Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Cruza y recruza la mente en su vieja memoria cargada de sueños. La cal no es más que un archivo de cuántas manos surcaron su fachada y cuántos días vio cimbrear su cruz. Cada geranio, estrenado por primavera, es un piropo que nace en algarabía como resumen del latido de todo un barrio que espera su llegada. Si miras su suelo, estarás leyendo Historia. Nadie alcanza, siquiera yo, a contar el número de pisadas que anduvieron sus calles, el número de lamentos en plena guerra por cada desgracia, cuántos niños jugaron en sus adoquines o cuántas noches vieron su cara. Por ser distinto, hasta hace distinta su esencia y su olor, cada mañana y cada tarde, cada hora y día de la semana.
Ven, que ya viene su Rey de vuelta. Siente el orgullo de un barrio corriendo por la arteria de su calle ancha; cada esquina ceñida al gozo de la espera por ver su cara; cada rincón y cada fuente; cada encuentro latente; cada sonrisa y cada lágrima; cada recuerdo y cada pisada.
Ven, admira como trepan las sombras pos los tiestos modelados, el contraste de geranios sobre bloques encalados, el reflejo de la luna sobre un puente plateado. Contén con esfuerzo el llanto, ¡que esta oscura noche, que ahora todo lo envuelve, surge el foco que es guía sobre lo alto del puente! Se ofrecen los destellos como luz de sus candelabros, guardianes perpetuos del Cristo crucificado. Aplausos, emociones, saetas y oraciones... ¡todo es poco según el barrio para el Cristo de sus amores!
Surgirán altos los varales, sustento del granate bañado en luz de Sevilla. Se apaga la luna, la vence su candelería, se destejen corazones que suspiran por María... Ella, su Señora, la Princesa del barrio, el dolor hecho imagen, la belleza intransitable que cruza el barrio con maestría mientras naranjos y flores, celosos de los varales, sueñan con ser candelería.
¡Admira, sevillano, admira! Admira a su Reina, que entre aplausos y nostalgia va subiendo la rampa... y ajustando las caídas, mientras va frenando el paso, se acerca hasta su puerta con paso lento, arrastrado. Treinta hombres cuerpo a tierra, oyendo la voz de su guía, con la voz temblorosa bajo el Refugio de María. Con lentitud van entrando doce piezas de artillería, que van buscando su cabida entre cadencia de bambalinas...

¡Momento cumbre de un arrabal
que se va desmoronando!
¡Todos vuelven a su sitio,
de nuevo vacío San Bernardo!
¡Ya sólo le une su Hermandad,
Salud y Refugio de un barrio,
cuando pasean por las calles
en noches de Miércoles Santo..!


Sergio Rovayo.

Visitas: 141

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por MADRUGA en octubre 23, 2010 a 2:01am
que grande eres!¡no cambies nuncaaaa! besos
Comentado por escolta cofrade y MARTA DEL CAST en octubre 21, 2010 a 11:32pm
ME HAS HECHO RECORDAR TANTOS MOMENTOS PASADOS EN MI QUERIDO BARRIO, TANTO MI FAMILIA COMO YO, PRECIOSO LO QUE HAS ESCRITO, ENHORABUENA COMO SIEMPRE QUERIDO AMIGO.
Comentado por Cruces de Pasión en octubre 21, 2010 a 11:27pm
gracias por compartir este blog,no me gusta ser pesado.te lo digo como amigo.escribe un libro porque una persona con esas inquietudes como tu lo merece.
Comentado por Faty en octubre 21, 2010 a 10:36pm
¡¡Enhorabuena una vez más Sergio!.De nuvo lograstes bordar esos sentimientos que llevas y es un placer compartir contigo.Un abrazo.
Comentado por Esperanzo en octubre 21, 2010 a 3:37pm
Que bonito!
Comentado por Azahar de San Gonzalo en octubre 21, 2010 a 1:14pm
Puufff, hermano, qué orgullo de barrio tienes. Nunca lo narrativo fue tan lírico. Ole tú. Sigue así, hermano, estoy convencida que llegarás muy lejos. Un abrazo en la Esperanza.
Comentado por Alberto Diago Santos en octubre 21, 2010 a 3:41am
mARAVILLOSO ERES EL mEJOR tenemos mucho que aprender de ti, eres un grande

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio