Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Un buen día, ya metidos en los fríos, entre Sevilla y Triana, cinco Vírgenes Encintas bajaron a nuestras plantas para confortarnos en la
Esperanza de la Buena Nueva.Y la Buena Nueva llegó al son de una pandereta.

A vosotros siempre los costaleros. Vosotros, que contáis los años por Domingos de Ramos;vosotros, que de niños poníais un palote a cada día del calendario del colegio, para saber cuánto faltaba; vosotros, a quienes os sorprendieron al mismo tiempo vuestra madre y la adolescencia, con una mesilla de noche con cuatro velas encendidas en la cabeza, una marcha en el tocadiscos y el pasillo de casa convertido en La Campana, a la hora del estudio de cualquier tarde de febrero.
Vosotros que reserváis la última mirada de la noche a la medalla que cuelga del cabecero de la cama. A vosotros, que soñáis ya con lo que tenía que llegar, os pido que peguéis el cuello contra el palo de La Verdad, metáis los riñones de la Ilusión y os vengáis conmigo a pasearnos por la Ciudad que nos está esperando.

Y aquí estamos, un año más, después de la larga espera, dispuestos a
plantarnos en la calle y hacer girar una ciudad entera a nuestra medida durante una semana. ¿Pero, por qué lo hacemos?¿cultura? ¿folklore?
Dichosos hombres y mujeres de Sevilla que cada año salís al encuentro de Dios y Su Madre, sin más protagonismo que el de vuestra presencia y vuestro acompañamiento.Bendita Bulla es el mejor manto de
fortaleza, el que nos ampara, nos cobija, nos justifica y nos protege. Salimos a la calle para dar un testimonio de Fe y el testimonio necesita testigos.


Un hombre ha muerto en la sencillez más absoluta, no hay oros, ni tallas
repujadas, ni bordados a su alrededor, tan sólo cuatro hachones, enmarcando su figura tan muerta en medio de la luz. Pero vedlo bien, no tiene el rictus de la parca, no ha podido con Su belleza ni con Su serenidad. En el rostro se adivina que ha muerto sabiéndose por una causa justa. Se diría dormido, mientras pasa bajo el Postigo en la hora de la media tarde; la piel tersa, los rasgos suaves, es la belleza de la Muerte. Cruza la Plaza Nueva en medio del bullicio, público de tarde, la plena luz del día sobre la fachada del Ayuntamiento, todo invita a la alegría y la vida mientras Dios cruza serenamente muerto, ajeno a su propio entorno, silente en medio del gentío, hermosamente muerto, ¡qué pronto te llevaste a Juan, Señor de la Buena Muerte!

No te mueras Cachorro, que Tú eres el mástil al que se abraza nuestra Fe, en
este Mundo sin creencias.
No te mueras Cachorro, que Tú eres el faro que nos sirve de guía, en este
Mundo perdido y sin rumbo.
No te mueras Cachorro, porque si Tú te mueres, todos moriremos contigo.
No te mueras Cachorro, que Tú eres el principio y el fin, el todo y la nada, la
pregunta y la respuesta, la razón y el misterio.
No te mueras nunca Cachorro, porque te necesita el Mundo, te reza Sevilla y
te quiere Triana.

Visitas: 73

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio