Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Una dolorosa de Gloria para La Orotava. Luján Pérez y su dolorosa Villera


Es probable que esta imagen sea una de las mejores Dolorosas que esculpió Luján Pérez (1756-1815), aunque presenta grandes diferencias con otros ejemplares de igual representatividad en su catálogo: La Dolorosa del Miércoles (c.1797), La Predilecta de La Laguna (1803) y la existente en la Catedral de Santa Ana (c.1805). Su interés estriba en ejemplificar la relación que el artista mantuvo con grabados y modelos para idear ciertas composiciones, recurso habitual entre muchos maestros de la época Moderna. Como es bien sabido, La Virgen de Gloria reinterpreta un esquema popular en el siglo XVIII y acuñado en pinturas flamencas de la centuria anterior, del que aún perduran en Canarias estampas y publicaciones impresas que lo reproducen. Con ello el tallista grancanario otorga una mayor variedad a su catálogo de obras y permite establecer una vinculación con importantes imagineros del siglo XVII (Pedro de Mena) u otros que resultan cercanos en el tiempo (Salzillo, Juan Pascual de Mena, Jacome Vaccaro o Villabrille y Ron), quienes recurrieron ocasionalmente a este modelo para esculpir algunas dolorosas con éxito. Sin embargo, resulta más interesante el caso de maestros locales, ya que, por ejemplo, Juan de Miranda (1732-1805) incluyó una representación próxima a la talla tinerfeña en su políptico de la parroquia de La Oliva, Fuerteventura.

Por lo demás, obviando dos obras en Valsequillo y Agüimes, la esfigie orotavense se convierte en una de las pocas esculturas de este tema que son trabajadas por Luján con telas encoladas, otorgándole un mayor interés a su composición escénica y los recursos representativos que impone el motivo pictórico. Revela un buen trabajo de talla en rostro y manos, al que no es ajeno tampoco el policromado de sus telas y otros accesorios. El último proceso de restauración al que se ha visto sometida permitió valorar el acierto de estas tareas, cuyos motivos decorativos (cenefas de estuco y simulación textil en la toca) reflejan la interevención del pintor Manuel Antonio de la Cruz (1750-1809), activo colaborador del maestro a principios del siglo XIX.

Lo que no está tan claro es su origeny cronología, puesto que los datos disponibles contradicen las ideas esbozadas en un primer momento por Santiago Tejera y otros autores. De ellos se deduce que la bendición de la Virgen se produjo en 1806, año que los cofrades de la Virgen de Remedios anotaron partidas para cubrir su asistencia al acto o la cera empleada para el novenario que presidió despues de llegar a la parroquia. Dichas referencias confirman que debió ser encargada por un comitente desconocido (tal vez la mayordomía parroquial o algunos devotos), ya que las mismas cuentas precisan la entrega de 30 pesos para ayuda del costo de la imagen.

Si sabemos, en cambio, que sustituye a una obra anterior, diferente en todo al aspecto que ofrece ahora la talla de Luján. Los inventarios de la ermita mencionan la existencia de una Virgen de la Soledad por primera vez en 1693 y anotaciones posteriores plantean que se trataba de una esfigie vestidera, ataviada habitualmente con trajes de tafetán negro. Desde entonces permaneció vinculada a las funciones de Semana Santa y al culto del Cristo de la Columna, con quién debía escenificar la procesión que los fieles de la parroquia organizaban anualmente el Jueves Santo. Llegó a tener altar independiente en la primitiva parroquia, enriquecido luego con piezas de plata y otros enseres.

Juan Alejandro Lorenzo Lima
Doctorado en Historia del Arte por la Universidad de Granada

Texto extraído del catálogo de la Exposición "El Legado del Farrobo. Bienes Patrimoniales de la parroquia de San Juan Bautista, La Orotava" que se realizó para conmemorar los 400 años de la creación de la parroquia del Farrobo.

Visitas: 1005

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Margarita Vidal Alvarez en octubre 19, 2010 a 1:36pm
Otra gran obra de ese insigne imaginero llamado Luján Pérez. Me está encantando toda su obra tanto la que dejó en Gran Canaria como ahora ésta. Gracias por difundirla.
Un fuerte abrazo.
Comentado por Josu Hdez en octubre 19, 2010 a 10:11am
Muchas gracias por tu comentario. Si tienes interés sobre esta obra, hay más información, aunque más reducida, en la entrada de blog "La imagen de María en la Semana Santa Villera". Saludos
Comentado por Moy en octubre 19, 2010 a 10:02am
Una Dolorososa de gran merito. Las imágenes de las cofradías de La Orotava me están dejando con la boca abierta. Tiene que ser una Semana Santa preciosa.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio