Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Hace mucho que no te escribo, pero por ello dejo de tenerte en mente.

Hay noches, como las que hoy, en las que me quedo mirando tu rostro, directamente a tus ojos, en las que te pido, desde la distancia que marcan los km, todas las cosas que anhelo y deseo.

No puedo evitar cerrar los ojos y verte en tu capilla bajo tu altar dorado, tu Madre viéndote desde un lado y yo, en frente tuya, rezándote mientras las lágrimas caen por mis mejillas.

Decía el poeta que no sabía que eras Dios o eras madera, yo lo tengo bien claro, eres la imagen del definitivo suspiro que se dirige al Padre para hacerle ver que todo se ha consumado.

En ese definitivo suspiro en el que todos nos embelesamos al ver tu alma ascender a los cielos cuando el aroma del incienso entra por nuestro cuerpo. No hay palabras Señor que definan la devoción de un pobre servidor que tan lejos vive de tu casa, por eso, solo con tu imagen me basta, un instante de tu mirada basta para consolarme, una mirada de tu Madre basta para calmarme, una imagen tuya hace que el corazón se relaje y vea que cuando no queda nada, ahí estás Tú.

Muchas veces digo que quiero vivir en Sevilla para poder visitarte más a menudo, tanto o más como yo quisiera, pero me auto convenzo y sé, que por muy poco que yo pueda visitarte, Tú estás ahí visitándome cada poco para que este hombre vea la luz, que la cara de tu Bendita Madre me haga sentirme arropado como arropado te sentiste cuando a tus pies le dijiste donde estaba su otro hijo, porque hasta en ese preciso momento, antes de Expirar, arropaste a tu Madre para que no quedara sola y rota por el dolor de perder a su hijo, y al hijo de Dios.

Siento tus heridas como mías cuando te visito,  cuando las veo en imagen, cuando te noto conmigo, y eres capaz de mirarme en ese último momento para con solo tus ojos decirme que ya sufriste tu para que yo pudiera estar libre.

Noches como esta, Cachorro, en las que te escribo una carta porque no me sale el poeta que pudiera llevar dentro.

Estas justo en frente mío, enmarcado, a tu derecha tu Bendita Madre del Patrocinio, a tu izquierda la Esperanza Macarena, debajo el Gran Poder, todo un altar de Poder Divino que me protege cada noche, pero eres Tú, el que es el centro de todo lo que gira en este pequeño rincón de mi casa, el que te protege esta fría casa leonesa al que el calor de la primavera sevillana le llega cada vez que tu imagen se ilumina con un simple rayo de sol en tu mirada, eres Tú, el que me hace soñar cada noche, que estoy en la Capilla del Patrocinio, mirándote a los pies de tu altar, y que lo único que me excusa para tener los ojos rojos y llorosos, es que no es por ti, es que alguien puso demasiado incienso  y el humo me ha afectado demasiado… pero eso ya queda, entre Tú y yo.

 

Visitas: 275

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Emi(Angel macareno) en diciembre 2, 2011 a 10:11pm

No te preocupes por estar lejos porque para Él no hay distancias y siempre está a tu lado.

Muy bonito lo que has escrito. Saludos.

Comentado por Azahar y jazmín en diciembre 1, 2011 a 10:06pm

Precioso.

 

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

febrero 2020
DLMXJVS
1
2345678
9101112131415
16171819202122
23242526272829
       

Música

Cargando…

© 2020   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio