Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Recorren los rayos del sol la vieja Hispalis, con luz ansiosa, con redobles de nostalgia que buscan entre callejones lo que no volverá. La luna despierta en la noche y no descansa hasta el alba, sin cejar en su empeño de bañar de plata cada esquina de la ciudad que la convirtió en sevillana. Trinan los pájaros por palilleras, buscando tez morena que levante el vuelo a su lado. Resiste apenas la cera, luchando por no abandonar el trozo de suelo donde un nazareno ahogó el cansancio de su penitencia. El azahar sucumbió, sabiendo que renacerá para evangelizar nuevas primaveras.
No es Semana Santa y, sin embargo, sí es. La campana ya no acoge multitudes, ni es ya ese trozo de gloria que enloquecía a cada paso agigantado que daba la semana. Los anticuados muros de la Catedral ya no dialogan en privado con el mismísimo Dios en persona, ni la plaza del Triunfo sufre el acoso del gentío que se aposta en sus rincones, ávido de cofradías. Pero yo sé de un rincón sevillano donde siempre es Semana Santa... Más que un rincón, un barrio. Más que un barrio, una calle. Más que una calle, una capilla. Más que una capilla, un altar. Más que un altar, una Virgen. Más que una Virgen, sus ojos.
Y es que la Esperanza lleva el negro de la madrugá preso en sus ojos. Llámalo negro gitano, negro ruán, o di si quieres que el color de sus ojos es el color que torna el cielo poblado de estrellas en Sevilla. Pero no tiene nombre, los ojos de la Esperanza no tienen descripción posible, amigo, porque están hechos de negro madrugá. Cuando los ves, dirías que vive. Yo mismo me he apostado ante Ella y me he preguntado por qué es tan guapa. Ayer mismo lo comentaba con una amiga, ¿cuándo, dónde, cómo y quién te dio vida, Esperanza? ¿Quién te regaló ese soplo de vida? ¿Quién dio la magia a esos ojos, que queman y arrastran y atrapan el alma? ¿Quién, Esperanza, quién?
Semana Santa se fue, compañeros, pero Triana cogió prestado el negro de la noche, la luz de Sevilla, las penas de un pueblo y del Guadalquivir la brisa, para mezclar en su paleta una melodía de ensueño, un sueño hecho semblanza, una magia que es pura vida en los ojos de la Esperanza.



Sergio Rovayo. Dedicado a Azahar de San Gonzalo y Madrugá.

Visitas: 265

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Miriam (Angel Macareno) en abril 15, 2010 a 11:48am
Que gran blog Sergio. Ole como escribes niño!...he de reconocer, que a mi, aún siendo macarena hasta la médula, me has emocionado.
Saludos!
Comentado por Azahar y jazmín en abril 15, 2010 a 11:41am
Preciosa entrada como siempre, llena de sentimientos hacia la Señora de la Calle Pureza, muy, pero que muy buena la dedicatoria, un abrazo y hasta dentro de un rato amigo.
Comentado por Azahar de San Gonzalo en abril 15, 2010 a 11:31am
Madre mía, Sergio, cómo me has dejado... Estoy en la facultad y por poco salgo llorando. Mil gracias, hermano. No sé cómo agradecértelo. Esta tarde te lo agradeceré en persona con un gran beso y frente a Ella. Qué mejor sitio no?? Una vez más caeremos prendidos ante sus ojos. Un abrazo enorme y muchísimas gracias por este detallazo.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio