarse por perder todos sus bienes. Sobre el 1830 queda inhábil para el culto, trasladándose después de arruinarse el pórtico de entrada a la parroquia de Santa María, actualmente desaparecido. Las imágenes de San Antonio Abad y la Virgen del Valle fueron trasladadas a la Iglesia de los Remedios mientras que San Pablo Ermitaño fue llevado a la parroquia de Sta. María. También se considera procedente de la ermita el retablo de la iglesia de Los Remedios en el que está la Virgen del Valle, datado en la segunda mitad del s. XVIII.

Hoy en día en el lugar que estaba la iglesia sólo se conserva un abrevadero que se conoce con el nombre de la antigua ermita, San Antonio Abad. Este lugar es uno de los más olvidados de Estepa, encontrándose en la carretera de El Rubio, y su estado de conservación nos hace pensar que si las autoridades no lo protegen y recuperan la zona posiblemente lo hayamos perdido completamente en pocos años.

En 1947 el fotógrafo José María González-Nandín y Paúl capa la talla de San Pablo Ermitaño en la Iglesia de Santa María, ejemplar que se conserva en la fototeca de la Universidad de Sevilla.


En 1955 se menciona de nuevo la obra de Benito de Hita y Castillo en Estepa en el Catálogo Arqueológico y Artístico de la provincia de Sevilla que realizan los profesores universitarios José Hernández Díaz (1906-1998), Antonio Sancho Corbacho (1909-1982) y Francisco Collantes de Terán Delorme (1899-1977). En Estepa documentan la imagen de San Pablo Ermitaño como obra de Benito de Hita y Castillo hacia 1752, realizada para la desaparecida ermita de San Antonio Abad, pero que ellos encuentran en la Iglesia de los Remedios, después de haber pasado por la de Santa María.

En efecto, la imagen de San Pablo Ermitaño procede de la desaparecida ermita de San Antonio Abad, en el denominado sitio de La Zarzuela, en unos terrenos cedidos por el marqués de Estepa. El encargo de la talla fue realizada por Pablo de Traba entre 1748 cuando comienzan a llegar los hermanos ermitaños a la ermita de San Antonio Abad y 1752 cuando se trasladan las imágenes de la ermita a sus altares. El encargo está motivado por el temor de los fundadores de que los seguidores de la Orden de San Antón reclamen la ermita y los terrenos al estar dedicada a San Antonio Abad. Por eso, los fundadores deciden dedicar la ermita a la Virgen del Valle y encargan su talla a José de Medina, y Pablo de Traba encargan una talla de San Pablo Ermitaño a Benito de Hita y Castillo para colocarla en un lateral frente a la talla de San Antonio Abad realizada por José de Medina.

Pablo de Traba encargó una talla de un santo ermitaño, dado el carácter de la ermita, y con el que compartía el mismo nombre, y a su vez, representado frecuentemente en la iconografía junto a San Antonio Abad. De nombre Pablo de Tebas y conocido como San Pablo ermitaño o San Pablo egipcio, es considerado por la tradición cristiana como el primer ermitaño que existió. Nació en Tebaida (Egipto) hacia el año 228 y murió en el 342. Su vida fue narrada por San Jerónimo en su llamada Vita Sancti Pauli primi eremitae durante la segunda mitad del siglo IV. Según este texto, Pablo era egipcio de una familia rica y habría recibido una excelente educación, cultivada en el estudio de la cultura egipcia y el idioma griego. Dejó todo para irse al desierto, tras ser denunciado por ser cristiano por algunos familiares que querían apoderarse de su patrimonio, durante la persecución del emperador romano Decio. Pablo comenzó su vida de ermitaño hacia el año 250, no sin intervenir en algunas ocasiones en las problemáticas de la Iglesia de los alrededores. Pablo no volvió a la ciudad y pasó el resto de su vida en el desierto, alimentándose del pan que le traía un cuervo. Al final de su vida recibió la visita de San Antonio Abad, a quien pidió ser sepultado con la túnica que este último había recibido del obispo Atanasio en una fosa excavada por un par de leones.

Se le reconoce como el primer ermitaño y uno de los Padres del Desierto. Su festividad se celebra el 15 de enero. En la iconografía cristiana se le representa a menudo junto a San Antonio Abad, junto a un curvo, dos leones o con una túnica hecha de hojas de palmera. La talla que realizó Benito de Hita y Castillo representa a un anciano en actitud implorante con la mirada al cielo, larga barba bífida y las manos unidas; vestido como ermitaño con una ajada túnica trenzada, anudada con un cinturón del que cuelga un rosario; apoya el pie derecho sobre un montículo, lo que provoca la flexión de su pierna de su pierna y un leve movimiento de la túnica, mientras mantiene la pierna izquierda en línea recta. El santo está acompañado por un cuervo que porta en su pico un trozo de pan para alimentarle. La imagen ha perdido la peana que lo sostenía, por lo que necesitaría una restauración que integre todos los elementos del conjunto y su puesta en valor como una talla del siglo XVIII relevante en Estepa al pertenecer a la obra del sevillano Benito de Hita y Castillo.


No es la única representación del Santo Eremita que podemos encontrar en Estepa. La Iglesia de Ntra. Sra. de la Asunción cuenta también con un lienzo de medio punto sobre la cornisa del segundo tramo de la nave en la que se representa a San Pablo Ermitaño. El santo aparece arrodillado en actitud de oración ante una cruz de palo en el momento que es sorprendido por un cuervo que le trae en el pico un trozo de pan; junto a la cruz observamos un libro cerrado del que pende un rosario, en alusión a la hermandad rosariana del templo que encarga la pintura. El santo eremita resplandece parcialmente sobre un fondo sombrío, iluminándose un detallado paisaje lejano en el fondo mientras que los objetos y paisajes del primer plano están en penumbra. El foco de luz central cae del cielo iluminando el rostro y brazo del ermitaño, así como los símbolos identificativos de su iconografía. El rostro del santo se define acertadamente por medio de una luenga barba y una anatomía facial enjuta y macilenta, extiende el brazo derecho para recibir la hogaza de pan al tiempo que se lleva la mano contraria al pecho en acción de gracias; viste un roído sayal de medio cuerpo. La decoración pictórica del templo corrió a cargo del maestro Manuel de Jódar y Romero, con quien D. Lorenzo de Córdoba Centurión pactó las condiciones en 1754. 





En la obra de Benito de Hita y Castillo, la imagen de San Pablo Ermitaño tiene relación con las del retablo de San Juan Nepomuceno de la iglesia de Santa María la Blanca de Sevilla, particularmente con la figura de Dios Padre del ático y las imágenes de Santo Domingo de Guzmán y San Francisco de Paula del cuerpo del retablo.

San Pablo Ermitaño.
Iglesia de Santa María. Estepa

Libros y artículos consultados:

-Memorial Ostipense, Aguilar y Cano, A. 1886. Anel, Granada, 1975
-Catálogo Arqueológico y Artístico de la Provincia de Sevilla. Vol. IV. Hernández Díaz, J., Sancho Corbacho, A. y Collantes de Terán, F. Sevilla: Diputación Provincial de Sevilla, 1955.
-La Ermita de San Antonio Abad de Estepa. Jordán Fernández, JA. Ed. La Serranía. 2011
-Ermita de San Antonio Abad. Devociones de Estepa. 2009
-La Orden de San Antonio Abad y Estepa. Devociones de Estepa. 2009
-Benito de Hita y Castillo (1714-1784). Devociones de Estepa. 2019

Visitas: 85

Los comentarios están cerrados para este post

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio