Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Hace ya bastantes años me sorprendió gratamente observar en ciertas ciudades europeas (Florencia, Bruselas, París) la preocupación de todos sus ciudadanos, no sólo los particulares, sino de las empresas, negocios, etc, instalados en sus cascos antiguos, por conservar intactas las señales de su rico pasado patrimonial, sin mancharlo con colores llamativos en sus fachadas, sin adornos chocantes en sus ventanas y balcones, sin letreros luminosos................. También he sabido de otras ciudades centroeuropeas: Viena, Praga, Budapest........ de la prohibición de que los comercios y negocios del centro de estas ciudades, ostenten esos letreros demasiado grandes o con grandes neones. Pero no sólo es que existan leyes locales que protegen estos maravillosos cascos antiguos de la vieja Europa, sino que los propios habitantes de esas ciudades colaboran de buena gana en el adecentamiento, la conservación, la no agresión hacia su milenario patrimonio urbanístico, artístico y cultural.
En España existen ciudades que también tienen esa especial sensiblidad, aunque menos: en la maravillosa ciudad de Cáceres he comprobado personalmente cómo se estudia cualquier detalle que pueda dañar o provocar un desagradable impacto visual: un ejemplo: las papeleras del casco histórico de la ciudad extremeña instaladas en la zona medieval no son de plástico ni contienen frases o lemas en colores sino que se casi camuflan entre los viejos muros usando materiales nobles y acordes al entorno.
En nuestra Sevilla, de la que tanto pecho sacamos fuera de nuestros límetes geográficos, no sólo no existen (o no se cumplen) leyes para el respeto patrimonial y cultural: bares y comercios asfixiando los lugares más emblemáticos del Barrio de Santa Cruz, por ejemplo, tiendas con sus mercancías de colores chillones y reclamos en cartelería desproporcionada y sin gusto en las calles del centro histórico, balcones con adornos chirriantes........ sino que parece no existir una conciencia ciudadana al respecto
¿Y durante la Semana Santa? pues más de lo mismo: focos de comercios y bares que no se apagan al paso de las cofradías (no hablo sólo de respeto hacia una religión sino hacia la CULTURA independientemente de nuestra creencia o no creencia), luminosos comerciales enormes que no se apagan de noche, ciudadanos gritando y tirando basura por cualquier calle por donde transcurre un cortejo penitencial, músicas altas desde viviendas particulares o coches próximos...............................
Creo que unos ciudadanos cuidadosos de su patrimonio no deberían necesitar ordenanzas municipales, bastaría con ser sensibles hacia una de las muestras culturales más importantes (repito, independientemente del sentido religioso o no que le queramos dar a nuestra Semana Santa) no sólo de España sino de toda Europa y probablemente todo el planeta.
Si en mis manos estuviera intentaría concienciar a personas y empresas, no con prohibiciones o multas, sino con el amor y el respeto hacia nuestras señas de identidad cultural, para que cuidáramos esos pequeños detalles: apagar una luz o quitar una música al paso de una cofradía, o apagar los luminosos de comercios y bares durante esa semana del año, o tapar ¿por qué no? durante esos siete días con colgaduras los rótulos de dichos negocios (no sólo por respeto a una determinada fé sino por respeto estético). Es descorazonador y rompedor de toda sensiblidad ártística y sentimental observar un paso por un casco histórico plagado de anuncios, luminosos, focos, etc. Basta con ver cualquier retransmisión de tv para sobresaltarnos con esos enormes carteles y neones tras la imagen de un paso de Cristo o Virgen:
Igual que se hacen concursos para competir en la ornamentación con el fin de adornar el recorrido del Corpus Chisti ¿no se podría hacer algo similiar? Yo incluso publicitaría aquellos comercios, bares, restaurantes, etc, que hayan optado por colaborar con el respeto visual y auditivo y con el espíritu y el sentimiento de esta nuestra gran fiesta sevillana De esa forma el resto de la ciudadanía podríamos valorar ese esfuerzo y ¿por qué no? también agradecer a dichas entidades con nuestra mejor manera: acudir masivamente a dichos establecimientos. Aunque no creo que por esa autolimitación de la autopublicidad les provocara un gran perjuicio seria una buena forma de compensarles.
Hay que recordar que además el turismo extranjero cada vez valora más esas cosas y seguro que al igual que los sevillanos no dudarían en acudir a esos negocios que se preocupan por el respeto y la sensibilidad hacia el patrimonio cultural, artístico y sentimental de Sevilla.
Desde aquí haría un humilde llamamiento tanto al Consejo Gral. de Hermandades como a nuestro Ayuntamiento. No sólo por el bien de nuestra cultura sino, de rebote, por el bien de un turismo de mayor calidad y en general de una ciudadanía más respetuosa con nuestra ciudad, su historia y sus señas identitarias en todos los terrenos.
Porque una gran ciudad es aquella que además de los grandes proyectos cultiva los pequeños detalles.

Juan Fco. González Muñoz

Visitas: 130

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por José Carlos en marzo 19, 2010 a 9:44am
Tienes razon en todo lo que dices, es una paena pero es así
Comentado por Jordi de Triana -FUNDACEC- en febrero 6, 2010 a 10:01am
Lamentablemente, querido amigo, tengo que darte la razón. Cuidamos muy poco lo nuestro y luego nos atrevemos a presumir. Son los pequeños detalles quienes hablan del sentir de un Pueblo y de su respeto al legado de siglos de existencia.

Un abrazo.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

enero 2020
DLMXJVS
1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio