Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


Corren malos tiempos donde la esperanza, no aparece tan a menudo como nos gustase. Por la calle, la genta va dando tumbos de allá para acá. No aparece salida alguna, para todas y cada una de nuestras cuitas y preocupaciones.
Cómo todos los dias, recorro plazas, barreduelas y callejas buscando un empleo, una salida, alimento para el alma y el espíritu. Pero a mí, sí me queda algo: Mi Esperanza, porque, como decía mi abuelo -sabedor de guerras, penurias y hambrunas-: “Hijo mio, la esperanza es lo último que se pierde”
Vago por empedradas calles y arribo extramuros de la ciudad en San Roque… Madre mía, derrama sobre mí esa tu Gracia de niña de 12 años, y ampara a los míos bajo uno de los pliegues del más sevillano de los palios del Domingo de Palmas.
Ahora mis pasos, me conducen a las puertas del cielo, donde habita Aquella que bajaron los ángeles, para dejarla en la ciudad de la alegría.
Ave maría Macarena
El Señor de la Sentencia, sea contigo
Alíviame esta pena,
Y dame pan para mis hijos.
La Señora, me mira y sonríe, porque sabe que su barrio, le anhela por callejones, y siente en sus macarenos corazones, esa Esperanza que le pedimos.
Por San Martín, una enfermera me está esperando, me ofrece al divino infante que juguetón, en sus brazos se encuentra, y los alarga para irse con sus enfermos que tanto le esperan.
Cruzamos el puente de barcas, dejamos Sevilla, y llegamos a Triana. “¿Pa donde tiro? Pa Castilla, o para la virtud hecha calle…
Si a Pureza me llego, el arte se derrama. A los pies de la Morena, y Reina capitana, no puedo más que hincar la rodilla, para recibir de tan regias manos, pañuelo de encaje y poder enjuagar mis lágrimas.
Si para Castilla voy, veré a la del breve nombre que todo lo encierra, Virgen poderosa, que cómo ave fénix, de sus cenizas resurgió para honor y gloria de su Hermandad.
Y ya, cerrando la Semana Grande, el añorado palio blanco, se torna, precisamente verde, para ver otra niña que ya no tiene más lágrimas que derramar. Trinitaria Esperanza, ruega por nosotros y por tus salesianos hijos. No nos abandones, y sigue reinando, por los siglos de los siglos.
Después de todo esto ¿Cómo voy a perder yo la esperanza?

Visitas: 63

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio