Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Final para la bulla del cartel

El undécimo mandamiento de la Ley de Dios es «no molestar». Y añadimos y cumplimos un duodécimo: «No darás más la tabarra a tus lectores con la bulla del cartel». Carpetazo, pues, al tema, no sin antes poner las últimas aportaciones que los lectores nos enviaron por el Correo de la Guasa (redcuadro@yahoo.es). José Luis Calle nos dice: «Falta el nota vestío de costalero, con su chándal, botines, la medalla en la faja, la camiseta con el Cristo de su cofradía y el costal debajo del brazo izquierdo, y el brazo derecho echado por encima de la novia, delante del paso, en la bulla.» Mariola Guerra, defiende a la Gorda de La Campana e incluye a la Canija de las Sillas: «Tengo al lado mía en las sillas a una canija, fea y morena de rayos uvas, que me tengo que pelear con ella todos los años porque pone los abrigos, mete a toda su familia con dos sillas que tiene y se trae el bocadillo, el termo y los roscos, en vez de irse a la Bodeguita Salazar a tomarse una buena cerveza con un salchichón rico, rico; así que no te metas con las gordas, que hay algunas muy monas y muy simpáticas, y si no, mira en la hemeroteca de ABC y busca una foto mía.»

Pero es Isabel García quien recoge cuanto hemos olvidado y pone un apoteósico final a la bulla del cartel:

«Faltan los usuarios de las sillitas que vendió la china y que acampan en corrillo en ciertos lugares clave por los que pasan muchas cofradías, desde bastante tiempo antes de que pase la primera, para coger un buen sitio y hasta que termina de pasar la última. Estos silleros han creado con las sillitas de la china su propia Carrera Oficial.

»Faltan esos balcones tan abarrotaítos de gente cuando se acerca el paso, que parece que se van a venir abajo, porque ese día se juntan en la casa, además de los que viven allí, los hermanos, los tíos, los sobrinos, los primos y algún agregao más, que donde caben tres caben cuatro o cinco.

»Falta la gente de los aplausos por cualquier cosa, por mínima que sea. Y los de los "vivas" y los "ooooleees", y las de "¡Macareeeeeeeeena!" y "¡Trianeeeeeeeera!" y "¡Guaaaaaaaaapa!".

»Faltan los tocapasos, que no pueden faltar en ninguna bulla: ese montón de manos que de pronto aparecen nada más acercarse el paso y se pegan a la canastilla o a los respiraderos para refregarse de delantera a trasera con sudor y hasta con pringue de papas fritas y todo. Después, el tocapasos se santigua y se queda a gusto, hasta que llegue el próximo paso.

»Falta el niño con los pantalones cortos y la bola de cera del tamaño de la cabeza de un niño chico, y que la debió empezar su hermano mayor o su padre hace ya no sé cuántos años.

»Faltan los niñitos pijos de los palcos de la Plaza que para matar el tiempo se dedican a incordiar a los nazarenos con "ésta cuál es", "qué hora es", "dame estampitas", "dame caramelos", "dame cera", "falta mucho para el paso"...

»Falta el descontrol de las sillas de la calle Sierpes con sus usuarios sentados con las piernas estiradas como en el sillón de su casa, o levantados de un lado para otro, y las filas de nazarenos caminando por esa estrechez y sorteando obstáculos.

»Faltan los maleducados que pasan a empujones entre las filas de nazarenos o van andando entre ellas sin hacer ni puñetero caso al diputado de tramo, y que cuando se levantan los cirios dicen: "Ten cuidao, que estos hijos de puta te echan cera en lo arto".

»Falta la pareja de novios dándose el lote en medio de la bulla para aprovechar el tiempo mientras pasan las interminables filas de nazarenos.

»Falta la novia del nazareno o del músico pegada como una lapa durante todo el recorrido de la cofradía, como si fuese el único día del año en el que pueden pasar el tiempo juntos.

»Falta la madre o la abuela del nazareno o del músico abriéndose paso a codazos entre la bulla con el bocata y la fanta en la mano, diciendo "dejarme pasá, que le tengo que dá er bocadillo a mi niño", como si se le fuese a desmayar en ese mismo momento. Luego uno ve que "er niño" es un tío como un trinquete.»

...Y a mí me falta dar las gracias a todos, lectores y comunicantes, por esta divertida experiencia. Interactiva le llaman. La repetiremos con cualquier otro asunto.

Visitas: 103

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Pertiguero del Señor de Sevilla en enero 27, 2009 a 8:41am
No, siempre cabe una mas: Falta el criticón que parece que nunca ha cometido un error en "Su" Semana Santa y que camina sobre el agua, pareciendole mal todo lo que ve. A ningun buen cofrade sevillano o de otros lugares de la Provincia, le agrada ver como se ha masificado exageradamente la Semana Santa de Sevilla, pero al ser un fenomeno ya de masas, no tenemos mas remedio que siemplemente evitar esos lugares y buscar, que alguno queda simplemente con menos bulla. A ver donde esta el sentido cristiano del buen cofrade sevillano hombre. Y de las malas costumbres , ¿Quien no hasido niño o adolescente un Domingo de Ramos?

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio