Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


En la trayectoria artística del escultor sevillano Don José Paz Vélez, se puede contar hasta tres imágenes que responden a la iconografia de "Jesús Cautivo". Nadie como él supo plasmar la "Soledad" del Hijo de Dios, nadie como él supo darle vida a la "Entrega" del Hijo de Dios.

Solamente él supo darle vida a la madera y dejarnos la mirada de aquel Hombre que se vio reflejado en la mirada de tantas personas que se cruzaron en su camino desde Getsemaní hasta el Calvario en el año 33 de nuestra era.

Solamente él supo darle cara a la "Soledad" que experimento el Hijo de Dios en el Cautivo de Santa Genoveva, solamente él supo darle rostro a la "Sumisión" que tuvo que padecer el Hijo de Dios en el Redentor Cautivo de Utrera, solamente él supo darle plenitud a la "Entrega" del Hijo de Dios en el Cristo de la Salud de Las Palmas de Gran Canaria.

Va por él que supo dejarse llevar por las manos "cautivas" del Hijo de Dios.

Va por él que supo darle rostro a la "Soledad", a la "Sumisión", a la "Entrega total"  del Hijo de Dios como nadie supo hacer.

 

Nuestro Padre Jesús Cautivo en el Abandono de sus discípulos

La talla fue realizada en madera de pino por Don José Paz Vélez entre los meses de julio de 1956 y febrero de 1957. Desde un primer momento nuestro escultor buscó el máximo naturalismo y verismo posibles.

La  sagrada imagen del Señor Cautivo es de tamaño natural, en concreto de 183 cms. de altura, y ha sufrido tan sólo una intervención posterior a su realización, de manos de su escultor,  que consistió en la realización de un cuerpo, en madera de cedro, y esta vez totalmente anatomizado, únicamente cubierto por un pequeño sudario, y con minuciosos detalles en el torso y las piernas, tanto en el modelado como en la policromía de los mismos.

Dicha restauración de la imagen se realizó en las propias dependencias de nuestra Casa Hermandad entre diciembre de 1985 y febrero de 1986.

Esta devota imagen del Cautivo de Sevilla, mantiene la esencia de la escuela sevillana y en la que percibimos el estilo de su escultor, en el que predominan el modelado, la calidez de la carnación y policromía y la valiente expresividad: la cautividad se hace patente en el ramillete de finos dedos que se ofrecen atados al fiel, y el abandono en el soberbio rostro de la imagen.

 

Nuestro Padre Jesús Redentor Cautivo

Esta  sagrada imagen de Nuestro Padre Jesús Redentor Cautivo, evoca el pasaje Evangélico en que Jesús queda sólo, maniatado y cautivo, tras ser abandonado por sus discípulos.

La sagrada imagen presenta un acusado gesto expresivo de gran realismo que lo aproxima al espíritu naturalista de la imaginería sevillana.

Cuando se adquirió la actual, la primitiva pasó a la Hermandad de Nuestro Padre Jesús Cautivo del Coronil y hoy en día se encuentra en el Convento de las Reverendas Madres Carmelitas de Utrera. La actual imagen del Redentor Cautivo, de estilo barroco, se contrató con D. José Paz Velez el 30 de junio de 1957.

Se bendijo el 5 de enero de 1958 y la Hermandad realiza por primera vez la Estación de Penitencia con ella el Jueves Santo de la Semana Santa de ese año.

 

Nuestro Padre Jesús de la Salud

Nuestro Padre Jesús de la Salud es el titular de la Real e Ilustre Hermandad y Cofradía de Nazarenos de Nuestro Padre Jesús de Salud y María Santísima de la Esperanza de Vegueta.

Su autor lo esculpió para la Hermandad cuando residía en la Ciudad de Las Palmas de Gran Canaria en la isla de Gran Canaria. El 30 de marzo de 1985 tiene lugar la bendición de la sagrada imagen por parte del entonces Director Espiritual de la Hermandad, para al siguiente día hacer su primera estación de penitencia a la Santa Iglesia Catedral Basílica de Canarias.

Nuestro Padre Jesús de la Salud evoca el momento de la Pasión en el que Cristo ya coronado de espinas es presentado al pueblo. En esta sagrada imagen se aprecia la perfecta anatomía de un hombre cansado pero dispuesto a cumplir con la voluntad del Padre.

El cuerpo del Cautivo canario, se nos presenta de pie y erguido, no se ofrece desafiante, sino más bien abatido, entregado y ligeramente inclinado hacia delante, unido ello a la posición de avanzar, caminando con el pie izquierdo y por tanto con la misma rodilla flexionada.

José Ubay Suárez Navarro.

Visitas: 1118

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio