Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Una mirada a la Historia. Origen de la Hermandad de la Virgen de la Granada de la Puebla del Rio

Esta hermandad  de la Puebla del Río es de origen antiguo, muy posiblemente asociada al s. XIII cuando tras la  reconquista del reino de Sevilla a los musulmanes, el rey San Fernando, su hijo Alfonso X y el obispo Don Remondo extendieron el culto mariano con diversas devociones que eran muy a su gusto.  De estas devociones se hicieron representaciones de la Virgen María o bien en pinturas murales o en cuadros o bien mediante figuras escultóricas. En particular la Virgen de la Granada tiene una iconografía en que la Virgen  o el niño Jesús llevan una granada en la mano.

Actual imagen de la Virgen de la Granada  de la Puebla del Río (Sevilla)

Las conquistas de Fernando III  el Santo fueron  siguiendo por las proximidades de Sevilla (Alcalá de Guadaira, Constantina, Lora y Alcalá del Río) hasta que en el 1248 Sevilla se rinde y se ocupa con ella la Puebla y otros lugares cercanos. Posteriormente entre 1249 y 1250 caen Jerez, Medina Sidonia, Rota (Cádiz)… Fernando III entregó al Concejo de Sevilla precisamente la alquería mora original de la actual Puebla con vistas a que esa entidad se encargase de defender los accesos fluviales a la ciudad. La localidad se convierte en centro de operaciones el territorio de las marismas del Guadalquivir, por lo que se bautizó la villa con el nombre de La Guardia que serviría para el asentamiento de los nuevos pobladores cristianos ya en tiempos del rey Alfonso X el sabio en 1272. Se trataba de un lugar estratégico situado en el último cerro del Aljarafe colindante con el río en su margen derecha y con fácil acceso al agua a través de un pequeño muelle (La Barqueta). Así se levantó ex-novo o se restauró junto a la alquería (no se sabe bien  cuando) un castillejo de vigilancia con un pequeño destacamento militar para la defensa del flanco meridional de la ciudad de Sevilla frente a los ataques de los Benimerines que no renuncian al territorio ganado por los cristianos. La Guardia formaba parte de un entramado de atalayas  a lo largo del Guadalquivir para avisar de la llegada de los atacantes mediante ahumadas o fuegos.  Los Benimerines constituían una dinastía beréber que reinó en el Magreb occidental (actual Marruecos) que  intentaron recuperar en la segunda mitad del s. XIII los territorios ocupados por la reconquista cristiana, haciendo múltiples incursiones subiendo por el río Guadalquivir. El último de estos ataques se produjo en 1285.

Muchas son las imágenes que tiene la advocación de Ntra. Sra. de la Granada unas más modernas que otras, pero cuya devoción se extiende casi  exclusivamente entre los pueblos de la provincia de Badajoz, Huelva y Sevilla. En otras ocasiones la virgen tiene una advocación distinta como es el caso de la Virgen de la Cinta de Huelva pero lleva una granada en la mano. ¿Pero porque una granada y sobre todo que significa? . Los Padres de la Iglesia vieron en la granada  en relación con el Antiguo Testamento, un  símbolo de la Iglesia de Cristo debido a la unidad y  abundancia de sus pepitas. Por otra parte la mística mariana de la baja Edad Media, aplicó  unos  pasajes del Cantar de los Cantares donde se cita la granada  a la Virgen. Por ello la granada en la mano de la Virgen la señala como madre del redentor y de su Iglesia.

En la Catedral de Sevilla existe la Virgen de Granada en la capilla del mismo nombre en la nave “del lagarto” del Patio de los Naranjos  es una talla barroca en madera dorada y policromada del 1721. Este hecho de que esta advocación tuviese capilla propia en la Catedral de Sevilla iba unida a la existencia de una hermandad también datada en el s. XIII.  La Virgen de la Granada figura también  en la Catedral de Sevilla en  la capilla de la Scala representada por un relieve de terracota vidriada y policromada  en el que figura la Virgen con el Niño, al que le ofrece una granada, obra del taller florentino de Andrea della Robbia siglo XV. Este retablo cerámico  procede de la nave de la Granada del Patio de los Naranjos por tanto próximo a la capilla sede de la referida hermandad de la Virgen de la Granada, de aquí paso a la cripta  de los arzobispos en la Iglesia del Sagrario  y en 1904 fue restaurado por Viriato Rull y pasó a la capilla actual de la Scala. En Sevilla existe también la imagen de la Virgen de la Granada de la parroquia de San Lorenzo. En definitiva la existencia de una hermandad y capilla dedicada a esta Virgen en la Catedral nos habla de la importancia que tuvo esta advocación asociada a los tiempos de Fermando III y Alfonso X el Sabio.

Por otra parte la Virgen de la Granada es  patrona en seis pueblos: la Puebla de Río y  Guillena  (en la provincia de Sevilla) , de Río Tinto  y como curiosidad  la Patrona de la ciudad de  Huelva lleva en sus manos precisamente una granada ( la conocida como Virgen de la Cinta)( referido a la provincia de Huelva), es también patrona de  Llerena, Fuente de Cantos y Montemolin (en la provincia de Badajoz).

Por último nos encontramos  una “Virgen antigua” de la Granada, en la parroquia de Benacazón (Sevilla) y en Cantillana (Sevilla), la imagen de la Virgen de la Granada (joya del siglo XVI), presidio el altar Mayor hasta alrededor de  1850, imagen que en 1936 con el saqueo de la iglesia fue destruida. En Osuna en su Iglesia Colegiata, existe también una capilla anexa al sepulcro de la Virgen de la Granada con una imagen del siglo XVI. En la provincia de Huelva también es patrona en la aldea  La Granada de Río Tinto (Huelva)  y  en  Moguer (Huelva) la Virgen de la Granada preside en el centro del presbiterio la Iglesia Parroquial del mismo título.

Todas las advocaciones de la Granada se encuentran  en el Suroeste de España: Sevilla , Huelva y Badajoz ¿porque solo en esta zona determinada?.  Al parecer esta advocación  procede de la época en la que el rey Fernando III el Santo conquistó esta zona y en la que tuvo un papel importante la orden militar de Santiago comandada por su maestre Pelayo Pérez Correa . La orden de Santiago fue la que más contendientes aportó a la conquista de Sevilla, muy por encima de las de Alcantara y Calatrava, por eso fue muy beneficiada en el repartimento del reino de Sevilla con diversos donadios que le levaron a formar una floreciente encomiena.  La orden de Santiago tuvo un papel muy destacado en la conquista de la ciudad de Sevilla avanzando con sus huestes desde el sur de Extremadura hasta las puertas de la misma ciudad y gracias a los acertados consejos que dio el referido maestre de Santiago al rey Fernando III se pudo tomar la ciudad de Sevilla en 1248, siendo el estandarte de la orden de Santiago el primero que ondeó en las murallas de la ciudad. La advocación de la Virgen de la Granada era muy querida e iba muy unida a dicha orden militar de Santiago y a la zona que quedó bajo su influencia tras la conquista de Sevilla. El origen de esta vinculación es según la leyenda el que sigue. Los soldados y frailes  cristianos de la Orden de Santiago intentaban en 1241 tomar al asalto  la ciudad amurallada de Ellerina(Lerena)  y su castillo bajo el mando de Pelayo Pérez  Correa, "general" de los ejércitos de Fernando II y gran maestro de Santiago. Tras duros combates con las huestes  árabes. El difícil acceso a la fortaleza parecía imposibilitar la victoria, comenzando a replegarse, cuando según  la leyenda los soldados cristianos gozaron de la visión de la Virgen sujetando en su mano una granada como símbolo de unidad. Enardecidos por el milagro consiguieron la victoria y sobre la mezquita existente levantaron una iglesia que consagraron a Santa María de la Granada.

Virgen de la Granada  de Llerena (Badajoz)

Esta asociación a esta orden militar se constata en otras localidades   como en  Montemolin donde la imagen  se halla en la parroquia de Santiago, no muy lejos del castillo de la  localidad. Precisamente  Llerena fue  residencia habitual de los Maestres de la Orden de Santiago y  se convirtió en sede administrativa del Priorato de San Marcos de  la provincia de León de la Orden de Santiago en Extremadura. La orden de Santiago tuvo en Sevilla bajo su jurisdicción después de la Reconquista  las villas de Mures, Villamanrique, Villanueva del Ariscal , Castilleja  de la Cuesta y Estepa.  Perdiendo su importancia en la medida que la guerra contra los musulmanes se desplazaba a la frontera morisca es decir con el Reino de Granada.

Cuando la villa de La Guardia fue habitada por los cristianos entre 1272-1285 había una gran inestabilidad en la zona debido a la amenaza de los moros por eso se determinó la erección de una iglesia fortaleza, con una doble función religiosa y militar. La  Iglesia, que acabaría de construirse sobre finales del mismo siglo,  a buen seguro contaría con una imagen de la Virgen de la Granada. Tales eran las amenazas que se cernían sobre la villa  que sus mismos habitantes tenían que contribuir a su defensa. Es pues lógico que en los años de 1300 las parroquias se consagraban a Santa María fundándose en las mismas una cofradía o hermandad que daba título a la parroquia que fomentase la devoción a su santo titular en este caso a Santa María de la Granada, así a través de esta cofradía los fieles se aunaban entorno a la parroquia y le podían prestar un mayor apoyo financiero. En el caso de la Puebla ciertamente por las connotaciones del momento se constituiría dicha cofradía con sus reglas de tipo militar, por tanto se trataría de una “cofradía militar”. Las cofradías militares eran similares a las órdenes militares pero con autonomía propia y se constituyeron sólo en Andalucía para combatir   el enemigo musulmán próximo.

Es curioso comprobar que Coria a la que se le otorga carta puebla en 1265 estuvo asociada despues a la Orden de Santa Maria de España de breve duración, creada alrededor del año creada alrededor del año 1270 por el rey Alfonso X para la defensa naval de la Corona de Castilla, por tanto cuado se puebla la Guardia tras la revuelta mudejar es en 1272 con 200 vecinos. Se cree que estos vecinos de la Guardia pudieron tener una vinculación paralela a los de Coria por su proximidad, por tanto tambien dpender de la Orden de Santa Maria de España que en 1280 tras la batalla de Moclin se extingue por lo que se integra en la Orden de Santiago. Por eso esta orden pudo inspirar por esos años la creación de una cofradía militar santiaguista en la Guardia.

Muy bien esta hermandad o cofradía de La Virgen de la Granada estuvo asociada a la que se instauró en la Catedral de Sevilla, bajo influencia de la orden militar de Santiago. La cofradía de la Guardia se organizaría bajo el mando de un caballero hidalgo para defensa de la villa aún bajo la amenaza de los moros. La cofradía se preocuparía de reunir recursos y gente para combatir dándoles armas y en algunos casos facilitando caballos a sus cofrades para que pudiesen estar aparejados al servicio de la fe, en algunos casos este tipo de cofradía dependía del Concejo de la villa y a través de él actuaba como milicia del rey. Entre las misiones de la cofradía estaba en recaudar fondos para el rescate de cofrades si estos caían cautivos de los moros y dar entierro a sus miembros. Por tanto este tipo de cofradía constituiría una milicia, pequeña hueste que se dependía de sí o del rey. Los cofrades tenían pues obligaciones militares y religiosas, debiendo tener entrenamiento militar,  acudir a un cabildo mensual para tratar cuestiones de organización y a ciertas festividades religiosas, en particular en la festividad de Santa María el 8 de septiembre.  Con ocasión de estas fiestas  se podían celebrar carreras y justas, hacer un alarde o desfile de fuerzas, y establecer un cuerpo de guardia a la entrada del templo durante es celebración.

Posteriormente a finales del s. XIII y principios del s. XIV cuando el peligro de los musulmanes fue conjurado estas cofradías perdieron su carácter militar por decreto de los sínodos arzobispales e incluso llegan a prohibirse por poderse convertir en un peligro para el poder de los reyes.  No obstante en el s. XV  estas cofradías siguieron existiendo en todos lugares fronterizos con el reino nazarí de Granada.

F.J. Barragán de la Rosa Octubre 2012

Fuentes:

• Historia de la Iglesia de Sevilla / dirigida por Carlos Ros ; colaboradores Leandro Álvarez Rey... [et al.] Sevilla. Ed. Castillejo, 1992

•La Puebla del Río : Miscelánea Histórica / José Luis Escacena Carrasco (coordinador). Sevilla : Universidad de Sevilla : Diputación de Sevilla, 2010

•LA GRANADA , LA VIRGEN Y JESÚS ( http://radiotierraviva.blogspot.com.es/2010/04/la-granada-y-la-virg...)

• López Terrada, M.J. El mundo vegetal en la mitología y su representación artística. En Ars Longa, N. 14-15, 2005-2006.

Visitas: 1938

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Francisco Barragan en noviembre 11, 2012 a 7:02pm

Gracias Elgoga por este comentario tan aclarador, que te acredita domo un gran erudito sobre este tema. Lo cierto es que las poblaciones reconquistadas que se ponen bajo la advocación de la Virgen de la Granada en los momentos que siguen a la raconquista lo hacen por la influencia de la Orden Militar de Santiago.

Comentado por elgoga en noviembre 6, 2012 a 7:53pm

Magnífico estudio sobre la Virgen de la Granada.

Referente al origen mis estudios indican que tuvo lugar en Llerena (Badajoz) al ser la primera advocación reconocida sobre 1241, otros investigadores indican 1247. A medida que la conquista o reconquista fue avanzando algunas de las poblaciones fueron puestas bajo la protección de Nuestra Señora de la Granada. Esto lo afirmamos por su fecha de reconquista. Surgiendo así en Guillena, Sevilla, Puebla del Río, Moguer, Rota, Vianos, Villaba, etc. Hemos de decir también que las advocaciones marianas de la Virgen de la Granada en otras localidades no tienen nada que ver con la reconquista y surgieron mucho después, algunas en el siglo XVI, XVII e incluso en el XX.

En lo que respecta a Llerena la versión más aceptada es la que ofrece Juan de Villafañe. No está muy claró qué Maestre santiaguista fue el que mandaba las tropas de Fernando III; para algunos fue Pelay Pérez Correa para otros Rodrigo Iñiguez. Los estudios, pocos, indican que el hecho de mencionar a Pelay Pérez Correa se debe por hacer una analogía con otro episodio atribuido a este Maestre: me refiero al hecho de Tentudía donde dice la leyenda que por mediación de la Santísima Virgen "mandó" parar el sol hasta que la victoria de las huestes cristianas fuera definitiva. Como así fue. Este hecho se produjo cerca de Calera de León (Badajoz) y en su memoria se contruyó en Monasterio de Tentudía.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio