Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Puede comenzarse el 17 de cada mes para terminar el día 19
+ Santiguarse y rezar un Acto de Contrición...; finalizando con la jaculatoria:

Benditos y alabados sean los Santísimos  Nombres de Jesús, María y José. Amén.

ORACIÓN INICIAL PARA TODOS LOS DÍAS
A Vos recurrimos, bondadoso Patriarca, y con todo el fervor de nuestro afligido corazón os pedimos que, desde el Trono de Gloria en que Os Colocaron Vuestras Virtudes y Merecimientos, Escuchéis Propicio nuestras súplicas y Tengáis piedad de nosotros.
Humildemente confesamos que nuestras tribulaciones son pena de nuestras culpas; por eso con dolor de corazón, pedimos a Dios perdón de todas ellas.

Alcanzádnoslo, Amoroso Patriarca San José, y por el Amor que Profesasteis a Vuestro Jesús y la Santísima Virgen María; y por la Autoridad que sobre Ellos Ejercitasteis acá en la tierra. Interceded ahora por nosotros en el cielo, Escuchando nuestras peticiones y Presentándolas Vos mismo a Vuestra Esposa Inmaculada y a Vuestro Divino Hijo, para que sean favorablemente despachadas, para mayor Gloria de Dios y santificación de nuestras almas. Amén.

El Acordaos

Acordaos, ¡Oh Castísimo Esposo de la Virgen María y Amable Protector mío Patriarca San José!, que jamás se ha oído decir que ninguno haya invocado Vuestra Protección e implorado Vuestro Auxilio… sin haber sido consolado. Lleno, pues, de confianza en Vuestro Poder, ya que Ejercisteis con Jesús el Cargo de Padre; vengo a Vuestra Presencia y me encomiendo a Vos con todo fervor. No Desechéis mis súplicas, antes bien, Acogedlas y Dignaos Acceder a ellas piadosamente. Amén

DÍA PRIMERO
Comenzar con la Oración preparatoria para todos los días.
Aquí nos tenéis en Vuestra Gloriosa Presencia, Dulce Protector nuestro Patriarca San José, implorando Vuestro Eficaz Patrocinio. Dirigid, oh Gran Santo, Una Mirada Amorosa sobre nosotros, miserables hijos de Eva, y Alcanzadnos con la Gracia que Os hemos pedido y las Virtudes de la Humildad, Pureza y Obediencia. La dicha de morir asistidos del Senor Jesús, de Vuestra Santísima Esposa y de Vos, para Bendeciros y Alabaros en el Cielo Eternamente. Amén.

Pídase la Gracia que se desea. Rezar 7 Padrenuestros y Avemarías; en memoria de los Dolores y Gozos de San José. Terminar con la Oración final para todos los días.

ORACIÓN FINAL PARA TODOS LOS DÍAS
Gloriosísimo Patriarca San José, Castísimo Esposo de la Madre de Dios; a Vuestro Amparo acudimos, no Desatendáis nuestras súplicas y Librad nos de todos los peligros.

V. Bendito Patriarca San José, rogad por nosotros.
R. Para que seamos dignos de la gracia que imploramos.

Santísima Virgen María, Madre de Dios y Madre nuestra, Unid Vuestros Ruegos a los de Vuestro Castísimo Esposo y por los Maternales Cuidados que Prodigasteis al Niño Jesús, Interceded y Rogad por nosotros para que seamos dignos de alcanzar la Gracia que hemos pedido.

Sacratísimo Corazón de Jesús, Oíd Benigno las Súplicas de La Santísima Virgen María, Llena de Gracia; y del Patriarca  San José, Varón Justo.
Para que por Su Intercesión logremos el favor solicitado; si ha de ser a Mayor Honra y Gloria Vuestra y bien de nuestras almas. Vos que Vivís y Reináis por la Eternidad. Amén

DÍA SEGUNDO
Comenzar con la Oración preparatoria para todos los días.
A Vuestros Pies nos postramos con el más humilde afecto, ¡Oh Incomparable Protector nuestro Patriarca San José! Confiando en Vuestro Eficaz Patrocinio.

Dirigid, ¡Oh Gran Santo!, Una Mirada Amorosa sobre nosotros, miserables pecadores hijos de Eva, y Alcanzadnos la Gracia que Os hemos pedido; juntamente con las tres virtudes: de una tierna piedad, gratitud a los divinos beneficios y firme confianza en Dios. Que con tanto fruto Practicasteis Vos Mismo; a fin de que enriquecidos con ellas, podamos expirar dulcemente en los Brazos de Jesús y María. Y Alabarlos después en Vuestra Compañía en el Cielo, por toda la Eternidad. Amén.
Pídase la gracia que se desea. Rezar 7 Padrenuestros y Avemarías en memoria de los siete Dolores y Gozos de San José. Terminar con la Oración final para todos los días.

DÍA TERCERO
Comenzar con la Oración preparatoria para todos los días.
Postrados ante Vos, Insigne Protector nuestro Patriarca San José, acudimos también hoy en demanda de Vuestro Eficaz Patrocinio. Dirigid, ¡Oh Gran Santo!, Una Mirada Amorosa sobre nosotros, miserables hijos de Eva, y Presentad nuestras súplicas al Padre Eterno, cuyas veces Hicisteis en la tierra Tutelando a su Divino Hijo; Ofreced las también al Espíritu Santo, de Quien Fuisteis Representante como Esposo de María; Presentadlas, en fin, al Hijo para que sean Benignamente Atendidas por la Santísima Trinidad, Objeto de todo nuestro amor, ahora y siempre, por todos los siglos. Amén.
Pídase la Gracia que se desea. Rezar 7 Padrenuestros y Avemarías en memoria de Los Siete Dolores y Gozos de San José. Terminar con la Oración final para todos los días.

Los 7 Domingos a San José

Rezar despacio, meditando estos dolores y gozos:

 I DOMINGO. El Dolor: cuando estaba dispuesto a repudiar a su Inmaculada Esposa.

La Alegría: cuando el Arcángel le Reveló el Sublime Misterio de la Encarnación.

Oh Castísimo Esposo de la santísima Virgen María, Gloriosisimo Patriarca  San José, ¡qué Aflicción y Angustia la de Vuestro Corazón en la Perplejidad en que Estabais Sin Saber si Debíais Abandonar o No a Vuestra Esposa Sin Mancilla! Pero ¡cuál no fue también Vuestra Alegría cuando El Ángel Os Reveló el Gran Misterio de la Encarnación!

Por este Dolor y este Gozo os pedimos Consoléis nuestro corazón ahora y en nuestros últimos dolores, con la Alegría de una vida justa y de una santa muerte semejante a la Vuestra, asistidos de Jesús y de María. 1 Padrenuestro, 1 Ave y  1 Gloria al Padre ect..

II DOMINGO. El Dolor: al Ver Nacer el Divino Niño en la Pobreza.

La Alegría: al Escuchar la Armonía del Coro de los Ángeles y Observar la Gloria de Esa Noche.

Oh Bienaventurado Patriarca, Gloriosisimo San José, Escogido para Ser Padre Adoptivo del Hijo de Dios Hecho Hombre: el Dolor que Sentisteis Viendo Nacer al Niño Jesús en Tan Gran Pobreza se cambió de pronto en Alegría Celestial al Oír el Armonioso Concierto de los Ángeles y al Contemplar las Maravillas de Aquella Noche tan Resplandeciente.

Por este Dolor y Gozo alcanzadnos que después del camino de esta vida vayamos a escuchar las Alabanzas de los Ángeles y a gozar de los Resplandores de la Gloria Celestial.

Padrenuestro, Ave y Gloria

 

III DOMINGO. El dolor: cuando la Sangre del Niño Salvador fue Derramada en su Circuncisión y la alegría: dada con el Nombre de Jesús.

 Oh Ejecutor Obedientísimo de las Leyes Divinas, Gloriosisimo Patriarca  San José: la Sangre Preciosísima que el Divino Redentor Niño Derramó en Su Circuncisión Os Traspasó el Corazón; pero el Santísimo Nombre de Jesús que entonces se Le Impuso, Os Confortó y Llenó de Alegría.

Por este Dolor y este Gozo Alcanzadnos el vivir alejados de todo pecado, a fin de expirar gozosos, con el Santísimo Nombre de Jesús en el corazón y en los labios.

Padrenuestro, Ave y Gloria

 IV DOMINGO. El Dolor: la Profecía de Simeon, al Predecir los Sufrimientos de Jesús y María y la Alegría de escuchar la Predicción de la Salvación y Gloriosa Resurrección de innumerables almas.

 Oh Santo Fidelísimo, que Tuvisteis parte en los Misterios de nuestra Redención, Gloriosisimo

Patriarca San José; aunque la Profecía de Simeón acerca de los Sufrimientos que Debían pasar el Senor Jesús y la Santisima Virgen María, os Causó Dolor Mortal; sin embargo Os Llenó también de Alegría, Anunciándoos al mismo tiempo la Salvación y Resurrección Gloriosa que de ahí se Seguiría para un gran número de almas.

Por Este Dolor y por Este Gozo Conseguidnos ser del número de los que, por los Méritos del Senor Jesús y la Intercesión de la Bienaventurada Virgen María, han de resucitar gloriosamente. 1 Padrenuestro, 1 Ave y 1 Gloria.

V. DOMINGO. El Dolor: en su afán de Educar y Servir al Hijo del Altísimo, especialmente en el Viaje a Egipto y la Alegría: al tener siempre con El a Dios mismo, y Viendo la caída de los ídolos de Egipto.

 Oh Custodio Vigilante, Familiar Intimo del Hijo de Dios Hecho Hombre, Gloriososisimo Patriarca San José, ¡cuánto Sufristeis Teniendo que Alimentar y Servir al Hijo del Altísimo, particularmente en Vuestra Huida a Egipto!, pero cuán grande fue también Vuestra Alegría Teniendo siempre con Vos al Mismo Dios y Viendo derribados los ídolos de Egipto.

Por Este Dolor y Este Gozo, Alcanzadnos alejar para siempre de nosotros al tirano infernal, sobre todo huyendo de las ocasiones peligrosas, y derribar de nuestro corazón todo ídolo de afecto terreno, para que, ocupados en servir a Jesús y María, vivamos tan sólo para Ellos y muramos gozosos en Su Amor. 1 Padrenuestro, 1 Ave y  1 Gloria.

 VI DOMINGO. El Dolor: De  regresar a su Nazaret por el miedo a Arquéalo y la Alegría: al regresar con Jesús de Egipto a Nazaret y la confianza establecida por el Ángel.

Oh Ángel de la tierra, Gloriosisimo Patriarca San José, que Pudisteis  Admirar al Rey de los cielos, Sometido a Vuestros más mínimos Mandatos; aunque la Alegría al Traerle de Egipto se turbó por Temor a Arquéalo, sin embargo, Tranquilizado luego por el Ángel, Vivisteis Dichoso en Nazaret con el Senor Jesús y la Santisima Virgen María.

Por Este Dolor y Este Gozo, Alcanzadnos la Gracia de Desterrar de nuestro corazón todo temor nocivo, poseer la Paz de conciencia, vivir seguros con Jesús y María y morir también asistidos por Ellos. 1 Padrenuestro, 1 Ave y 1 Gloria.

SÉPTIMO DOMINGO. El Dolor: cuando sin culpa Pierde a Jesús, y lo Busca con Angustia por tres Días y la Alegría: al Encontrarlo en Medio de los Doctores en el Templo.

 Oh Modelo de Toda Santidad, Gloriosisimo Patriarca  San José, que habiendo Perdido sin culpa Vuestro Divino Hijo, Le Buscasteis durante Tres Días con Profundo Dolor, hasta que, lleno de Gozo, Le Hallasteis en el Templo, en Medio de los Doctores.

Por Este Dolor y Este Gozo, os suplicamos con palabras salidas del corazón, Intercedáis en nuestro favor para que jamás nos suceda perder a Jesús por algún pecado grave. Mas, si por desgracia le perdiéramos, Haced que le busquemos con tal dolor que no hallemos sosiego hasta Encontrarle Benigno sobre todo en nuestra muerte, a fin de ir al Cielo y Cantar Eternamente con Vos sus Divinas Misericordias. 1 Padrenuestro, 1 Ave y 1 Gloria


Oración a San José del Papa León XIII

 

Al Glorioso Patriarca San José

 

Dulcísimo y Padre Amantísimo de mi corazón, Patriarca San José, os  elijo como mi Protector en vida y en muerte; y consagro a Vuestro culto este día, en recompensa y satisfacción de los muchos que vanamente he dado al mundo.
Os suplico con todo mi corazón que por Vuestros Dolores y Gozos me Alcancéis de Vuestro Divino Hijo y de Vuestra Santisima Esposa, la gracia de emplearlos a mucha honra y gloria suya, y en bien y provecho de mi alma.
Alcanzadme vivas luces para conocer la gravedad de mis culpas, lágrimas de contrición para llorarlas y detestarlas, propósitos firmes para no cometerlas más, fortaleza para resistir a las tentaciones,
perseverancia para seguir el camino de la virtud; particularmente lo que te pido en esta oración y una cristiana disposición para morir bien.
Esto es, Santo mío, lo que te suplico; y esto es lo que mediante tu poderosa intercesión, espero alcanzar de mi Dios y Señor, a quien deseo amar  y servir, como tú lo amaste y serviste siempre, por siempre, y por una eternidad. Amén.

 

AL GLORIOSO PATRIARCA SAN JOSE . A Vos, Bienaventurado San José, acudimos en nuestra tribulación, y después de invocar el Auxilio de Vuestra Santísima Esposa, solicitamos también confiadamente Vuestro Patrocinio.

Por Aquella Caridad que con la Inmaculada Virgen María, Madre de Dios, Os Tuvo Unido y, por el Paterno Amor conque Abrazasteis al Divino Niño Jesús; humildemente os suplicamos Volváis Benigno Vuestros Ojos a la Herencia Adquirida con la Preciosisima Sangre del Senor Jesús, y con Vuestro Poder y Auxilio Socorráis nuestras necesidades.

Proteged, oh Providentísimo Custodio de la Sagrada Familia, la
Escogida Descendencia de Jesucristo; Apartad de nosotros toda mancha de error y corrupción; Asistidnos Propicio, desde el Cielo, Fortísimo Libertador nuestro en esta lucha con el poder de las tinieblas y, como en otro tiempo Librasteis al Niño Jesús del inminente peligro de su vida, así, ahora, defended la Iglesia Santa de Dios de las asechanzas de sus enemigos y de toda adversidad, y a cada uno de nosotros Proteged nos con perpetuo Patrocinio, para que, a ejemplo Vuestro y sostenidos por Vuestro Auxilio, podamos santamente vivir y piadosamente morir y alcanzaren el Cielo la Eterna Felicidad.  Amén.

 "A otros Santos parece les Dio el Señor Gracia para socorrer en una necesidad; el Glorioso San José, tengo experiencia,  que socorre en todas. Sólo pido por Amor de Dios que todo lo pruebe, quien no creyere y verá por experiencia cuan gran bien es recomendarse a ese Glorioso Patriarca y Tenerle devoción". Santa Teresa de Avila

LETANIA A SAN JOSE

 Señor, Ten Piedad de nosotros /Cristo, Ten Piedad de nosotros

 Senor, Ten Piedad de nosotros. /Cristo, Óidnos, /Cristo, Escúchadnos,

Dios Padre Celestial, Ten Piedad de nosotros

Dios Hijo, Redentor del mundo, Ten Piedad de nosotros,

Dios, Espíritu Santo, Ten Piedad de nosotros,

Trinidad Santa, Un Solo Dios,  Ten Piedad de nosotros

 

Santa María, Rogad por nosotros, San José,

Bienaventurado Descendiente de  David, /Luz de los Patriarcas,

Esposo de la Madre de Dios, /Casto Custodio de la Santísima Virgen María,

Guardián del Hijo de Dios, /Defensor del Hijo de Dios, /Defensor de Cristo,

Cabeza de La Sagrada Familia, /O San José, Justisimo,/ Castisimo, /Prudentisimo, Fortissimo, /Obedientisimo, /Fidelísimo, /Espejo de Paciencia, /Amante de la Pobreza, /Modelo del Trabajo, /Patriarca del Hogar, /Protector de Vírgenes, 

Fuerza de la familia, /Conforto de los afligidos, /Esperanza de los enfermos,

Patrón de los moribundos, /Terror de los demonios, /Protector de la Iglesia, 

Cordero de Dios, que Quitas los pecados del mundo, Perdonadnos Oh  Señor

Escuchadnos,/Tened Misericordia de nosotros.

 

V.  Dios Hizo de El Señor de Su Casa

R. Y Gobernante de todas Sus Posesiones

Oremos 

Oh Señor que  a través de los Méritos del Castísimo Patriarca San José, que Elegiste como Esposo para Vuestra Santísima Madre; os suplicamos, el Haberle  como Intercesor nuestro en el Cielo.   Pudiendo así obtener: lo que no podemos por nosotros mismos, a Quien Veneramos en la tierra como El Santo Patriarca San José, Protector nuestro. Amen

Visitas: 1331

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio