Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


SOBRE EL SANTO ENTIERRO MAGNO, PUERTO DE SANTA MARIA

Con la Semana Santa en ebullición, os rescato los datos del único Santo Entierro Magno que se celebró en El Puerto, en el año 1946, sin motivo en concreto, sólo por la iniciativa municipal de promSe cumplen, por tanto, 64 años de la primera y única procesión magna que ha contemplado la Semana Santa portuense. 
Un acontecimiento con el que sueñan algunos cofrades sólo tuvo lugar en El Puerto en el contexto de unas condiciones económicas muy difíciles, la de la posguerra, y en medio del clima de exaltación de los valores ultraconservadores.
Pese a la modestia de recursos y patrimonio con que se contó para tal acontecimiento, las crónicas citan la “expectación y brillantez” con que se desarrolló el cortejo. Lamentablemente no constan documentos gráficos de aquel Santo Entierro Magno de 1946 que pudo legarnos estampas realmente memorables.

El 19 de abril de dicho año, noche de Viernes Santo, por acuerdo de las juntas de gobierno de las seis hermandades portuenses (entonces no existía un organismo como el consejo cofrade), con ayuda económica del Ayuntamiento, se acordó celebrar el desfile de Pasión con los pasos titulares de las distintas cofradías acompañando a los tres del Santo Entierro y a imitación de otras localidades donde esta tradición estaba asentada.
over una Semana Santa de más realceLa localidad vivió con atención el inédito cortejo, que partía desde la plaza de España.
 En el lugar se congregaron todos los pasos, con la incorporación desde San Joaquín de Flagelación y Vera-Cruz (recién instalada en la parroquia de la calle Cielo). La celebración arrancó a las ocho y media de la tarde, con la salida de los guiones de todas las cofradías participantes desde la Puerta del Sol de la Prioral.
 El orden de los pasos siguió el de la Pasión: Flagelación, Nazareno, Humildad, Misericordia, Vera-Cruz, la alegoría de Las Escaleritas, la urna del Santo Entierro y el palio de Nuestra Señora de la Soledad.
 En total, una comitiva de ocho pasos, con abundante representación de penitentes de las distintas corporaciones, más la presencia de la Corporación municipal bajo mazas.

Dicen que el transcurrir de la procesión por la carrera oficial en Larga no fue excesivamente lucido debido a las obras que se estaban acometiendo en esta calle del centro. Lo de las incomodidades por las obras en Semana Santa no es nada nuevo. Los ocho pasos eran entonces llevados por cuadrillas profesionales, lo que supuso contratar cargadores de otras localidades al no haber suficientes en El Puerto. En el apartado de marchas, la banda de la Agrupación Musical Portuese era la encargada de ir detrás del palio.

El Cristo de la Flagelación fue portado en su sencillo paso originario, en madera oscura y de líneas rectas. El Cristo de la Humildad y todo su conjunto de misterio (el anterior al actual de Castillo Lastrucci) presidía el paso sobredorado anterior al que se vendió en 1977. La Misericordia figuró con su titular originario, el Crucificado que se halla en el castillo de San Marcos, en un paso sencillo que llevó al titular hasta mediados de los años 50. La Vera-Cruz recién estrenaba entonces su actual paso, tallado por José Ovando, y el Nazareno en su anterior paso de madera oscura, también obra de Ovando.

El Santo Entierro en su urna plateada era llevado en el paso de estilo barroco sobredorado que fue encargado por la hermandad sevillana de La Bofetá en su fundación en 1925 y adquirido por la hermandad porteña unos años antes. El palio de la Soledad era uno anterior al actual, de dimensiones más reducidas y de respiraderos sobrios, iluminada la imagen con los candeleros de bronce que fueron retirados en 1977. La Cruz de Las Escaleritas era llevada en una sencilla parihuela, portada a hombros por varios hermanos vestidos de nazarenos.

Visitas: 362

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2017   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio