Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


    La historia de Tomasin y la hermandad de los Gitanos es muy extraña y misteriosa, aun hoy en dia se siguen apareciendo apariciones de este chico y siempre se suele dar en los dias proximos a nuestra Semana Santa (cuaresma).

     Tomasin un niño de ocho años de edad, gran vitalidad, huerfano de madre, vivia con su padre en la calle Vergara numero nueve.     Este hombre trabajaba durante toda la jornada, de sol a sol, en una fabrica de ferrocarriles en el barrio de San Jeronimo decidio que su hijo fuese cuidado por las monjas del convento de Santa Isabel.

     La ilusion de Tomasin era la de salir de nazareno con su cofradia de los Gitanos, para ello, ese año en tiempo de cuaresma, las monjitas le confeccionaron la tunica, con la idea de que su padre lo metiese en las filas de nazarenos el Viernes Santo por la mañana.

     Este pequeño hermano de los Gitanos llenaba de amor el convento anunciando su llegada con el ruido de su boca imitanto a un tambor.

     Tomasin poseia un calendario donde contaba los dias para vestirse de nazareno, pero faltando pocos dias para cuaresma el muchacho cae enfermo. En aquellos años la medecina no tenia los adelantos de hoy en dia (y aun menos en enfermedades graves infantiles), y Tomasin tras muchos dias en cama, fallecio.

     La noticia se difundio por todo el barrio sevillano de San Marcos, el velatorio fue multitudinario y a la vez estremecedor, resultaba muy doloroso ver a Tomasin  amortajado con su tunica de nazareno, aquella que nunca llegaria a estrenar.

          Todos los vecinos acompañaron al pobre Tomasin hasta el cementerio, este acto fue muy doloroso, para todos los cofrades presentes.

     Aquel año era distinta la noche del Jueves Santo, su casa (antigua casa de vecinos, sita en la calle Vergara,9) donde años atras era un revuelo de nazarenos de Montesion, Macarena, los Gitanos, y algun que otro "armao", no parecia la de otros años, todos echaban de menos a Tomasin.

     Los nazarenos de Montesion pasaban con la cabeza baja y algun que otro armao que pasaba se quitaba el casco en señal de respeto, faltaba el vecino mas joven en la puerta de su casa.

     Cuando el reloj marcaba las dos de la madrugada, cuatro hermanos de la hermandad de los Gitanos, atravesaban la fria plaza de Santa Isabel para enfilar la calle Enramadilla, de repente, escucharon un sonido de puerta de madera que se abria, y antes sus asombrados ojos, vieron la figura de un nazarenito que con su antifaz puesto, salia del convento con su varita en la mano.

          Estos hermanos ni siquiera pudieron dar un paso, quedaron petrificados, a ver como la figura del nazarenito se perdia por la calle.

     Decidieron seguirle, pero ya era tarde, Tomasin habia desaparecido, tan solo se encontraron una varita pequeña, tirada en el suelo, la recogieron y se la entregaron al dia siguiente a las monjas del convento.

     La sorpresa de la hermana superiora fue tremenda al preguntarse a si misma: ¿como habia salido esa vara del convento si la tenia bien guardada en la caja fuerte del convento, que estaba en sus aposentos?. Cuando fueron a ver si la vara estaba en la caja, se dieron cuenta que la vara no estaba, era la que debia portar  el desaparecido Tomasin, que al fin pudo hacer estacion de penitencia con su hermandad.

     A pesar de haber pasado muchos años de esto, todabia hay personas que han visto en alguna ocasion a un nazarenito a altas horas de la madrugada del Viernes Santo, saliendo del convento y perdiendose por las calles adyacentes.

          

 

 

 

                        Fuente: Leyendas sobre hermandades sevillanas.

Visitas: 936

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Jose Manuel, ecijano en diciembre 15, 2012 a 10:22pm

Santi me has puesto lo vellos de punta al leer esta leyenda ya me la contaron pero no me acordaba eres un artista.

Un fuerte abrazo

Comentado por Santy (Angel Macareno) en diciembre 15, 2012 a 9:03pm

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios, me alegro de que os gustara.

Saludos.

Comentado por Carlos Javier Manzanares Escobar en diciembre 15, 2012 a 12:44am

Triste leyenda,pero a la vez,bonita.D.E.P  Tomasin.

Comentado por maria jesus melgar ramirez en diciembre 14, 2012 a 11:04pm

ufff!!!cuesta leer esto sin emocionarse,no conocia nada de esta historia,gracias por hacerla seber a los q la desconociamos,un saludo

 

Comentado por Joakin de San Bernardo en diciembre 14, 2012 a 9:49pm

Preciosa historía que desconocía. Gracias por compartirla

Un abrazo en la Esperanza

Comentado por María José en diciembre 14, 2012 a 8:48pm

Qué bonita, Santy. La verdad es que es sobrecogedora. Pobre nazarenito que no pudo hacer lo que tanto quería cuando hay mayores que salen en sus cortejos por salir. Él seguro que sale del convento cada madrugá o se asoma desde el azul del cielo a ver a sus titulares. 

Comentado por Jose M en diciembre 14, 2012 a 6:40pm

Esta preciosa historia si la conocia, gracias por traerla aqui, un abrazo Santi

Comentado por Jose Sedano. en diciembre 14, 2012 a 5:18pm

Que bonito Santy, no la recordaba y es emocionante, pobre chiquillo. Bonito muy bonito blog. Gracias por compartirlo.

Comentado por Francisco A. Mazuecos. en diciembre 14, 2012 a 4:15pm

Curiosa historia o leyenda, yo en particular desconocia esta triste pero al mismo tiempo bonita historia, saludos Santy...  

Comentado por rosa maria morilla rodriguez en diciembre 14, 2012 a 3:58pm

GRACIAS SANTY UN BESO AMIGO 

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio