Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


TORRE DE LOS POZOS, DE LOS GITANOS O LA CORAJA

Es este la mejor atalaya donde los árabes dirigieron sus batallas, para evitar que los cristianos la reconquistaran. Esta torre se encuentra a escasos metros de la Puerta del Rio o Arco del Cristo que ya vimos en el anterior capitulo.

 Hay pocas noticias de los primeros siglos de Cáceres musulmán. En el siglo X el escritor árabe Ibn Hawqal la cita junto con otras ciudades extremeñas considerándolas “famosas por sus cosechas, comercios, viñas, edificaciones, mercados, fuentes, baños y hermosas mezquitas”.

En las noticias literarias de la actividad militar, concretamente en la etapa dinastías africanas, el historiador Mohamed Al-Idrisi señala Cáceres, Trujillo y Medellín que eras “reductos de grupos aromados que Vivian, con escaso atenimiento a la ley de las incursiones y botín que obtenían de las mismas en tierras de cristianos”.

Son los almohades quienes, confieren a la villa un aspecto de gran fortaleza. La llaman Hinz Qazriz”, los castillos que derivan del “castris” romano. Después de breves ocupaciones cristianas, las tropas del Califa sevillano Abu Yaqub Yusuf tomaron Cáceres, realizando el conjunto fortificado, que aun hoy podemos ver en todo su esplendor en gran parte de la muralla, además del alcazar (destruido en el siglo XV, se salvo únicamente el Aljibe del que ya dimos cuenta en anteriores capítulos), la mezquita y la Alcazaba.

  Esta torre, esta relacionada con una preciosa leyenda que muchos conocéis y de la que hizo un precioso relato, la escritura cacereña Ada Salas, que dacia:

  Cuando la ciudad era árabe, vivía aquí el Alcaide con su hija la princesa Jasmina, célebre por su hermosura, a quien estimaba por encima de todo y quien cuidaba como su mayor tesoro. Llegado el tiempo de la Reconquista, la ciudad fue asediada por soldados cristianos. Desde las ventanas trasera del Palacio, la princesa guardada celosamente por los desvelos de su padre, acechaba los movimientos de las tropas enemigas; esos gallardos caballeros, de aspecto extranjero, que la atemorizaban y la intrigaban a un tiempo. Entre ellos, colmo enseguida su atención un aguerrido guerrero que, retirado el yelmo, dejo ver su rostro noble y unas largas guedejas en las que quedo prendado el corazón de la desprevenida doncella. Bien hizo el amor su oficio y, a espaldas de su padre, pedía Jasmina un día y otro a su ama que la ayudase, ingeniando algún medio para salir del Palacio, que para ella era cárcel y acercarse al caballero.

Enternecida por los suspiros de su señora, reveló el ama la existencia de una pasadizo que conducía desde el aljibe a la vega del riachuelo, extramuros donde el ejercito cristiano esperaba su hora para tomas la villa, tal vez, embozada y en su compañía, podrían aventurarse en la oscuridad de la noche y cumplir su deseo. Así lo hicieron y, para desesperación del ama  a la primera salida siguieron otras muchas y otros tantos encuentros con quien, bajo la promesa de se su esposo, le hizo olvidar la honestidad y el recato entre sus brazos de enardecido amante. La delicias desmayadas de Jasmina se desvanecían no bien despuntaba el alba, escoltada por el ama, desenfadaba el angosto camino que la restituía a su alcoba.

Pero como el amor, no siempre se alberga en pecho generoso, quiso el taimado cristiano sacar partido de su rendida conquista, y la siguió un amanecer, descubriendo la entrada del pasadizo secreto. Por allí con sus mejores hombres, entró hasta el corazón del Palacio, y tomo casi sin sangre,  la ciudad. El Alcaide, viéndose tan impensadamente vencido, clamaba por el nombre del traidor. Jasmina confesó su culpa y con su culpa su desgracia, y viendo ser su amado el verdugo de su dicha y la perdición de su padre, abrió el balcón por el que tantas veces la espiara, y se dejó caer, llamando a la muerte a voces. Y dicen, compadecidos tal vez, y no queriendo ver tan desbaratado fin a su bellísimo cuerpo, que en mitad de su vuelo  se convirtió en gallina de oro, y que las noches de San Juan se aparece en lugar conocido como Fuente Fria. Otros, los menos avisados cuentan que bajo hasta el aljibe y se durmió para siempre en sus aguas.

Se dice que las tropas Cristianas entraron en Cáceres en la madrugada del día 23de abril día de San Jorge. La ciudad es por eso que está bajo el patronazgo de este Santo y cada año se conmemora esta efemérides con un desfile de moros y cristianos.

Esta torre, es visitable y en las noches veraniegas, los fines de semana se ofrecen espectáculos musicales, en donde los cacereño pueden pasar una noche mas agradable contemplando a la vez la sierra de la mosca o de la montaña cacereña, donde se divisa la paredes blancas del Santuario de Nuestra Señora de la Montaña patrona de la ciudad. En la foto puede apreciarse al público, disponiéndose a presenciar uno de estos espectáculos musicales. Tiene su entgrada por el Barrio Judio o de San Antonio, siendo su principal valedor el Excmo Ayuntamiento de nuestra ciudad.

Visitas: 1993

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Miguel Ángel Martínez Álvarez en mayo 31, 2011 a 10:28am
Magnífico comentario y muy aclaratorias las fotografías. ¡Qué bonito es que nuestras ciudades y pueblos sepan conservar los restos de su historia!. Y Cáceres de belleza y de historia sabe un rato. Felicidades, amigo.
Comentado por Emi(Angel macareno) en mayo 31, 2011 a 1:47am
Estupenda historía la que nos cuentas, como siempre. Besotes.
Comentado por Luciano Carrasco Rojas en mayo 31, 2011 a 1:30am
Gracias por traernos tan bella estampa de Cáceres, fue la primera leyenda que escuché la primera visita que hice a la Ciudad. Un Saludo desde Peñarroya
Comentado por Francisco A. Mazuecos. en mayo 31, 2011 a 1:27am
la verdad amigo fernando que maravilla de ciudad lo que estamos descubriendo contigo, ya tedije que caceres lo conosco pero claro siempre hay cosas que no has visto y no teda tiempo el ver todo pero con estos blogs tuyos que son una maravilla estamos aprendiendo y viendo cosas de tu hermosa ciudad, saludos...

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio