Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Una Dolorosa para una Catedral: La Dolorosa de Vegueta


Esta imagen de Nuestra Señora de los Dolores ha sido la obra más admirada de toda la imaginería del escultor guiense José Luján Pérez (1756-1815). Es la Dolorosa de Luján. Escultor de temática exclusivamente religiosa, consiguió plasmar en el rostro de María un dolor contenido y sereno, una mujer a la que ya no le quedan más lágrimas que derramar. Se encuentra en la capilla lateral derecha del crucero de la Catedral de Santa Ana, en la isla de Gran Canaria. Sin embargo, no fue diseñada para su ubicación actual.

Fue a comienzos del siglo XIX, cuando el entonces deán de la Catedral D. Miguel Mariano de Toledo, conociendo y escuchando las maravillas que se decían de Luján Pérez, que gozaba de merecida fama en el archipiélago, le encarga una imagen de la Virgen de Dolores para su oratorio privado. Para realizar este encargo, Luján se inspira en el rostro de una muchacha huérfana del barrio de Vegueta.

La imagen estuvo terminada en 1803, aunque estudios recientes la sitúan en 1805. La imagen pronto despierta la curiosidad de los vecinos, que llegan a acudir en masa a la casa del deán para contemplar la imagen, viéndose obligado a trasladar a la Virgen a la Catedral, colocada en una capilla de la fuera de culto, conocida como "la capilla secreta" (actual sacristía baja). Pasados pocos años, el Cabildo Catedral de Canarias se ve obligado a realizar, a petición del pueblo, una capilla anexa al crucero de la Catedral para que la Virgen recibiera la devoción que desde muy temprano despertó entre la gente sencilla del barrio de Vegueta
Una vez finalizadas las obras, le encargaron también a Luján el retablo donde iría colocada, estrenándose en 1807 y colocándose en él la devota imagen de los Dolores.

Desde esta fecha el Viernes de Dolores comenzó a ser fiesta grande en la Catedral. El deán Toledo costeaba su alumbrado y encargaba el sermón de la función principal, en su testamento pidió ser enterrado en la capilla de la Virgen pero por razones sanitarias de la época no se llevó a cabo su última voluntad. Más adelante, en esta misma capilla, Felipe Massieu Falcón gestionó con el Cabildo Catedral en 1822 el formar un Calvario con la Virgen de los Dolores, el Santísimo Cristo de la Sala Capitular, San Juan Evangelista y Santa María Magdalena, proyecto que afortunadamente no prosperó.

A partir de 1928, a petición popular, comenzó a salir en la mañana del Viernes Santo con el Santísimo Cristo de La Sala Capitular de Luján Pérez, y comenzó a ser conocida como "la procesión de las mantillas" por ir en ella señoras con la mantilla típica canaria.

La imagen fue realizada en madera policromada. Al estar diseñada para permanecer en un oratorio particular y no tener un fin procesional, Luján no se esforzó en trabajar el dorso, pues es una imagen para observarla desde una hornacina, por ello el maestro resolvió los plegados posteriores del manto con menos movimiento que la parte delantera, cuyas vestiduras aparecen más agitadas. El movimiento de los paños constrasta con la pasividad de la expresión de su rostro con ojos semicerrados y expresión firme y el contraposto de la pierna adelantada. El rostrillo de la imagen está decorado con motivos veguetales que a la luz del espectador no se pueden comtemplar. Una imagen que refleja la realidad con un toque de teatralidad y dramatismo característicos del barroco español del siglo XVII.



Bibliografía:
Cazorla, Santiago. Historia de la Catedral de Canarias
Alzola, José Miguel. La Semana Santa de Las Palmas de Gran Canaria. 1989

Visitas: 756

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Josu Hdez en noviembre 17, 2010 a 4:41pm
jaja gracias! ;D

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio