Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla





La mañana había amanecido tranquila, con aires de sonrisa,donde el naranjo , que da vida a la Cuaresma volvería a encender luces de colores en San Antonio abad, donde los Primitivos Nazarenos de Sevilla tenían su Función Principal, donde la melancolía volvería a pasear junto a esas calles , que deseaban el goteo incesante de la cera, donde el chillido de esa suela de esparto, volvería a hablar de Semana Santa de Hermandades y Cofradías, donde se volverían a escuchar repiques de campanas en la Patriarcal de Sevilla, donde Monseñor Asenjo, había coronado a la Madre guapa de la calle Orfila.

Las horas iban pasando, donde la lentitud hacía cosquillas al estomago, donde el tiempo se iba deteniendo , por esa tarde , que iba marcando el pulso acelerado de la melancolía, donde la nostalgia volvería a escribir letras a la Ciudad desde Mateos Gago, y yo volvería a atravesar las fronteras de la ilusión, donde San Miguel o la puerta de Palos se había convertido en ese Domingo de palmas y ramos, donde la Constitución, que da nombre a esa avenida, te iba esperando, por ese goteo interminable de gente , donde tu volvías a encontrare con esas paredes llena de memoria, donde San Isidoro te iba pregonando cada letra y cada sílaba, donde volverías a acariciar la ilusión de la espera, por esa calle, que volvería a disfrazarse , por la inocencia, donde la hora iba marcando lentamente el ritmo exacto, donde la ausencia de tanto tiempo de espera, te iba envolviendo , por ese manto lleno de seda, donde la polisemia volvería a abrir las puertas, donde la calle sería ya toda para ti , y tú me ibas contando todo eso , que yo deseaba recitarte en ese montón de folios llenos de borrones de tinta, donde vuelves a encharcar de agua mis ojos , donde me vuelve a temblar la voz, donde volverías a rozar el cielo ,desde ese martillo, que tocaba , para Marta del Castillo.

Poca a poco ibas caminando entre tú gente, por esa tarde de Domingo, que te iba regalando el momento más soñado, donde yo quería seguir durmiendo en ese sueño perfecto, donde yo no me creía que estaba junto a tí, donde me ibas convenciendo , por tu mirada, en ese camino de vuelta donde vas soñando con los tuyos, con esos, que ya están junto a ti en ese palco de gloria, donde hoy te verían más guapa , que ningún día , y tú poco a poco te ibas escondiendo entre ese incienso , que iba disfrazando las horas, donde quería otra vez pintarte entre el aroma y dedicarte cada letra de esa canción de saeta ,donde volvías a quitarme la timidez, por ese paso acelerado del minutero, donde las métricas volverían a escribir frases a las calles, por ese recitado sencillo, que hacía hablar al incienso y al jazmín, entre ese antiguo puesto de cartón y cinta métrica, donde tú paso era un fraseado vertical de aquella canción de Vísperas, que iba rozando con ese azahar , que estallaba , por esos naranjos, que rozaban con cada varal , donde ibas escribiendo esa historia de aquel Septiembre que parecía Primavera , donde ibas resoplando ecos de compases entre la anochecida, donde yo quería cogerte , por la cintura, entre ese alfiler que prende la espera, donde los minutos volverían a dibujar esa cuenta atrás interminable, donde tu poco a poco ibas disfrazando esas letras de machado y yo seguía esperándote en esa cera sintiendo la impaciencia y la Primavera, donde el olor de las esencias volvería a llenarnos de ilusión, por ese frasco lleno de nostalgia, que destapa la cobardía de la noche, donde la sinalefa te volvía a acompañar ,entre ese palio lleno de pétalos de colores, donde tu vuelta sería prodigiosa , por esas calle incomparables , donde tú cara se iba acercando lentamente a mi paso silencio ,donde la espera iba llenando los momentos , y la impaciencia iba haciendo sonetos a la calle, donde la tarde había caído muy joven, por esa luz, que te iba buscando , por esos callejones, que se iban tiñendo , por ese nácar, que disfraza tú cara, donde quería verte más de cerca, entre esa luz que alumbra tú vuelta, entre esa calle llena de cirios y capillitas de tramo.

Y la noche ya te envuelve entre ese perfume , que llevas en tus manos, donde yo quisiera tardar cada vez más, donde ibas consumiendo, por compases tú candelería, donde los sueños iban pasando , por ese paseo veraniego de vuelta, donde la luna moscatel iba bordando tú bambalina, por ese sonido de Sevilla, que llevaba el paso de tú amor, entre esa niña sonriente, que volvería a vestirse como si fuera Domingo de Ramos, por esos caprichos llenos de ilusiones, donde te iba buscando mi imaginación, donde yo seguía recordando , que habías estado junto a mi, donde me enseñaste esos balcones engalanados de tú barrio, donde poco a poco te ibas acercando a esa calle , donde amanece, llena de pájaros de colores, donde a esa hora escrita, nos íbamos a quedar solos , por esa luz muerta, que iba anestesiando la tarde, por ese barniz, que llenabas de adolescencia esos primeros tramos, donde solo quería amanecer cansado , por esos sueños despiertos de enamorados, que te dan ese beso discreto de los días, donde quieres apagar la prisa, por esos aromas, que disfrazan los cirios de tú Cofradía, donde eres dueña absoluta del tiempo y tú vienes de regreso por esa calle , donde me vas viendo , por esa espera larga, donde voy encontrándote en cada rincón, por ese contrapunto lleno de colores , que va descubriendo tú palio, donde yo iba sintiendo tú presencia, por el cansancio de las horas, donde la noche va sorprendiendo a la Ciudad, entre esas lagrimas , que secan la vuelta, por esa ausencia de tanto tiempo sin verla, donde va pasando la niñez y la adolescencia, por esas arrugas , que hacías a la calle, donde te iba pidiendo perdón, por nombrarte sin apenas conocerte, donde me temblaba todo y no sentía ya mi pulso, donde yo quería soñar contigo esa tarde de Domingo.

El amor me iba quedando grande, donde me acordaba de ti, por esos antojos, que se prenden en un broche por Tetuán, donde te miraba por ese secreto lleno de sinfonías, donde la cera se iba rindiendo, y yo te iba diciendo todo eso pausadamente, donde tú eras todo mía , por un instante, ese que iba rozando entre los naranjos, donde te iban nombrando, por esa luz radiante, que parecía Primavera, donde los versos empezaban a recitarte , por la memoria y yo no me atrevía ni siquiera a nombrarte, por esa cara tan tuya , que iba perfumando la cera entre una azucena y un compás de noche buena, donde me ibas regalando esa noche melancólica de Verano, y yo te seguía esperando en esa misma esquina de siempre , donde me enseñaste los secretos inconfesables, por ese cielo lleno de Primaveras, donde volvería tu orfebrería a brillar , por esa pastelería de siempre, y tú te volverías a marchar, sin apenas descansar, por esas blondas mordidas de tú manto, donde transcurre la vida , y yo volví otra veza a hablar de tí por esos antiguos callejones, que recitan los olvidos, que escriben tú nombre entre plurales y adjetivos, donde lentamente te ibas asomando en medio de esos corazones , que te esperaban, pro ese paseo lleno de niñez, donde envolverías la voz , para volverte a mecer, por la ternura, entre esos varales , que hablan de los tuyos, donde la hora presurosa, va pintando los momentos, donde yo te vería, por ultima vez con esos ojos llenos de asombro, donde tú sigues ahí en ese sueño , que nos has concedido, donde va corriendo la vida, por ese segundero tan tuyo, que va marcando esas manillas llenas de luces, donde habla tú Cofradía.

Tú te irías tranquila, donde el tiempo jamás te desgastaría, por esa calle y esa esquina , que adorna tú barrio desde el mediodía, y yo ya me voy Señora, para poder despertar soñando, que te he tenido durante unas horas.

Dios Te Salve , María Santísima de Regla Coronada.

Visitas: 171

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Panadero_ de _Triana en octubre 1, 2010 a 12:09pm
Precioso Alberto!!!!
Comentado por Alberto Diago Santos en octubre 1, 2010 a 1:10am
Gracias de Corazón
Comentado por trompeta-sangre en septiembre 30, 2010 a 3:01pm
¡Qué maravilla la prosa convertida en poesía en tus palabras, enhorabuena!
Un beso.
Comentado por Rosa Temprana en septiembre 30, 2010 a 8:11am
Madre mía Alberto, me has dejado sin palabras con tu post. Vaya manera de decirle piropos a la Madre de Dios. Recibe un beso fuerte de una panaera.

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio