Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


ALEGRAOS: ESTA SEMANA SANTA VOLVERÁ A LLOVER SOBRE SEVILLA.

ALEGRAOS: ESTA SEMANA SANTA VOLVERÁ A LLOVER SOBRE SEVILLA
Contamos con los dedos de las manos los días que faltan para alcanzar lo inalcanzable, para ser protagonistas de nuestro propio sueño, para acariciar el más deseado anhelo y para revivir lo que vivieron nuestros abuelos.

En el despertar de cada mañana miramos al Cielo. Con la fuerza de nuestros corazones tratamos de desplazar a aquellas lejanas nubes que amenazan con llegar en una semana, para descargar sobre nuestra Ciudad sus indeseadas aguas arrojadizas y con ello turbiar la claridad de nuestros sueños.

Sevilla se prepara para la ocasión. Cualquier lejano forastero, a primer golpe de vista comprenderá que está a punto de ocurrir algo grande en nuestra Ciudad. Un rumor desgarrante recorre Sevilla de costado a costado y como puñal penetrante atraviesa el espeso muro de las añoranzas.

Todo apunta a que un año más volverá a llover sobre nuestra Ciudad en la fecha señalada. Durante siglos y sin tregua, ha llovido sobre Sevilla cada Semana Santa. Una lluvia incesante e imperecedera que año tras año inunda este Paraíso terrenal de infinitas sensaciones.

Empezará a llover el Domingo de Ramos y no parará hasta que las últimas notas de Amargura suenen tras el palio de la Aurora.

Lloverán lágrimas por las mejillas de las abuelas, al ver a sus nietecitos vestir por primera vez las túnicas blancas de la Borriquita el próximo Domingo de Ramos.

Lloverán aplausos en el Porvenir cuando el Señor Moreno asome su semblante Victorioso en el sutil abrazo al madero.

Lloverán de los naranjos blanquecinas florecillas de azahar como perfume compañero del incienso anunciador de la llegada de Dios y su Bendita Madre a las calles del Gólgota sevillano.

Lloverán estrellas desde el Cielo la noche del Domingo de Ramos y de entre todas ellas destacará la sublime belleza de mi Virgen de San Jacinto. Ante Ella se me nubla la vista y la garganta se me anuda. No encuentro palabras para la Virgen que aparecía en cada uno de mis desvelos de niño para besar mi frente y dejarme dormido de nuevo.

Lloverán las más excelsas notas de pentagrama sobre el majestuoso palio de la Virgen que más agriamente llora. Sevilla entera quedará asumida en el más profundo llanto de su Amargura. Volveremos a creer que ya llegamos al Cielo y que lo que vemos ni es un sueño, ni es una realidad sobre la Tierra. No puede existir algo tan hermoso, es todo tan irreal y perfecto que no podemos creer estarlo viendo. Los ángeles del Señor fueron generosos con nosotros al tomar del brazo a la misma Virgen María para bajarla hasta San Juan de la Palma y subirla en su palio, donde la esperaba su niño Juan, para compartir con Ella el más hermoso diálogo de Sevilla. Suenan los últimos compases de Amargura y con ellos se nos marcha un nuevo sueño.

Lloverán tiernas lágrimas de emoción de un ángel baratillero asomado a un pequeño balcón de Cielo. Esas lágrimas se fundirán en el rostro de la Piedad y quedarán esculpidas para siempre en el pecho del Cristo de la Misericordia.

Lloverá la cera sobre la candelería de la Virgen del Valle que va dormida entre varales, estremecida por unas notas fúnebres y desgarradoras que visten de luto la noche del Jueves Santo.

Lloverán besos en el portentoso Talón del Señor de Sevilla y en sus sagradas manos, cuando descienda de las alturas de la Basílica para pisar el suelo de su Templo.

Lloverán oraciones, saetas y súplicas, en la Plaza de entre las plazas en la mañana del milagro de las voces y de los hirientes silencios de Sevilla. El Señor ahondará en los profundos surcos de las cavernas del alma y lo cubrirá todo de Amor.

Lloverá la hirviente cera sobre las abuelas de Sevilla, que una nueva Madrugá rejuvenecerán junto al Señor.

Llorarán azucenas desde la Giralda al ver pasar a la Macarena en la noche eterna de Sevilla.

Llorarán los armaos en el Atrio al percibir la inmediata presencia de la Reina de San Gil tras una larga noche sintiendo su aliento.

Llorará Doña Juana desde el Cielo y sus lágrimas de seda acariciarán el moreno rostro de su Virgen Macarena.

Lloverán las lágrimas de Abelardo, apretando entre sus manos las llaves del portalón que antecede al Cielo Macareno.

Lloverán suspiros anhelantes en San Román, que recobrará el pulso perdido al ver al Señor de los Gitanos pasar por delante de su puerta. El hondo quejido de un enlutado corazón, el redoble de un tambor y una zambra gitana despertarán a los ángeles dormidos de San Román que volverán a mirar a los ojos iluminados de su Angustia y Soleá.

Lloverán pétalos de rosas desde un balcón de la Calle Pureza para bendecir el paso roneante de la Reina de Triana. Esa Virgen morena que de guapa se sale del palio. Algunos dicen que le sobran flores. Triana les contesta cada Madrugá de Viernes Santo que con ese semblante no sólo sobran las flores, sobran los varales, sobra la candelería, sobra la corona, sobra la brisa que respira, sobran las marías y sobra hasta el puñal que clavaron en su pecho, porque Dios Mío, basta su hermosura desbordante para llenarlo todo y no necesitar nada más en este Mundo que a Ella. Llorará Fernando Morillo al mirarla desde el Cielo y encontrarla vestida tal cual el la encontró en su última visita a la Capilla antes de marcharse para siempre a vivir junto a su Esperanza.

Lloverá un manantial de lágrimas desde los párpados de este padre cuando vea a su niña la mañana del Viernes Santo vestida con túnica morada y capa blanca detrás de la Cruz de Guía por el Arenal. Veré ante mis ojos el alfa y la omega de mis días. Mi niña del alma, a la que llamo mi “Pequeña Cirinea de la Madrugá” iniciará su primera Estación de Penitencia y a pocos pasos de allí un gran portalón me recordará al mejor amigo, que hace poco arrió la parihuela de su vida para revirar hacia el infinito e iniciar su última Estación de Penitencia, esa que lo acercó hasta la Gloria.

Lloverán gotas de cristal desde los apagados ojos de una vieja mujer, que asomará por última vez, su cuerpo consumido por el paso de los años por la ventana de su casa. Quedará por minutos prendida por la mirada cautivadora de su Virgen de la O. Poco falta y bien lo sabe esta buena mujer, que sus horas están contadas y que pronto quedará asumida en un dulce sueño. Cada noche, antes de dormir, reza delante de una vieja estampa de su Virgen y le pide con fervor que en su nuevo destino no le falte nunca la Esperanza reencarnada en los ojos de su Virgen de la O.

Lloverán saetas en la calle Castilla al Cristo del Cachorro, que por una tarde mirará para Sevilla. Desde Triana navegará su dulce morir hacia la otra orilla. El rostro de Dios volverá a reflejarse en el Río. En los brazos de su Madre dormirá una niña. En su regazo recobrará la sonrisa robada por crueles alimañas que mancharon sus manos de sangre.

Lloverán promesas ante el portalón de San Lorenzo en la gélida noche del Sábado Santo. Habrá pasado una nueva Semana Santa “casi de puntillas” por delante de nuestras vidas, el regustillo de las vivencias quedará para siempre clavado en nuestros corazones. Se consumó el milagro que todos esperábamos como las cosechas esperan el agua en mayo. Una nueva Semana Santa quedará atrás y como siempre lloverá sobre Sevilla.





Dedicado con todo mi cariño a Cristina, la hija de mis amigos Francis e Isabel.

Querida Cristina cuando una oscura nube te impida ver la luz, no dudes en descubrir a través de ella los ojos impregnados de Esperanza de tu Virgen de la O.

Visitas: 1035

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Tania en julio 22, 2010 a 1:40pm
le tiene k entrar diarrea al k diga k 2011 llovera en sevilla en semana santa
Comentado por rafael alcoba vasco en julio 22, 2010 a 9:41am
a k viene eso de las lluvia eso kien lo sabe
Comentado por N.C.S.- DonaldPress-Ángel León en marzo 30, 2009 a 12:56pm

Todo tipo de lluvia se amiten y se desean, menos que llueva agua del cielo, dado que sería una lastima y se irian por la borda, miles y miles de ilusiones que producen una lluvia de alegrias. Pidamoles a Dios Padre y Creador El que lo puede y lo hace todo que si es posible que nos "lloren las nubes agua" que, nos acompañe una buena temperatura y así puedan haber todas esas lluvias de emociones que los COFRADES tenemos en espera a lo largo de todo un año. Un ambrazo amigo Jordi y feliz SEMANA SANTA que nos conducirá a la PASCUA DE JESÚS RESUCITADO. ¡Aleluya! ¡Aleluya!.
Comentado por triana y ole en marzo 29, 2009 a 9:31pm
y si el cielo nos mandara una lluvia de agua,que Dios quiera, que no este ninguna hermandad en la calle,ya no solo por las imagenes y los enseres,sino por esas filas de nazarenitos que ven como la gente echan a correr,y a lo mejor en esos momentos sus papas han parado para tomar algo,y cuando toda la cofradia se dispersa se encierran en la iglesia mas proxima el sin saber donde estan sus hijos es un sufrimiento de calvario.Yo lo vi un año a SAN GONZALO,entrando el el SANTO ANGEL,y ver la cara de esos padres,y esos costaleros agrupando a los chiquillos que nunca se me olvidaran.
Comentado por Azahar de San Gonzalo en marzo 29, 2009 a 2:41pm
Q sustito Jordi!! Pero qué arte tienes!! Bendita sea esas lluvias que has descrito y que ya nos queda menos para disfrutarla. Un gran abrazo hermano.
Comentado por Dulce María en marzo 29, 2009 a 1:28pm
Cuando leí el título, me dije: "algo sorprendente nos tiene que decir Jordi" y así ha sido. Muchas felicidades por el artículo, porque me ha gustado muchisimo. "Y lloverá dulzura en la noche del Martes Santo, al volver a contemplar el rostro de La Rosa de San Lorenzo y de su Bendito Hijo , por las calles de Sevilla". Saludos
Comentado por TASIA en marzo 29, 2009 a 4:02am
Casi me quedo sin respiración cuando ví el título de tu blog!! Qué cosa más bonita has escrito, amigo, me ha encantado , pero.....que de Domingo a Domingo caiga todo lo que tu quieres...pero ni una gota!!
Saludos
Comentado por escolta cofrade y MARTA DEL CAST en marzo 29, 2009 a 1:47am
QUE METÁFORA MAS BONITA EN TU TEXTO DEL BLOG, COMO SIEMPRE NOS HAS EMOCIONNADO A LOS TRES, EN PARTICULAR A CRISTINA, MUCHAS GRACIAS, UN ABRAZO Y UN BESOTE DE CRISTINA.
Comentado por CACHORRO MIO (Miguel A L Galan) en marzo 29, 2009 a 1:09am
increible jordi,,no se como se puede tener tanto arte,,y permitanme añadir:
Lloverán saetas en la calle Castilla al Cristo del Cachorro, que por una tarde mirará para Sevilla,,,a los cielos de sevilla, pues como dice el amigo pascual, el cachorro nunca ha visto , ni sevilla ni triana,,solo ve las golondrinasy las tejas de la cava,,por que mira al cielo azul,de esta tierra mariana ,que busca en su cara la luz........

increible post
un fuerte abrazo.
Comentado por Tania en marzo 29, 2009 a 12:31am
donde puedo ber el tiempo de la semana santa contestarme a mi pajina grasias

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio