Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


En Sevilla tenemos muchos problemas, a saber: nos quitan locales de ensayo, hacen desaparecer filas de sillas en la Carrera Oficial, al Cardenal nos lo hurtan antes de tiempo, no se restaura Santa Catalina, nos ponen unos champiñones horrorosos que afearán el paso de las cofradías, nos quieren meter con calzador la Resurrección el Sábado Santo, se nos desvirtúa poco a poco la Semana Santa… muchos temas que, los que habéis leído algún post mío sabéis que me importan, que me encienden por dentro para protestar por los problemas tan graves que nos aquejan. He escrito mucho sobre todos estos temas IMPORTANTES para Sevilla.
No suelo hacerlo, el canal número 4 (Canal Sur en mi TV) suelo saltarlo, pero hoy no sé por qué lo he puesto. Me atrajeron unas imágenes de las tres mil viviendas. Mucha miseria, pero nada nuevo. De pronto un cambio drástico, pasa a Málaga, otro barrio marginal, ruina, droga, miseria, mucha miseria, y en él un personaje, no recuerdo su nombre, su función: obliga y lleva a los niños al colegio. Es un marginado más, exdrogadicto, y dedica su tiempo a sacar a jóvenes de la droga, sin medios, pero cuando digo sin medios es que no tiene ni un euro, con unas habitaciones mugrientas, en medio de la ruina total, coge a los jóvenes y les da cariño, los anima y los apoya para conseguir que se quiten de la droga. A los pequeños los lleva al colegio, los obliga a estudiar, hace de padre bueno con ellos. ¡Y no es religioso! Realmente me ha dejado sin reacción.
Después de ver esto, paro, pienso, y pienso, y pienso y me digo: HIPÓCRITA. ¿Tú eres el que todos los domingos asiste a tu misa y te contentas con dejar tu monedita en el cepillo?, ¿crees que con eso has cumplido con los necesitados? ¿Tú eres el que vas por la calle y ves un inmigrante y al igual que lo ves lo huyes?, ¿tú eres el que da un rodeo con tal de no pasar por El Vacie? ¿es eso amar al prójimo?, ¿tú eres el que al acabar el día das gracias a Dios con la boca pequeña y con la grande pides, pides y pides? ¿acaso no has visto por quién tienes realmente que pedir? ¿tú eres el que tienes un pequeño dolor de cabeza y te falta el tiempo para pedir a María que se te pase?, ¿tú eres el que se regodea ante los amigos de intentar siempre hacer el bien como buen cristiano?, ¿tú eres el que intenta acercarse al aparente y alejarse del despreciado?, sí soy yo, queridos amigos, yo soy ése. Después de ver lo que un simple extoxicómano medio indigente, medioanalfabeto y todos los medios que queramos poner está haciendo con su vida para aliviar la de los demás, pienso: yo lo que soy es un auténtico miserable. Con la vida de comodidad que tengo, con mi familia perfecta, mi mujer, mis hijos, con mis ingresos, mi dinerito en el banco, mi casa, que no me falten los viajes ni la casita para el verano, y miro para otro lado cuando veo alguien que me tiende la mano.
Pero…¿y las hermandades? Sí, tienen todas sus bolsas de caridad, sus ayudas, sus… sus tonterías, con perdón. De acuerdo que hacen cosas, pero con toda esa legión de personas que se dicen hermanos, ¿de verdad que no se puede hacer más?, tantos jóvenes sin ocupación, ¿no son útiles en algo más que no sea limpiar plata?, tantas mujeres que reclaman, con razón, protagonismo en las hermandades, ¿no son necesarias en otros sitios?, tantos hombres siendo “los que más quieren a sus titulares”, ¿de verdad no podrían dar un poco de ese cariño a otros?. Creo que ha llegado el momento, el mundo de las hermandades debe reaccionar, nuestro mundo no es el XVII, ni el XVIII, nuestro mundo es el XXI y tenemos que reaccionar ante los problemas que tenemos hoy, somos demasiados como para que esto siga así, demasiada miseria en nuestra ciudad. Y ya no se trata de hacer bolsitas de caridad, sino de un saco, pero un saco bien grande de ayuda a los muchos necesitados que tenemos, que muchos lo único que necesitan es apoyo, amistad, cariño, amor, amor, amor, amor. ¿Os suena esa palabra?, la nombraba y predicaba alguien a quien todos conocemos, sí, mi Cristo de la Sentencia, el tuyo de las Cinco Llagas, el suyo de las Penas, el vuestro del Amor, el de ellos de Pasión… nuestro Gran Poder.

Visitas: 97

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Juan Vajo en noviembre 22, 2009 a 10:33pm
Como siempre, gracias por los comentarios, por todos los comentarios.
Comentado por Emi(Angel macareno) en noviembre 20, 2009 a 10:19pm
Me has hecho pensar y mucho. Conoces el proyecto fraternitas en las tres mil?, pues es algo así, pero con medios y llevado por el consejo general de hermandades y cofradias y donde están involucradas muchas personas cofrades y cristianas. Que se podría hacer mas?, tu lo has dicho, si los domingos después de misa (el que vaya), te vas al vacie a enseñar a leer y a escribir a esos niños y adultos a los que les hace tanta falta de todo, pero también hay personas muy comprometidas con estas ideas. Se puede hacer mucho sin salir de nuestra ciudad, lo único es que hay que dejar la poltrona. Un abrazo.
Comentado por esperanza jimenez vazquez en noviembre 20, 2009 a 9:49pm
Haz bien y no mires a quién, todos tenemos mucho amor para dar a los que estan necesitados de ello. Muy buena entrada, y muy acertada para los tiempos en los que nos ha tocado vivir.

Un abrazo desde triana.
Comentado por Moy en noviembre 20, 2009 a 12:37pm
Pienso que hacer esta reflexión te honra.
Lo que planteas exige mucho compromiso, cosa de la cual andamos excasos en estos tiempos.
Actualmente en la escala de valores prima mucho más el competir, el ir cada uno a lo suyo que el implicarse en mejorar la sociedad.
Así nos va.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio