Cofrades

Foro y Blog Semana Santa Sevilla



Cierra los ojos y abandónate al olvido de una fiesta de nostalgias oxidadas.
Deshazte de la ropa, encógete cual niño que en su madre se recrea.
Apaga el pensamiento y túmbate en tu cama de recuerdos.
Olvida que estás vivo y deja de contar el tiempo.
Reserva tus sonrisas más forzadas, escoge tus prendas delicadas.
Activa la memoria más profunda, revive tus vivencias enmarcadas.
Solapa el cristal de tus mejillas, esconde el dolor de tus ojeras.
Silencia cada llanto en tu amohada, destierra toda pena pasajera.
Exalta todo amor, toda risa, vibra al compás de tu condena.
Recuerda aquellos días que se fueron, bendice cada historia que recuerdas.
Entierra ese latir de la mañana, disimula el calendario que te mata.
Reza por el alma que arde en llamas, concreta los te quieros que ahora esperan.
Disipa toda niebla que te envuelve, alumbra con sonrisas la belleza.
Añora cada beso y cada abrazo, muere al recordar toda promesa.
Inunda de recuerdos tus bolsillos, forra de colores su presencia.
Esculpe en el calor su rostro anciano, perfila su figura a cada rato.
Derrumba las murallas que te asfixian, sonríe y pon fin al apartado.
Sostén en tu esperanza lo quebrado, pregona la belleza del pasado
Inflama tus mejillas de vergüenza, responde en carcajadas al lamento.
Aguanta la mirada en sus despojos, reanuda la alegría de aliento.
Piensa que si llega, también pasa, piensa en el orgullo sin romperlo.
La ironía de la vida... no es Dios el único que nace en Navidad. En Navidad nacen recuerdos y oraciones, promesas, canciones, olores, sabores, presencias, vivencias, nostalgias, penas, alegrías y sinsabores. Que vista de luto no es necesariamente pregonar que no sonría. Si este año, desde ahí arriba, no me ves sonreír, no es que no esté feliz... es que todas, absolutamente todas y cada una de mis sonrisas, las estoy guardando para ti.
Sé que estarás ahí. Sé que sentiré tu mano. Sé que notaré tu aliento. Lo sé porque ya te siento. Quererte me sabe a poco. Adorarte aún más todavía. Amarte se queda corto. Nada es suficiente, nada me llena, nada me sacia. Porque nada es comparable a no verte, a saber que realmente te marchaste, que no es un mal sueño, que la vida me dejó sin lo que más amaba... Nada es comparable a mirar tu periódico y tu cama, tu silla y tus cosas y comprobar con la misma inocente sorpresa de siempre que, efectivamente, ya no estás en casa. Porque lo peor... lo peor es la ausencia que cada día crece más y más, la pena que cada vez quema más la garganta, la angustia que provocan los adornos navideños, el pálpito que estalla al ver a niños ilusionados hablando de juguetes modernos... Nada sería mejor regalo que tenerte aquí. Más aún de lo que ya te tengo, pero aquí. Moriría con tal de volver a verte sonreír. Conmigo, a mi lado, cinco minutos siquiera, y poderte decir que te voy a querer toda la vida; hasta que cierre los ojos, me despida del mundo y los abra ante ti, poniendo fin a esta espera.


Te quiero como nadie alcanzaría a imaginar. Te necesito más cerca de mí que nunca.

No me falles.



Sergio Rovayo

Visitas: 307

Comentar

¡Necesitas ser un miembro de Cofrades para añadir comentarios!

Participar en Cofrades

Comentado por Azahar y jazmín en noviembre 10, 2010 a 12:47pm
Sencillamente precioso Sergio, besos.

Sobre


Publicidad

 




 

Pasión en Sevilla

Eventos

Música

Paused...
  • 1.
    adaptacion de marcha

© 2021   Creado por Pasionensevilla.   Tecnología de

Emblemas  |  Reportar un problema  |  Términos de servicio