Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla


¡Ay , valiente costalero!
Vaya suerte la tuya
que con tu cuerpo de acero
puedes llevar a tu madre
hasta las puertas del cielo.
El sudor cubre tu frente,
sobre el peso del madero,
las lágrimas en tus ojos
brillan de noche como luceros,
tu corazón late de prisa
en cada levantá, en cada revirá,
en cada chicotá.
¡Costalero,costalero!
Que vas rezando al andar
luce a nuestra madre en el cielo
con tu dulce caminar,
con tu paso certero.
Es la primera llamada,
pon la fuerza en el costal,
¡Ay, valiente costalero!
Rézale como tu sabes
con los pies en el suelo y el alma en el cielo
meciéndola con el arte de un torero,
¡que ella sacara tus lágrimas
con su manto azul del cielo!
Pero al llegar al Barrero
emocionado por su caminar
el hermano nazareno
ya no puede aguantar más
y acercándose al respiradero,
a la altura del capataz,
le dice al costalero:
Dame tu faja y tu costal,
hermano costalero,
que es nuestra madre
y yo también la quiero llevar.
Sentirla sobre mis hombros,
subirla hasta su altar,
llevarla al cielo,
sentirla caminar.
Y bajo el peso de la trabajadera,
sentir el susurro de la oración,
el quejido de la madera,
el sonido del llamador
el llanto de la cera,
el redoble de tambor,
la angustia de la espera.
Dame tu faja y costal,
hermano costalero,
que yo también la quiero llevar,
con el amor mas sincero,
con la fuerza de mi alma,
con la flor de mi vida,
con mi alegría,con mi esperanza.
Que quiero olvidar mi dolor,
mis dudas, mi añoranza,
mi cansancio y mi temor.
Dame tu faja y costal,
hermano costalero,
que yo también la quiero llevar,
al compás de campanilleros,
a mi Virgen del Socorro
por las calles de Alcalá

Visitas: 146

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Música

Cargando…

© 2019   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio