Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


         Con motivo de haberme regalado una fotografía del Señor Cautivo y Rescatado de la Villa de Bilbao, imagen que posee una gran devoción en toda la ciudad y, más en el barrio de San Francisco, es por lo que me he animado a escribir sobre esta advocación de Cristo.

 

     Si hay algo que llama poderosamente la atención, en el terreno religioso, y más en época de cuaresma, es la devoción popular al Cautivo en muchas ciudades españolas.

 

     Dicha devoción tiene sus orígenes hace muchos siglos cuando los padres trinitarios, que se dedicaban al rescate de cautivos, rezaban a Cristo para que tuviesen éxito sus diferentes empresas.

 

     Con el paso de los años y, dada la labor que desarrollaban, empezaron a darle culto a Jesús en el momento de su Pasión en que es abandonado por sus discípulos y que se encuentra cautivo -solo- y abandonado.

 

     Posteriormente la fe del pueblo fue arraigando en esta advocación hasta tal punto que fue la Casa de Medinaceli, primero en Madrid y, posteriormente en Sevilla -Casa de Pilatos- quién se sumaron a la devoción de esta advocación, tiempos en que el pueblo vivía “alrededor” de los grandes señores.

 

     Se da la circunstancia de que fue “realmente rescatada del poder del rey Mequinez, que se apoderó de ella y la tenía como cautiva, esperando cobrar por su rescate” siendo el Padre Fray Andrés de San José quién llevó a cabo dicho rescate.

 

     A finales del siglo XIX fue traída a Sevilla una copia de ésta original y se colocó en la Parroquia de San Ildefonso. Las imágenes del Señor Cautivo tienen todas unos parámetros semejantes: efigie del Señor de pie, con las manos atadas hacia delante, túnica roja o morada, pelo natural y escapulario trinitario que le cae por el pecho y la espalda, siendo la talla de San Ildefonso de autor desconocido.

 

     Como les decía la ciudad no se quedó al margen de dicha advocación, ciudad siempre tan religiosa, que “cautivó” al pueblo de Sevilla. Todos los viernes del año recibe el fervor de sus numerosos fieles pero es en cuaresma y, concretamente el 1º Viernes de Marzo, después de celebrar su quinario, cuando el pueblo, tanto de Sevilla como de sus alrededores, se acercan en masa para testimoniarle su amor y realizarle sus peticiones.

esperando su momento de encontrarse con Él.

 

     Desde hace unos años la Junta Parroquial y, con motivo de la restauración del templo, decidió cambiar las rojas velas tradicionales -símbolo de la fe- que ponían los devotos a sus pies por las modernas velas o lamparillas eléctricas que le han hecho perder el sello de ese altar presidido por Cristo y rodeado de la cera de sus fieles.

 

     Cuenta con una maravillosa talla de la Virgen de la Soledad, obra de Astorga, de gran valor artístico y gran belleza, no saliendo siquiera en Vía-Crucis por las calles de la feligresía.

 

     El caso de la Pía Unión de la Cruz del Campo, sita en la ya nombrada Casa de Pilatos es digna, por sí misma de otro trabajo. Creo que no se ha hecho todavía un estudio profundo y serio sobre el tema y merecería la pena por sus componentes religiosos y sociales que llegan a formar el centro de todas las miradas al empezar los días cuaresmales, el CAUTIVO.

 

 

 

 

Visitas: 437

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por sonia en septiembre 30, 2011 a 1:13pm
Hola Javier,buena historia la del cautivo y si que es verdad que las luces electricas desmerecen pero es mucho más seguro no?? Besos
Comentado por Túrbula en septiembre 30, 2011 a 7:52am

Estuve en San Ildefonso . ese viernes de Cuarema.

 

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio