Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla





Un terno (o terna) es un conjunto de tres cosas relacionadas entre sí. Esto puede referirse a: personas, candidatos, equipos, o cualquier otra cosa. La palabra se usa sobre todo en lo relacionado con la vestimenta. Así, un terno es el conjunto de pantalón, chaleco y chaqueta y también se le llama terno en algunos países americanos al conjunto de joyas integrado por collar, pendientes y alfiler o prendedor. 
 
 

Terno en la liturgia católica

En la liturgia católica anterior al Concilio Vaticano II se denominaba terno al conjunto de ornamentos que correspondía usar a los miembros de los tres órdenes mayores (sacerdote, diácono y subdiácono) en las misas solemnes.

Consta de los siguientes elementos:

Casulla (para el sacerdote) o dalmática (para el diácono y subdiácono)

Estola

Paño del cáliz y corporales

Paño de hombros

Manípulo

Capa pluvial
 
 

Ternos litúrgicos valiosos

En su tiempo fueron muy famosos los ternos de la Catedral de Toledo o del Escorial en España. En el museo de Ambras de Viena se conserva también un terno del siglo XV con figuras de santos realizadas en oro y con perlas costosas en las borduras. Normalmente se afirma que este terno fue usado en el primer capítulo de la orden del Toisón de Oro en 1430.
 
 
 Rara es la catedral que no conserve en su museo diocesano algunos de los ternos antiguos usados y regalados después por sus obispos. Son piezas de arte muy valiosas tanto por su historia como por el trabajo de sus bordados y la calidad de los tejidos.
 
 

El «terno del Centenario» de la Virgen del Rocío.

Bendecido el 18 de mayo.

Cuatro años llevaba el bordador jerezano Fernando Calderón entre las puntadas de hilos de oro fino y tisú de plata más especiales para un rociero, pues fue el encargado de realizar la saya, el manto y la toca sobremanto para la Virgen del Rocío en la romería del Centenario de su Coronación. Entre ambas obras hay 2000 piezas bordadas y se inspiró en los cuadros de los Austrias del Museo del Prado, porque a pesar de las premisas que dio la Hermandad Matriz en su momento, Fernando Calderón ha tenido cierta libertad.
 
 

Fernando Calderón, autor del bordado de las bambalinas que adornaron el paso de la Virgen en su salida extraordinaria, el traje es de un color muy especial, sin salir de la cromática de los que posee ya la Imagen. El manto va enteramente bordado, a diferencia de los que tiene. Entre los detalles que podemos observar en el manto se encuentra una alusión a San Juan Pablo II, la advocación del Rocío del Cielo, el escudo de la Hermandad Matriz, el del pueblo de Almonte, así como el escudo del actual Pontífice, Felipe VI y el de Jerez. Sin embargo, un detalle muy simbólico es la sevillana «La Virgen del Rocío no es obra humana» de Muñoz y Pabón repartida en la saya y en el festón del manto.




El manto, al ser entero bordado es donde se recoge mayor simbolismo, pues además de la leyenda «Rocío del cielo» se pueden contemplar unas llamaradas simbolizando Pentecostés y a la altura de los hombros unas ráfagas, aludiendo a la visión que el Apocalipsis da de la Virgen.


Artículo enviado por: Jesús Manuel Cedeira Costales

Fuentes: Wikipedia

gentedepaz.es

Visitas: 37

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio