Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Permitidme, amigos míos, hablaros de un día de gran importancia para mí. Si domingo y lunes, provocaron en mí tal frenesí como para hacerme tocar el cielo con la yema de los dedos, os aseguro que el martes puedo sentir al Señor y a su Madre, en lo más profundo de mis adentros.

 

Pero decidme ¿Cómo los sentimos? ¿Al mirarles, al hablarles desde nuestro interior o al cantarles versos de amor? Los sentimos, amigos cofrades, porque tenemos “sentidos” que él nos regaló. Pero yo no hablo de sentidos normales, no nos engañemos: me refiero a los sentidos engendrados de la Fe.

 

Si agudizamos el olfato, podemos percibir el perfume de Dolores, que desde su capilla, a paso lento, poco a poco va cruzando el Cerro. Con tanta gente a tu alrededor, qué abandonado estás Señor, pero Sevilla te acoge para ampararte entre flores y nubes de algodón.

 

Escucho a lo lejos, si no me equivoco, cornetas y  tambores marcando el paso; pues es aquél que desde Luis Montoto, es presentado ante el pueblo sevillano. Su andar de frente solo le lleva, a verter la Sangre de su cuerpo en la cruz, y Encarnación que triste le sigue, corre a postrarse ante su hijo Jesús.

 

No llores, Señor, que en tu Buen viaje Sevilla te arropa; que el arco ojival no te roce y tan solo te bese, cuando a San Esteban el martes vayamos a verte. Y cuando tu paso cruce la puerta y los primeros sones te lleven al cielo, Desamparados salud pediremos a la madre de tus anhelos.

 

A la sombra de tu cuerpo me anclo cada año y jamás me canso de admirar tu Buena Muerte. Si tu rostro un poema fuere, qué bellos versos nacerían en mis labios, pues eres tú el Señor de mis amores, que junto a madre Angustia velas por los Estudiantes.

 

 

A paso lento y elegante, viene una estrella guiando el camino, a aquél que penitente va por los Jardines de Murillo. Bello destello desprende su palio, pues es su fulgor el que mi soñar desvela, Candelaria que desde San Nicolás partiste, para amarnos en el cielo y en la tierra.

 

Misericordia aclamas en tu último exhalo, mientras el Barrio Santa Cruz  implora que no sientas dolor, pues se envuelven tus ojos en agonía de muerte y María no puede más con los Dolores de su corazón.

 

Apiádate de todas esas Almas Señor, que te condenaron a morir en la cruz, pues no sabían que tu amor era el regalo que Dios nos envió. Amparo pediremos, a aquella que con su Gracia, perdonará nuestros pecados a su paso por calle Feria.

 

Vuélvete, Señor, no te avergüences; déjame ver tu rostro perdido y mírame, porque esa bofetada me rompe en mil pedazos el alma, colmándome inmensamente de tu Mayor Dolor. San Juan acompaña a la niña más bella, que en San Lorenzo de Rosa se viste, para llorarle a su hijo con pena y regalarle flores de eterna primavera; y yo no he visto rostro más cariñoso, ni cara más morena, que la de mi Dulce Nombre a sones de Cigarreras.

 

Ocho rosas perfuman este día, todas de inalcanzable belleza, para regalar a nuestros sentidos la luz y la esperanza que solo Sevilla desea.

Os dejo la tercera entrega de mis escritos dedicados a la Semana Santa de Sevilla, espero que os guste. Quiero dedicar esta entrada de Blog a todos vosotros que tanto me animáis y tantas bellas palabras me dedicáis en cada escrito, y sobre todo, a mi Señora del Dulce Nombre que desde San Lorenzo siempre me está protegiendo. Y a ti, mi amigo Jesús, que te gusta apretarme las tuercas para que vaya escribiendo y llegue por fin tu madrugá (Triana sabe esperar Jesús, ten paciencia jajaja). Un abrazo amigos cofrades, os estaré siempre eternamente agradecida.

Visitas: 372

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por María Amor Rasero en junio 29, 2012 a 4:34pm

Muchísimas gracias Nieves, un abrazo!

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio