Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Eran las 5 de la tarde y las gotas de la ducha ya hacían ruido en el cuarto del baño. Él se preparaba para salir y porque no era un día cualquiera, se arregló y se engominó y se embardunó de colonia.

En la calle le esperaba una amiga, una de esas que son para toda la vida; y juntos partían camino de la estación de tren, donde les esperaban otros más. Hablaban de lo que iban a ver, de lo que iban a escuchar, de lo que iban a sentir...

Y el camino se hizo corto. Sus amigos, con mucha guasa, ya empezaban a dudar si llegarían a tiempo, sin embargo llegaron y la ilusión por oler a Semana Santa aumentaba por momentos. Una vez en el barrio de Heliópolis con el azahar llorando y con el sol despidiendo aquel esperado Viernes de Dolores, ese grupo de amigos andaban buscando una señal, una luz, un sonido, una hermandad, una misión, La Misión...

Era la primera vez que todos admiraban semejante retrato en una tarde de Viernes de Dolores, y así fue como él y sus amigos empezarón aquella apasionante Semana Santa de 2008.

Muy lentamente, el misterio se sumergía por las calles de su barrio, y porque era Gloria Bendita lo que Sevilla comenzaba a coser, despidieron a la hermandad con un "hasta luego" y siguieron su camino a pie, unas veces andando, las pocas; y otras corriendo, hasta la Catedral, para presentarse al Cristo de la Corona.

Una procesión seria, a la antigua, corta y siempre con el corazón abierto a Él.

Dejando a nuestras espaldas la gran Catedral sevillana, se dirigían ahora a Triana y aunque parecía que había salido de su casa hacía minutos, la noche había caído y los primeros dolores de pies entre sus amigas empezaban a hacerse notar. Jocosamente se ofreció con su amigo a llevarlas subidas en la espalda pero obviamente no aceptaron.

En Triana buscaban mirando en las páginas del Llamador las calles en la que la Pasión y Muerte de Cristo estaba a punto de pasar. Y al final de la calle aparecían como luciernagas, las luces de las velas. El Cristo andaba clavado en la cruz y sin mediar palabra ninguna, paró frente suya y sintió Su llamada, la llamada de Amor, la llamada de Paz, la llamada de Fé, la llamada de Dios.

Sintió que la Semana Santa empezaba pero este año iba a ser diferente, había cambiado tanto en lo físico como en lo personal... pero además Dios le había llamado, le estaba pidiendo algo más que amistad, le estaba pidiendo ser cristiano, entrar en su corazón en la mejor fecha del año para hacerlo y así vivir la Semana Santa como pocos saben hacerlo. Recordar y Rememorar la Pasión, Muerte y Resurrección de Dios hecho hombre.

Aquella noche soñó con la larga vida que le esperaba y con mayor alegría por empezar un día nuevo a Su lado.

Gracias.

Visitas: 99

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio